La Verdad

img
El año nuevo empieza en septiembre
img
Andrea Tovar | 11-09-2017 | 08:42| 0
Vía Tumblr (fuente: cooper-honey)

Vía Tumblr (fuente: cooper-honey)

 

Septiembre. Del latín september, setembris, derivado de septem. Siete.

Es nuestro noveno mes, pero el séptimo en el calendario romano. En siete días Dios hizo el mundo y el último descansó. En nuestro mes séptimo, aunque noveno, nadie descansa. Más bien vamos desperezándonos lentamente, preparados para la siguiente ración de año.

El año no empieza en enero. Eso es mentira y todos lo sabemos. Nadie cambia en enero, enero está ahí, encajado en mitad del calendario hábil. Cuando llega la Navidad ya llevamos unos cuantos meses de rutina, y cambiarla solo porque hayamos tirado confeti y comido un puñado de uvas regadas con vino no tiene ningún sentido.

De hecho, en turco, septiembre es eylül, y en sirio, aylûl significa uva. Ahí lo tienes. Las uvas se toman de verdad este mes. Por su parte, en Eritrea y Etiopía, las lenguas amhárico y tigrinya denominan septiembre como meskerem, porque es cuando florecen las plantas amarillas homónimas, y tal acontecimiento es el que, según los antiguos calendarios cristianos ortodoxos, marca el comienzo de la temporada de grandes cosechas en ambos países, y por tanto, el Año Nuevo.

Ver Post >
Lo que te mereces. Declaración particular de Derechos del Hombre, la Mujer y Cualquier Otro Ente A Quien Resulte Aplicable
img
Andrea Tovar | 04-09-2017 | 10:56| 0
Vía Tumblr (fuente: @tearsintopearls)

Vía Tumblr (fuente: @tearsintopearls)

Prácticamente la totalidad de los comportamientos humanos están regulados por una norma, general o específica. De no ser así, se aplican los usos y costumbres sociales del ordenamiento jurídico. Por último, si no existe norma ni uso, están los principios generales del Derecho, entendidos como una especie de sentir general que deriva de la religión y de la Ética.

Hay tres fuentes bien completas para acotar la conducta. Es difícil que haya lagunas totales en Derecho. Si las normas no están positivizadas, es decir, codificadas, suelen existir esas otras, no escritas.

Está todo pensado. O casi todo.

Sabes, así, que no puedes beber en la calle, ni desnudarte en mitad del supermercado, ni pegar un puñetazo a la cajera. No sabes cómo lo sabes, simplemente lo sabes. De este modo, el Derecho está presente en tu vida aunque lo desconozcas. La ignorancia de la Ley no exime de su cumplimiento.

Pero, ¿y tus derechos? Como ser humano.

Aquí va mi Declaración particular de los Derechos del Hombre, la Mujer y de Cualquier Otro Ente A Quien Resulte Aplicable.

Ver Post >
¿Qué haría Beyoncé?
img
Andrea Tovar | 28-08-2017 | 10:38| 0

 

Vía Tumblr (Fuente: @rubenstudio)

Vía Tumblr (Fuente: @rubenstudio)

Todo el mundo tiene un superhéroe dentro.

La mía se llama Beyoncé.

Podría llamarse J.K. Rowling o Frida Kahlo, incluso María Teresa Campos. Quiero decir que cada uno es libre de elegir su superhéroe. La mía sería mujer, por razones obvias. Con todo, he elegido a Beyoncé, por algún motivo.

No es que fuera una decisión consciente. Simplemente estaba triste, muy triste, uno de esos días en los que la tristeza es tan profunda, negra y húmeda que te empalaga un poco los pulmones y empieza a densificarse en el estómago. Entonces, una pregunta surgió de la nada, bajito pero nítido:

– ¿Qué haría Beyoncé?

Ver Post >
Te voy a decir una cosa sobre el futuro. Tiempos (III)
img
Andrea Tovar | 21-08-2017 | 09:31| 0
Vía Tumblr (fuente: b3ngal)

Vía Tumblr (fuente: b3ngal)

¿El futuro?

Te voy a decir una cosa sobre el futuro.

El futuro es como el ciber-amigo al que crees conocer, pero es hermético, huidizo, no se abre. Nunca aparece, jamás lo conocerás en persona, pero su sombra no dejará de revolotear.

El futuro genera ansiedad porque se escapa de los dedos al intentar agarrarlo.

Ansiedad o esperanza, una de dos. Ilusión por los proyectos, y entonces es fe, e impulso de supervivencia. El futuro no es nada y a la vez es todo: si dejas de confiar en él, estás acabado.

Ver Post >
Carpe diem, ok, pero como tú quieras. Tiempos (II)
img
Andrea Tovar | 14-08-2017 | 09:05| 0
Vía Tumblr (Fuente: shannonlikesstuff)

Vía Tumblr (Fuente: shannonlikesstuff)

 

Es domingo por la mañana. Acabo de despegar los párpados. Me desperezo en mi cama gigante y me siento relativamente feliz. Enciendo el móvil para mirar la hora. Craso error, porque acabo abriendo la aplicación de Instagram.

