La Verdad
img
La demografía del futuro
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 07-10-2010 | 20:04| 0

Ver Post >
Golpe contra la corrupción urbanística en Murcia
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 05-10-2010 | 20:59| 0

Ver Post >
Primarias en el PSOE
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 04-10-2010 | 20:21| 0

Ver Post >
Ante la huegal general
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 26-09-2010 | 11:28| 0

En un minucioso reportaje que arranca en la siguiente página, Julián Mollejo se adentra en la “cocina” de la huelga general del próximo miércoles y desvela los preparativos y la estrategias de las organizaciones sindicales en la Región de cara al 29-S. Los líderes de ambos sindicatos, Daniel Bueno y Antonio Jiménez, detallan además en las páginas de Opinión las razones de fondo de la convocatoria y su convencimiento de que la huelga, más allá de suponer el ejercicio de un derecho constitucional, servirá para dar un volantazo a la nueva política económica de Zapatero. Desde el respeto a los puntos de vista de los sindicatos sobre una reforma laboral que en realidad no gusta a nadie, discrepo de la oportunidad y utilidad de este paro. No habrá vencedores el próximo miércoles porque esta huelga general, la sexta de la democracia, es la consecuencia última de un fracaso colectivo en el que perdimos todos: el proceso de diálogo social que Rodríguez Zapatero, la patronal CEOE y los sindicatos UGT y CC OO iniciaron en julio de 2008 para sacar al país de la crisis. Se trataba de buscar acuerdos para hacer frente al paro y reconducir a España hacia la senda del crecimiento económico. Lo que se necesitaba y se perseguía es justo lo contrario de lo que se va a producir el próximo miércoles con la paralización del país. Los ciudadanos consideran que los sindicatos, como también los actuales dirigentes de la CEOE y el Gobierno, son corresponsables de la crisis y eso explica, como contamos hoy en nuestro suplemento “Dinero y Empleo”, que dos de cada tres trabajadores declaren en las encuestas que no secundarán el paro. Zapatero no se lo está poniendo difícil a los sindicatos. Resulta sorprendente pero la huelga se llevará a cabo con la plena colaboración del Gobierno contra el que se convoca. Ahí están las declaraciones de José Blanco, que calificó de «acuerdo histórico» el pacto alcanzado con las organizaciones sindicales para fijar los servicios mínimos en el transporte. Las palabras del ministro reflejan un gesto de generosidad con quienes hasta hace pocos eran sus principales aliados en materia económica, en un momento de exultante estado de ánimo en el Gobierno tras el apoyo del PNV a los Presupuestos de 2011, un balón de oxígeno conseguido a fuerza de ceder más competencias del Estado, pero que asegura la estabilidad necesaria hasta las elecciones autonómicas. Los problemas de Zapatero no están ahora en la esfera del Gobierno, sino en el monumental lío interno del PSOE a cuenta de las primarias en Madrid y Valencia. Por eso quienes más se juegan con la huelga son los propios sindicatos, cuya capacidad de movilización y de influencia quedó en entredicho con el paro de los funcionarios públicos. La posibilidad de que Zapatero varíe el nuevo rumbo de su política económica, como hicieron González y Aznar tras dos huelgas generales, resulta remota porque la reforma laboral y el ajuste del gasto público no son decisiones personales del presidente del Gobierno. Son, por el contrario, recetas impuestas por la Unión Europea para hacer frente a una crisis de imprevisibles consecuencias.

Ver Post >
El Islam y los “tontos del cool”
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 19-09-2010 | 11:26| 0

