La Verdad
img
Autor: sargento emilia
Drones y policía local
img
sargento emilia | 14-02-2018 | 7:46| 0

Se había organizado unas jornadas sobre drones, en el municipio de Alcorcón. En un enorme salón de actos, cientos de profesionales pudieron disfrutar de unas ponencias punteras sobre el uso de estos aparatos voladores, en los diferentes cuerpos policiales y también en bomberos y protección civil de diferentes municipios y en la unidad militar de emergencia (UME).
A pesar de lo futurista que pueda parecernos el uso de drones, esa tecnología ha llegado para quedarse. Y, porque su utilización puede amenazar a nuestra intimidad o entrañar un peligro físico si se hace un mal uso de estos artilugios, es necesario empezar a difundir información y formación. Especialmente en los colectivos dedicados a las emergencias, que pronto habrán de contar con nuevos empleos, relacionados con estas tecnologías.
Los bomberos de Valencia explicaban, con vídeos didácticos, el uso de drones para la inspección de edificios y el aseguramiento de fachadas. También su utilización resultaba sorprendente, para poder llegar a zonas de difícil acceso y para el control de los incendios forestales, que pueden ser localizados y delimitados al instante. Con una perspectiva privilegiada sus visores pueden alertar del peligro para personas, núcleos de población o incluso para el patrimonio histórico y cultural.
Protección civil de Madrid y la UME nos hablaban del uso de drones en zonas de catástrofe, donde es necesario tener una visión panorámica de las zonas afectadas y también en los derrumbes, para evitar arriesgar vidas humanas. Los drones han resultado eficaces ya para encontrar senderistas o montañeros desaparecidos o para atender, desde el minuto uno, a un paciente en situación crítica e incluso para poder facilitarle instrucciones o medicación.
Policía nacional y Guardia Civil, con integrantes ya especializados en drones, enumeraban la complejidad de la legislación existente, sus lagunas y la dirección en la que los gobiernos, en el ámbito europeo, querían ir, en esta materia. Esta novedad tecnológica, que ya se utiliza en las guerras, va a cambiar, sin duda, el mundo. Con especialistas en vuelo de drones, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado ya los estaban aprovechando para sus investigaciones policiales y judiciales y también para el control de delincuentes o para la lucha contra el narcotráfico, por ejemplo.
Una de las policías locales, presente en estas jornadas, con una mujer al frente del grupo, expuso su experiencia personal con los ensayos relacionados con el uso de drones para el control de manifestaciones y eventos multitudinarios. También su ayuntamiento quería orientar su uso a la atención de accidentes de tráfico o al acceso al lugar, donde se esté cometiendo un delito. Todo ello con el propósito de recabar información veraz, sobre lo ocurrido y determinar que efectivos de emergencia han de intervenir y por que no, para disuadir al delincuente, que haya sido sorprendido in fraganti.

Mientras tanto, en Murcia, con una universidad que investiga en robótica, seguimos gastando el presupuesto en la realización de cursos sobre Policía Judicial. Como si se discutiera sobre el sexo de los ángeles, unos ilustres juristas e insignes catedráticos de derecho vienen, periódicamente, a explicarnos, visiblemente afectados y con paños calientes, que la policía local no es policía judicial o tal vez si o que la policía local es policía judicial o tal vez no.
No hay que ser muy inteligente para entender que son seguramente los propios ayuntamientos los que, desde hace más de treinta años, no tienen ningún interés en que sus policías locales se ocupen de gestionar el caos del mundo del delito. Existen otras funciones policiales, más amables, de las que los gestores municipales pueden sacar un mayor rédito político, en esta época de interesada adicción a la cercanía con el ciudadano.