Que son las once de la mañana y pasé el sábado noche charlando con mi prima del más y del menos. Me dormí a las cuatro después de tanto palique y de medio capítulo de The Leftovers, y en general, a gusto con la vida, como dicen en el anuncio. Que el error no es ese, mi plan de sábado noche, pero de pronto parece serlo.

Porque en Instagram me apabullan miles de planes ajenos, intrépidos y geniales. Mira estos, que se han ido de viaje a Canarias. Y estos otros, todavía mejor, en Vietnam. Joder, mira cómo disfrutan, estos sí que saben. Y los de por aquí cerca… pues claro, en macro-discotecas, más tibios que el agua del Mar Menor, bailando Daddy Yankee. Y yo, qué. Hablando con mi prima, que la tengo más vista… (te quiero, prima) hasta las cuatro de la mañana. De un sábado. Muy bien, Andrea. Genial. Sigue pasando así la juventud. Vas a morir sin haber vivido. No estás viviendo nada, Andrea. Qué poco sabes vivir.

Ver Post >
Por qué sigues atrapado en tu deprimente pasado. Tiempos (I)
img
Andrea Tovar | 07-08-2017 | 08:14| 1

 

Vía Tumblr (fuente @peoplealwaysleave-99)

Vía Tumblr (fuente @peoplealwaysleave-99)

 

El otro día tuve una revelación clara, mediocre en apariencia, pero efectiva en cuanto al fondo. Me refiero a que cuando dejas que las palabras calen en toda su esencia, tocan puntos inesperados:

«El pasado ya no existe. El futuro tampoco. Todo lo que tengo en esta vida es esto, el aquí y el ahora».

Se ha escrito y hablado mucho sobre el tiempo, esa cuarta dimensión en la que nos desarrollamos, nosotros y nuestra larguísima historia personal. Creo que la razón de ello es que no parece justo que, con la ligereza que comporta el presente –estoy en esta cafetería, bebo café, tengo veinticinco años, peso cincuenta y tres kilos-, tengamos que pasear cargados con las pesadas mochilas del pasado y del futuro.

Con este post abro la trilogía de Tiempos, un repaso por Pasado, Presente y Futuro. Como los tres fantasmas de la Navidad, solo que en época estival, aprovechando que ahora tenemos, precisamente, más tiempo para pensar en ello, y que se nos concede un descanso de la rutina que deja espacio a la reflexión serena.

Ver Post >
No quiero hablar de muerte, sino de vida
img
Andrea Tovar | 07-08-2017 | 08:15| 0

 

Imagen de Every Brilliant Thing (HBO)

Imagen de Every Brilliant Thing (HBO)

Qué quieres que te diga. Estoy con el aplatane típico de fin de julio. No tengo muchas reflexiones de calidad que ofrecer al mundo, ni reflexiones mediocres, ni siquiera reflexiones de mierda.

Si te soy sincera, había preparado un artículo sobre el suicidio de Blesa y el de Chester Bennington, el cantante de Linkin’ Park. Más que sobre su muerte, quería hablar de que el aporte individual a la colectividad debería hacer que el amor fluyera y todo eso. Me refería a lo importante que es no machacar a nadie, sea corrupto o sea Judas, y no ser violento –por lo visto a Chester le violaron desde los 7 a los 12 años-, y saludar al tendero al ir a comprar, e interesarse por la vida de las vecinas, en general. Rebasar la frontera del civismo y practicar una religión común de buenos propósitos, en definitiva, para hacer que la vida sea más agradable para todos y nadie tenga ganas de suicidarse.

Pero esta mañana, al ir a subir el artículo, me ha dado pereza. He pensado que precisamente, lo mejor que hay para combatir el suicidio es la vida. En el documental Every Brilliant Thing (HBO), el hijo de una depresiva crónica y potencial suicida, se dedica a hacer una lista larguísima con todos los motivos por los que merece la pena vivir. Así que, si me lo permites, voy a hablarte de vida y no de muerte. De vida en verano. De la playa.

Ver Post >
¿De qué color son mis ojos?
img
Andrea Tovar | 07-08-2017 | 08:15| 0
Vía Tumblr (fuente: @kinoaida)

Vía Tumblr (fuente: @kinoaida)

 

Nos presentamos así, entre sonrisas tímidas y palabras elocuentes. Cada gesto tenía un profundo eco, y la menor distancia entre los cuerpos era proporcional a la velocidad del latido. Nos mirábamos el color de los ojos, estudiábamos las arrugas que se formaban en las comisuras al reír. Espiábamos cuando el otro miraba hacia un lado. La textura de la piel, la forma del cuello.

Queríamos querernos. Y nos quisimos.

Nos quisimos tanto que se nos olvidó mirarnos. Así, directamente, sin clandestinidad.