En la estrategia del yihadismo internacional cualquier oportunidad es buena para excitar a través de la Red los ánimos de los islamistas radicales en todos los rincones del planeta. Los ataques contra la web de la discoteca “La Meca” de Águilas y la aparición de un vídeo amenazador en “YouTube”, desvelados por “La Verdad”, lo han puesto de nuevo en evidencia. El nombre y la arquitectura de un local de ocio es suficiente excusa para movilizar a quienes, bajo la interpretación fanática de una religión que profesan 1.500 millones de personas, están dispuestos a cometer cualquier atrocidad en nombre de Alá. No estamos en Murcia ante un caso caso de auténtico calado, como las guerras de Irak y Afganistán, la quema de retratos de Mahoma o el conflicto enquistado de Oriente Próximo, pero los integristas islámicos no tienen límites en su sinrazón. El reciente episodio del pastor de Florida que puso en alerta al mundo al anunciar una quema masiva del Corán el pasado 11-S, como respuesta a la ubicación de una mezquita cerca de la “Zona Cero”, revela que no hace falta mucha leña para provocar un incendio pavoroso. A propósito del peculiar pastor de Florida, la columnista Gail Collins escribía en “The New York Times” que al menos en Estados Unidos hay una parte no insignificante de la población capaz de cometer todo tipo de locuras. Titulaba su artículo “La doctrina del 5 por ciento”, porque ese es el porcentaje de la población norteamericana capaz de pensar que puede ser divertido inventarse que ha visto una bomba en el lavabo de un avión y decírselo a la azafata en pleno vuelo. No se trata de personas a las que se ha diagnosticado una enfermedad mental, sino individuos en apariencia normales pero que son capaces de idear disparates como la quema de cientos de ejemplares del libro sagrado de los musulmanes. Entre los radicales islamistas, por un lado, y los que están “grillaos” por otro, la mayoría de la población de los países occidentales vivimos sobre un polvorín. No termina de gustarme el desenlace del “caso La Meca”, una alianza de civilizaciones improvisada a escala local, porque está propiciado por el temor a los violentos y nos plegamos a una amenaza radical. Pero tampoco me parece una brillante ocurrencia utilizar el símbolo de la media luna y el nombre de “La Meca” para un bar de copas con diseño de mezquita, aun cuando no hubiera ningún ánimo de ofensa en quienes lo eligieron varias décadas antes de que el islamismo integrista fuera un serio problema. Los símbolos de todas las confesiones religiosas merecen ser respetados en las sociedades laicas, pero ahora son el último grito entre los “tontos del cool”, esa nueva tribu que pulula por los ambientes nocturnos y que no es más que una variante del inofensivo tonto del pueblo pero en plan urbanita y posmoderno. Si no actuamos con sentido común estaremos más expuestos al peligro de los fundamentalistas y de ese 5% de imprevisibles insensatos.

Ver Post >
Paramount, primer asalto
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 12-09-2010 | 09:34| 0

El respaldo inequívoco de Paramount a la instalación en la Región de Murcia del mayor parque temático y de ocio de Europa tiene múltiples lecturas, al margen de las vicisitudes que el proyecto puede encarar en la nueva fase de búsqueda de inversores en España y fuera de nuestras fronteras. Quizá la más esperanzadora es que, por primera vez, ha quedado demostrado que la Región tiene un potencial turístico y de ocio atractivo para las más exigentes multinacionales del sector. El mérito es de quienes han llevado a cabo de forma prudente y rigurosa la negociación, los consejeros Pedro Alberto Cruz y Salvador Marín, artífices ambos de un compromiso que, en el plano político, ha supuesto una incostestable inyección de credibilidad para el Gobierno de Ramón Luis Valcárcel. La falta de noticias sobre unos contactos sujetos a cláusulas de confidencialidad había sido interpretada por los más escépticos como un claro signo de que todo era un fiasco de proporciones monumentales.El Gobierno regional era consciente de esas dudas y también de los riesgos de la compleja negociación que tenía entre manos. De ahí que sea el momento de reconocerle su habilidad y acierto en no apartarse del guión establecido: trabajar en silencio y con todas las cautelas en la consecución del compromiso de la Paramount. Ahora se abre otro capítulo no menos relevante y plagado de nuevas incertidumbres. El proyecto pasa a ser pilotado por la iniciativa privada, a través de una sociedad liderada por Jesús Samper, el polémico propietario del Real Murcia al que incluso sus mayores detractores le reconocen un fino olfato para los negocios. La Paramount pondrá la marca y el diseño y el Ejecutivo regional su respaldo institucional, al que se ha sumado sin titubeos el Gobierno central a través de su delegado, Rafael González Tovar. Pero será Jesús Samper y los empresarios que se sumen quienes tendrán que reunir los fondos necesarios para cuajar un proyecto que debería seguir siendo una iniciativa estratégica regional y no derivar en un ‘superpelotazo’ que beneficie a unos pocos. Obtener la financiación no va a ser fácil. Más aún cuando la inversión extranjera se ha retraído por efecto de la crisis y de una política económica que hasta hace sólo unos meses había debilitado la imagen de marca de España en los mercados internacionales. El plan maestro que ahora se confeccionará para reunir los miles de millones de inversión será la clave de bóveda de un proyecto que no deberá responder al perfil del parque temático tradicional, una fórmula bien conocida en nuestro país y que está en franca regresión como oportunidad de negocio. Hay otros factores en liza, como las infraestructuras y los servicios asociados, pero la suerte del proyecto dependerá especialmente de si se fundamenta en una propuesta innovadora, con vertiente industrial y bien diseñada en sus aspectos financieros.