Ver Post >
Un psicópata en el aula
img
sargento emilia | 07-02-2018 | 3:53| 0

 

Pipí. Se ha hecho pipí en el patio del colegio. El muy tonto se ha escondido detrás de una valla para poder mear debajo de una morera. Creía que no lo iban a ver. Creía que no se iba a saber. Es que es tan tonto, mira que este Ramón es tonto.
Ahora se lo dirán a sus padres. Es la segunda vez que lo pillan meando en un árbol del recreo. Si es que no tiene luces: sacarse la chorra donde están todos los niños jugando. ¡Hay que ser tonto¡
Los profes le están riñendo y él pone cara de pardillo. Si es que tiene una cara que dan ganas de darle bofetadas y pellizcos. Y encima no responde cuando le preguntan por qué se mea en el patio. Se queda callado como un bobo.
Si le castigan se lo merece por idiota. Si lo expulsan del cole, nos vamos a partir de risa. Y es que siempre es el mismo el que hace el ridículo: mearse en los árboles ¡será imbécil!
Yo, es que me lo paso pipa, viendo sus ojos llenos de miedo y de lágrimas. Si le dirijo la palabra se pone a temblar. Nunca pensé que iba a hacer todo lo que a mí me diera la gana.
Sabe que a los aseos no puede ir. Sabe que allí está perdido. Y es que disfruto encerrándolo en el váter y sujetándole la puerta, para que no pueda salir.
Todos se ríen cuando Ramón vuelve a clase tarde y su Seño le reprocha  haberse entretenido por ahí: “Eres muy despistado Ramón. Me vas a obligar a dejarte sin recreo.”
“Dejarle sin recreo”- dice. Creo que le harían un favor dejándolo escondido en la clase, por que es tan tonto que no sé como sus padres no se dan cuenta de lo que está pasando. Mi primo y yo nos hemos meado varias veces en su bolsa de aseo, mientras él se quedaba llorando como una nenaza.
Yo le llamo Ramón el marrano por que no veas como huele su bolsa.
Pero me lo paso de muerte cuando le riñen sin parar, mientras él se queda callado con cara de lelo.
El otro día vino su madre al colegio y ella también le riño delante de la directora. Pero es que el niñato no abrió la boca para explicar lo que le estaba pasando y ni siquiera lloró.
Pero esto se está poniendo interesante. Empecé con las collejas y ahora ya le doy patadas en las espinillas. También le agarro de la camiseta y lo zarandeo como si fuera un muñeco. Alucino, ni siquiera se atreve a salir corriendo.
Yo estoy en la clase de los mayores y mi primo va a su clase. Fue mi primo el que me dijo que Ramón era un pringao. Era uno de los que siempre levantaba la mano para responder a las preguntas de la Seño. Ahora ya no lo hace. Por que ahora sabe que lo vigilo y ha comprendido quien es el que manda.

Ver Post >
Inmunidad consular
img
sargento emilia | 24-01-2018 | 3:04| 0

El policía le había parado en un control rutinario y él, lejos de reconocer la infracción, montó en cólera. Con gran escándalo y con un desprecio hacia el uniforme y el trabajo policial, consiguió poner fin al dispositivo al tener los demás policías que intervenir en apoyo de su compañero.
El individuo, que dijo ser Cónsul y que viajaba en su viejo mercedaco, acompañado de un supuesto abogado, se sentía fuerte y cargado de razones, mientras acusaba al policía de haberlo insultado y amenazado, sin tener en cuenta su posición social.
El agente de tráfico en cuestión, al día siguiente, tuvo que informar con celeridad sobre la sanción impuesta, apremiado por sus jefes que tuvieron conocimiento de lo sucedido, al parecer, por llamadas telefónicas, que exigían explicaciones.
Cuando quedó claro que la multa, por no haber pasado la ITV, era inapelable, se le pidió de nuevo al policía que informara sobre su proceder. Ahora se cuestionaba sus modales y su falta de profesionalidad, por el trato vejatorio infligido al infractor. Se le dejo claro al funcionario que un señor abogado y un señor Cónsul no podían mentir.
El policía volvió a informar por escrito, reiterando que su comportamiento había sido exquisito, a pesar de los insultos y de las bravuconadas y provocaciones del denunciado. Dicha afirmación podía ser corroborada por el resto de los policías presentes, que también tuvieron que informar a título individual.
Administrativamente, el asunto fue archivado pero la honestidad del policía había quedado en entredicho. El energúmeno se fue a los tribunales y allí el Juez de turno lo caló a la primera y desmontó sus acusaciones.
Un tiempo más tarde, este circo, ajeno al recurso legal al que todo sancionado tiene derecho, se volvía a repetir, con el mismo infractor pero con otro policía y con otra situación de denuncia, y con los teléfonos que volvieron a echar humo, para sembrar la duda sobre la actuación policial.
El incendiario, que paseaba su título de Cónsul por nuestras Instituciones, tenía esa personalidad de golfo emprendedor, faltón y sin escrúpulos, que tanto gusta en esta Región. Se había introducido en el tejido empresarial, con sus promesas de negocio y un supuesto patrimonio fantasma, invertido en otro continente. Gracias a sus contactos, había hecho muchos amigos entre la clase política.
Ahora que todos han sido, presuntamente, estafados por este personaje, que además corre el peligro de terminar en la cárcel, no sé si algunos policías se sentirán resarcidos pero espero que otros, que se dedican a la censura, hayan aprendido la lección.