 

-¿De qué color son mis ojos?

-Del color de la duda.

-¿De la duda?

-No hay nada más cierto que esta eterna duda que nos envuelve.

-Yo si de algo dudo es de todo menos de esto.

-¿De esto?

-De nosotros. De querernos.

 

Sin embargo, se acabó la función, se despejó la duda.

Ver Post >
Mmm… mándame foto. Los Diez Mandamientos del sexting
img
Andrea Tovar | 10-07-2017 | 09:55| 0
Vía Tumblr (fuente @mauritswiesen)

Vía Tumblr (fuente @mauritswiesen)

¿Sex… qué?

Sexting.

Lo mismo lo has practicado y aún no lo sabes. El término se acuñó en 2004, en un artículo llamado Text Gratification del Globe & Mail: Sext messaging, referido a la práctica de mantener conversaciones subidas de tono, y al envío de imágenes o vídeos, a través de un dispositivo electrónico.

Esto de desarrollar los preliminares por escrito, en versión gráfica y a distancia no es un invento del siglo XXI, claro está. Como dice Juan en su Evangelio (1:1), en el principio ya existía la palabra. Piénsese en las cartas de amor y lujuria, como las que le gustaba enviar a James Joyce, dirigidas a Nora, su mujer:

‘Nora, my love for you allows me to pray to the spirit of eternal beauty and tenderness mirrored in your eyes or to fling you down under me on that soft belly of yours and fuck you up behind like a hog riding a sow’. / ‘Nora, mi amor por ti me permite rezar al espíritu de la belleza eterna y la dulzura que se refleja en tus ojos, o colocarte debajo de mí sobre tu suave vientre y follarte como un puerco que monta a una cerda’ (Addicted to Sexting, Netflix).

En 1948 se inventó la Polaroid, y eso le dio al asunto una vuelta de tuerca, porque antes alguien tenía que revelar las fotografías, normalmente en un estudio, lo que significaba que unos cuantos desconocidos te veían en bolingas antes que tu amado/a.

Nosotros hemos hecho con este concepto como se hace con todo en la actualidad: nos hemos apropiado de él, le hemos dado un nombre anglosajón y lo hemos tecnificado.

Ver Post >
Guía rápida hacia el centro de ti mismo
img
Andrea Tovar | 10-07-2017 | 09:25| 1
Vía Tumblr (fuente: tylerspangler)

Vía Tumblr (fuente: tylerspangler)

 

Me llamaron para ir a dar una charla a la Lanzadera de Empleo. ¿Sobre qué?, pregunté yo. Porque vamos, yo podría dar charlas de… absolutamente nada. Sobre tintes del pelo, a lo mejor.

Sobre motivación, contestaron al teléfono.

Motivación. Del latín motus. Significa algo así como dirección, impulso, que guía la acción y la conducta. Lo sé porque, en el pasado, lo he buscado en Wikipedia unas cuantas veces en las que planeaba rajarme las venas con las páginas del libro de texto.

Vale, de motivación sé algo. Porque antes no la sentía y ahora sí. Antes estaba en un mundo sin color y ahora… ahora estoy aquí, dondequiera que eso sea. Y me doy cuenta de que muchos están en mi situación: han estudiado una cosa, incluso han trabajado ya, y de pronto no saben, por una razón o por otra, qué hacer con sus vidas.

Gracias al Cielo, vinieron unas chicas estupendas y la conferencia se convirtió en una tertulia animada de las que extrajimos algunos puntos importantes. De camino a casa pensé que ese tipo de orientación es absolutamente necesaria para los que van a elegir estudios universitarios, pero no se da casi nunca. Me refiero a una conversación real sobre aspiraciones, metas, horarios laborales y pasiones. Propusimos hacer una cosa así hace un año en el curso de mi hermano pequeño, y se negaron por falta de tiempo. Y así van las cosas, cientos de jóvenes encajados en Medicina-Fisioterapia-Enfermería-Arquitectura-Ingeniería-Magisterio-Periodismo-Farmacia-ADE. Así que, puesto que la última hornada millennial está a punto de clasificarse en uno de esos destinos, aquí van los apuntes que pueden salvar más de una decisión errónea -que, aunque cada cosa que hacemos nos enriquece, algunas pueden ser especialmente frustrantes si tienen poco que ver con nosotros-.

Ver Post >
Sobre el autor Andrea Tovar
De momento, veinticinco primaveras o un cuarto de siglo, según se mire. Me resulta complicado pitar cuando conduzco, así que vuelco esa ira sobrante aquí. Sin embargo, me gustan más cosas de las que me disgustan: me gusta gesticular cuando hablo, la gente que se sienta en el suelo y los helados de Stracciatella, por ejemplo. El pelo me cambia de color según los posts que escribo. Puedes leer mis relatos en la web de la revista literaria RSC (Relatos Sin Contrato). Para más info de lo que hago, sígueme en Instagram: @atovv

Etiquetas

Otros Blogs de Autor