Ver Post >
El sudoku de Blanco
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 29-08-2010 | 13:12| 0

La historia se repite. Vuelve el ‘sudoku presupuestario’ de Pedro Solbes, como lo tildó el ex vicepresidente hace cuatro años, pero ahora a la mesa del ministro de Fomento, José Blanco. Entonces también estábamos en un septiembre previo a unas elecciones autonómicas y se dirimía la distribución de las inversiones del Estado en las comunidades para los Presupuestos de 2008. Todo un rompecabezas que encendió el debate político y la disputa territorial. Irónico e inteligente, Solbes hablaba de ‘sudoku’ porque Zapatero le encomendó un puzzle con una pieza inamovible que lo condicionaba todo. Fue pactada por el presidente y Artur Mas en aquella reunión celebrada un sábado de enero de 2006 en La Moncloa, donde se fraguó el acuerdo político del Estatut. Esa pieza es la disposición adicional tercera del Estatut que convertía a Cataluña en la única comunidad con inversiones estatales garantizadas durante los próximos siete años (2007-2013), vinculándolas a su contribución al PIB nacional. El Gobierno de Manuel Chaves tomó nota y tiempo después alcanzó un acuerdo estatutario con Zapatero que blindaba un porcentaje de la inversión estatal en virtud del peso poblacional de Andalucía. Abierto el melón de las reformas estatutarias, Aragón siguió la misma senda. Con esas cláusulas de inversión, ineludibles porque los estatutos devinieron en leyes orgánicas, Cataluña y Andalucía eran las ganadoras de antemano del ‘sudoku’ de Solbes. Cuatro años después, agobiado por los sondeos electorales, el presidente Griñán se reunió este lunes con Zapatero para recordarle que Andalucía, en virtud de su estatuto, tiene derecho al 17,8% de la inversión. De esa forma arrancó 125 millones de los 700 millones recuperados para infraestructuras y anunció, 72 horas antes de que el ministro de Fomento lo explicitase en el Parlamento, que su comunidad era la más beneficiada de ese rescate. Como se comprobaría el jueves, las otras dos mejor paradas del ‘sudoku’ de Blanco han sido Cataluña y Aragón. Blanco rechazó que hubiera favorecido a comunidades cuyo gobiernos puede perder el PSOE, pero éstas ya partían de nuevo con ventaja por los acuerdos políticos que Zapatero cerró a lo largo de 2006 con Mas y Chaves. La última palabra no está dicha porque Elena Salgado precisó que los 700 millones, y por tanto la lista definitiva de obras, están supeditados a la negociación de los Presupuestos de 2011. Las perspectivas para la Región de Murcia, que recibió la pedrea de dos tramos de la autovía del Altiplano, no son halagüeñas en este inminente proceso de elaboración de las cuentas públicas. Ahí estarán esos blindajes estatutarios que hipotecan la política de inversiones estatales y perjudican a territorios históricamente marginados por su bajo peso poblacional (y electoral) como Murcia, donde se necesitan modernas infraestructuras de transporte tanto como el agua.