Ver Post >
Aznar latin lover
img
sargento emilia | 19-01-2018 | 11:29| 0

Habíamos desembarcado en el puerto de Villefranche y decidimos coger un taxi, entre varios policías, para acercarnos a la ciudad de Niza y a su costa.
Tuvimos la suerte de dar con un joven taxista parlanchín de origen argelino, que hablaba un francés con deje moruno, que le daba musicalidad y simpatía a su conversación.
De inmediato se generó un ambiente de confianza y buen rollo, que llenó el furgón de risas, comentarios ocurrentes, aplausos, muchos aplausos, vítores, canciones, imitaciones y un sin fin de situaciones cómicas, no premeditadas.
De camino al paseo marítimo, el hombre, que no había parado de proporcionarnos información sobre la gente del lugar, me preguntó por nuestro presidente de gobierno: el señor Aznar, en esas fechas. Me dijo que en Francia le tenían por un personaje, una auténtica celebridad. Uno de los protagonistas de la prensa rosa francesa.
Cuando les traduje a mis compañeros lo que me había dicho nuestro guía, todos empezaron a descojonarse y a bromear alegando que lo dicho no era creíble y que debía de haber una confusión.
Cuando el taxista nos explicó que toda Francia estaba pendiente de saber si el señor Aznar era el padre o no del niño que esperaba la entonces ministra de justicia Rachida Dati, todos quedaron boquiabiertos, hasta que el desconcierto se resolvió a  golpe de carcajadas y risas maliciosas.
Alentado por nuestras reacciones el conductor insistió:
“Menudo golferas es vuestro presidente. Nos sale hasta en la sopa. Está en todas las fiestas y en todos los eventos de la Jet set francesa, empeñado en salir en las fotos. Siempre lo comento con los colegas de mi gremio. No nos explicamos como tiene tanto éxito con las mujeres y de donde saca tiempo para gobernar un país. Para los franceses es un pirata, un latin lover.”
En España, esa faceta de galán, de nuestro entonces Presidente de Gobierno, solo trascendió de forma accidental y subliminal, con su obsesión por sus abdominales. Este es un ejemplo perfecto de cómo, a pesar de la cantidad industrial de medios de comunicación, la información políticamente incorrecta no llega al pueblo raso.
Después de cuatro horas de excursión, invitamos a Mourad a cenar y ya nos terminó de dar la puntilla:
– “Cómo hacen ustedes para trabajar y sacar a sus familias adelante?
– ¿Cómo?
– Sí. Eso es algo que se comenta muchas veces en Francia ¿Que como es posible que funcione un país como España, con tanta fiesta y con todos los españoles permanentemente colocados?
– ¿Colocados?
– Sí. Puestos de coca, ya me entienden –insistió tocándose la nariz con el dedo índice. – A mi no me podéis engañar. Llevo toda la tarde con vosotros y sois incansables. Doy fe de que ninguno de vosotros ha dejado de hablar, bromear, reír, gritar, aplaudir… Mostrarse tan alegre y durante tantas horas; eso no es normal.

Ver Post >
Manifiesto contra el puritanismo
img
sargento emilia | 12-01-2018 | 10:58| 0

Los menores de 14 años son inimputables. No se les puede pedir responsabilidad penal por sus actos, por muy deleznables que nos puedan parecer. Es decir que la ley entiende que, antes de los catorce, uno no tiene capacidad para saber lo que hace.
Los menores de 16 años, después de la última reforma, no pueden decidir si mantienen o no relaciones sexuales. Su consentimiento es irrelevante y el acto sexual se considerará violación, agresión sexual o abuso en cualquier caso.
Ello supone que entre los 14 años y los 16 años, uno será responsable de los delitos que cometa y sin embargo la ley no le reconocerá a uno la madurez suficiente para decidir si quiere o no mantener relaciones sexuales.
El legislador pensaba, se entiende después de consultar con expertos, que los chicos (los delincuentes menores son principalmente chicos) con más de 14 años ya son conscientes de las consecuencias de sus actos, mientras que una chica ( los menores abusados son mayoritariamente chicas en la mente del legislador) no tienen capacidad para decidir si pueden o no ejercer su libertad sexual. Este es un ejemplo de despropósito, de nuestro propio código penal, que ilustra perfectamente la denuncia del manifiesto de la polémica contra el puritanismo actual. Me estoy refiriendo al manifiesto que ha firmado la actriz francesa Catherine Deneuve.
Desde hace más de dos décadas las mujeres se han convertido, en los medios de comunicación, en víctimas perpetuas, que alimentan los programas matutinos de televisión. En lugar de controlar que se respete la legalidad en los procesos de selección o de ascenso, que las mujeres tienen sobrada capacidad para superar (incluso en política), condescendientes, se inventan cuotas. Nos visibilizan de pronto pero para presentarnos como seres indefensos que no pueden ser ofendidos y que han de vivir en una burbuja de cristal sin maldad, celos, ni violencia y a los que las Instituciones han de proteger, incluso de ellas mismas, ya que las pobrecitas mujeres no saben lo que hacen cuando se enamoran.
Para qué nos sirve elevar la edad para poder disfrutar de nuestra propia vida sexual, en un mundo en el que las niñas(da igual su clase social), por una resurgida idolatría al machote y a su falo, se dedican a realizar felaciones en las puertas de las discotecas, sin recibir nada a cambio, salvo el desprecio del que se ha beneficiado de ellas y que encima las ha grabado con el móvil.
La sociedad no puede mostrarse impasible ante la violencia sexual pero hacer creer que judicializar la convivencia es la solución es tan falso como decirle a una mujer maltratada que con la denuncia todo se soluciona. Es la mujer la que ha de participar activamente en las decisiones que ha de tomar. Para ello es necesario que estas desmitifiquen a los hombres y que, sin convertirlos en verdugos, comprendan que pueden vivir sin su tutela y sin renunciar a su propia vida sexual. Y sobre todo que no se dejen intimidar. Ser mujer ha de dejar de ser sinónimo de sacrificio, de sufrir en silencio y de mala conciencia. Vivir en una sociedad, por muy civilizada que sea, es asumir responsabilidades y riesgos, si se quiere vivir en libertad. Porque los salvadores de la patria  y los cuentos de hadas no existen. Al menos no como nos los han contado en la infancia o como nos quieren hacer creer los adictos a la indignación y al maniqueísmo.

Ver Post >
Sobre el autor sargento emilia
Sigo con mi "Versión Policial" en un intento por destripar una realidad urbana que el ciudadano en ocasiones apenas intuye. Con "Ficción Literaria" les hago partícipes de mis devaneos con la escritura. Más en mi blog titulado Sexo Exprés emigonzaga.blogspot.com

Últimos Comentarios

carlosvalera47_9177 31-03-2017 | 18:40 en:
carlosvalera47_9177 31-03-2017 | 18:27 en:
Capi 22-03-2014 | 20:15 en:
Espiral de violencia
Capi 22-03-2014 | 20:11 en:
El poder del miedo

Etiquetas

Otros Blogs de Autor