Ver Post >
Riadas
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 22-08-2010 | 13:09| 0

La tromba de agua que ha originado daños por valor de más de un millón de euros en Águilas y serios destrozos en Mazarrón debería suscitar una seria evaluación sobre los esfuerzos acometidos en la prevención de las riadas que periódicamente azotan la Región. La furia torrencial de la lluvia caída el pasado martes destapó hechos puntuales difícilmente explicables, como la aparente permisividad del Ayuntamiento de Águilas con el temerario aparcamiento de vehículos en el curso de una rambla y la ubicación de viviendas en una zona proclive a las inundaciones en Mazarrón. Las características de la tormenta dejaron también en evidencia las actuales limitaciones técnicas y científicas para predecir con suficiente antelación la posible irrupción de estos fenómenos meteorológicos tan localizados. Lo sucedido no empaña la buena labor profesional de la agencia estatal Aemet, pero algunos detalles ocurridos durante este episodio deberían ser revisados internamente para mejorar este vital servicio, como el ‘apagón’ del radar regional durante un hora el día de la tromba o su incapacidad para detectar nubes tormentosas en capas bajas. Todo el análisis de los factores concurrentes en las inundaciones vividas esta semana no debe orientarse a la búsqueda de chivos expiatorios sino a extraer lecciones de posibles errores para que contribuyan a atenuar el impacto de estos fenómenos naturales extremos que se ceban con el sureste español. Es una amenaza bien conocida y en la que se ha avanzado mucho en los últimos años, a través de iniciativas como el Plan General contra las Avenidas en la Cuenca del Segura. Pero como ha informado ‘La Verdad’ a lo largo de esta semana, buena parte del trabajo está por hacer ya que aún hay cauces en localidades del litoral que siguen desbordándose por lluvias torrenciales. De nada servirán todos los esfuerzos si persiste la contumaz tendencia a ocupar zonas inundables con viviendas, cultivos e invernaderos, a variar el curso natural de las ramblas o planificar la ordenación del territorio sin tener en cuenta las peculiaridades meteorológicas y orográficas de cada lugar. A los dirigentes de distinto color político con responsabilidades en la administración central, regional y local hay que exigirles mejor coordinación y colaboración en la prevención de riesgos naturales. Afortunadamente, no hubo que lamentar víctimas en esta ocasión, pero la magnitud del riesgo debería encauzar este reto por sendas más constructivas y alejadas de esa riada de descalificaciones mutuas a las que no tiene acostumbrados parte de la clase política. Que esos lodos no degraden la gestión de lo público es la demanda de la mayoría de los ciudadanos en los tiempos que corren.

Ver Post >
Catarsis en el socialismo murciano
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 15-08-2010 | 13:04| 0

Uno de los más relevantes atributos que determinan el nivel de la calidad de las democracias es la expectativa real de alternancia en el gobierno. Cuando cohabitan proyectos políticos alternativos con fuerte respaldo electoral, las tentaciones acomodaticias o arbitrarias son menores en quien detenta el poder, se robustece el control del Ejecutivo y se incrementan las posibilidades de alcanzar consensos de amplia aceptación social. El último barómetro del Centro de Estudios Murcianos de Opinión Pública (Cemop) reflejó, a menos de un año de las elecciones autonómicas y municipales, una situación bien distinta. Los socialistas del PSRM caían ocho puntos en estimación de voto, dejando una brecha de hasta casi 38 puntos de diferencia a favor del PP. El sondeo electoral fue realizado antes de que el presidente Zapatero anunciara el estricto plan de ajuste de las cuentas públicas que tantas consecuencias, incluida una huelga general convocada para otoño, ha traído en lo político, lo económico y lo social. Si se cumplieran esas perspectivas, el PSRM no ocuparía ni un solo puesto en la Mesa de la Asamblea Regional y perdería incluso dos senadores autonómicos. A la vista de este sondeo, pero también de otro interno sobre la valoración de los dirigentes del PSRM, el líder de los socialistas murcianos, Pedro Saura, se ha apartado de la carrera electoral para dar paso a otro candidato que, en caso de concurrir dos o más aspirantes, elegirán los militantes el 6 de octubre. Con el visto bueno de la Ejecutiva Federal del PSOE, que no ha puesto trabas a la salida de Saura a la luz de las encuestas, la Ejecutiva del PSRM busca un revulsivo que movilice a la izquierda, cohesione a un partido muy proclive a las luchas intestinas y consiga en las urnas un escenario distinto al catastrófico apuntado por el Cemop. Está por ver si las bases del partido optan por el continuismo con la elección de un candidato tutelado por Pedro Saura, que no dejará la secretaria general hasta 2012, o da un giro más profundo que busque la victoria en 2015 ante un rival sin la fortaleza de Ramón Luis Valcárcel. El debate está abierto entre los dirigentes que apuestan por un mero cambio de cabeza de cartel y los que abogan por rediseñar gran parte de la estrategia política, reorganizar el partido y renovar los mensajes para que calen con mayor eficacia en una ciudadanía que, con sus votos, mantiene a los socialistas en la oposición desde hace quince años. Crisis de liderazgo o crisis de proyecto. Ese es, en suma, el interrogante de fondo que tendrá que despejar la militancia socialista en un proceso interno que, por el bien de la sociedad murciana, debe ser respetado por el resto de partidos políticos y agentes sociales.

Ver Post >
Test de resistencia ciudadana
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 08-08-2010 | 13:03| 0

Me lo contaba un amigo hipocondriaco en un escueto correo electrónico sobre sus vacaciones: «Lo de viajar por este país se está poniendo imposible. El cambio de aguas me está tocando los riñones y por la noche tengo delirios cuasimísticos por el calorazo. Ahora en serio, lo que de verdad me impide dormir es la duda de si me pillará la huelga de los controladores aéreos». Media España ha cerrado en agosto, pero algunos problemas enquistados y otros sobrevenidos por la crisis no dan tregua al ciudadano. El de los controladores ya es un clásico del verano que explota cuando toca negociar su convenio colectivo. No es la primera vez que estos 2.200 profesionales, por la vía de huelgas de celo o encubiertas, han impuesto su capacidad de intimidación para perpetuar un status laboral marcado por unos privilegiados salarios, el control sobre la organización de su trabajo y una capacidad decisiva para condicionar el acceso a la profesión. El ministro José Blanco ha tenido los arrestos necesarios para abordar la regulación y liberalización de la gestión del tráfico aéreo, una decisión conflictiva pero a la que estaba abocado por la deuda de 15.000 millones que arrastra AENA (el ente gestor de los aeropuertos) y por el proyecto comunitario del cielo único europeo que persigue, entre otros fines, reducir a la mitad el coste de volar en la UE. La respuesta de los controladores ha sido el anuncio de que irán a su primera huelga legal a partir de la segunda quincena de agosto, sin precisar la duración ni las fechas concretas, lo que ha tenido ya un efecto disuasorio en las reservas de vuelos y alojamientos, con las consiguientes pérdidas para el turismo y las líneas aéreas. Blanco, el único ministro visible en este arranque de agosto, tiene otro frente abierto con el recorte en obra pública. El lobby de los constructores reclama un plan de reestructuración y ayudas crediticias como las recibidas por la banca y el sector del automóvil. Mientras, los transportistas andan con la mosca detrás de la oreja ante la posibilidad de que Fomento implante la ‘euroviñeta’, una directiva que obligaría a pagar tasas por el uso de las autovías. Y antes de coger vacaciones, los ministros Corredor y Sebastián dejaron también sumidos en la incertidumbre a los promotores inmobiliarios por el recorte de las ayudas a la compra de vivienda de protección oficial y a los productores de energía fotovoltaica, fomentada por una retribución muy generosa, que afrontan ahora un drástica rebaja de las primas. Son muchos los colectivos damnificados por el repentino ajuste de las cuentas públicas que, como mi amigo, viven en la incertidumbre en un verano transmutado por la crisis en un auténtico test de resistencia ciudadana.

Ver Post >

Etiquetas

Otros Blogs de Autor