un ERP para toda la vida: Contra la obsolescencia programada

Seguro que muchos de vosotros habéis visto circular por las redes esa famosa foto de una pareja de ancianos que revela que el secreto de estar 60 años juntos es que les habían enseñado que cuando algo se rompe, se arregla y no se tira. En 1908 se encendió una bombilla en California y a día de hoy ahí sigue cumpliendo su función 106 años después. Si tuviera que levantar la mano quien tenga una lavadora o un frigorífico funcionando sin que haya sido  sometido a la visita del servicio técnico entre los fabricados hace diez años, serían muy  pocos por no decir ninguno. Cuando el SAT de turno acaba su trabajo y después de la factura de 150 euros, te intentan explicar lo de ‘esa pieza es que suele romperse cuando pasan 7 años…’

Sensei Ti: pareja de ancianos tres 60 años de casados

No hace mucho surgió en España un movimiento llamado SOP ,http://www.movimientosop.org  que intenta hacernos partícipes de las presiones a las que estamos sometidos por culpa de haber diseñado un sistema basado en el puro consumismo, en el tirar y reponer y que reclama a los fabricantes que vuelvan a fabricar bombillas como las que se hacían en 1908, que no se fundían, por si fueran capaces de hacerlo 107 años después, que lo mismo las tecnologías no han degradado lo suficiente como para que fuera imposible no repetir lo que se hacía hace un siglo y  con los mismos atributos.

No quiero añadir el discurso demagógico y no por ello menos cierto, del asunto del planeta, del aire,  del no caber en las ciudades y esas cosas que no nos preocupan demasiado porque nuestra forma de funcionar se ha vuelto tan cortoplacista que mañana es una palabra que tiende al infinito si consiguiéramos conjugarla, sobre todo para nuestros jóvenes, que si los encuentras mañaneando es solo porque ayer se les hizo algo tarde no estando seguros que el día siguiente fuera o no a aparecer en su horizonte. Si no hemos sido capaces de darles futuro, no podemos quejarnos de que mañana sea una quimera de casi imposible conjugación en el verbo de un inevitable tránsito presidido por orejeras y vendas mal amarradas.

La responsabilidad de crear un ERP para toda la vida

Cuando uno tiene la responsabilidad de fabricar software, también se plantea seriamente estos extremos y teniendo en cuenta que no podemos hacernos independientes a los sistemas operativos, sí que tenemos la obligación de plantear sistemas que no hagan necesario tirar un software cada siete años. En Sensei hay una frase repetida que preside nuestras acciones comerciales en el cara a cara con el cliente: ‘queremos que sólo tengas que comprar un ERP en toda tu vida’ y lo decimos completamente en serio. Las versiones que aparecieron en 1987, claro que no estarían adaptadas a funcionar en el 2014, entre otras cosas porque el sistema operativo no lo permitiría, y si lo permitiera diría algo malo de nosotros y demostraría que no habríamos estado a la altura de aplicar las mejoras que tecnológicamente ofrecen los sistemas de hoy. Entonces ¿cómo hacer para que un software no entre en obsolescencia, ni programada ni no programada? pues garantizando al cliente que permanentemente adaptaremos el sistema, lo mejoraremos, lo reescribiremos para que en cada momento esté disponible en los lenguajes y medios técnicos requeridos para ser útil en el momento actual.

artículo sobre la obsolescencia programada en blog Sensei TI

Si a los fabricantes de electrodomésticos se les atribuye por algunas organizaciones el estar incluyendo despiece programado para romperse en unos años, porque es el único modo de seguir vendiendo frigoríficos, en el software este hecho parece inherente al producto, que inevitablemente se verá siendo viejo en unos años, pero en Sensei hemos encontrado el modo, de aun estando en la naturaleza de este elemento el hecho de nacer destinado a ser obsoleto en un plazo breve, poder remediarlo. Dentro de la cuota de mantenimiento que el cliente paga anualmente para hacer uso del soporte técnico, hay una parte que destinamos a que la obsolescencia no forme parte del horizonte de nuestros productos. Entregamos versiones nuevas adaptadas a los nuevos medios del producto software contratado a quien tiene en vigor los servicios de mantenimiento. Por eso podemos afirmar que nuestros clientes probablemente comprarán un solo software ERP en toda su vida. Pero lo peor de este asunto no es que la obsolescencia llegue a la informática por las importantes mejoras que suponen los nuevos ordenadores o microprocesadores con los que el mercado nos inunda cada año, sino que también forma parte de esa cadena que nos obliga al consumo impuesta por los medios hardware o sistemas operativos.

fotografía del ERP Swin de Sensei Ti

Y todo esto viene, porque ayer un viejo amigo me chateaba desde su Cuba natal y me decía que todavía tenía funcionando una motherboard que le entregué hace unos 15 años… que ese micro AMD Duron que incorpora funciona como un cañón, que lo mantiene unido con pasta de dientes a la placa y que va renovando la de dientes cada seis meses porque allí no se puede encontrar pasta térmica, lo peor es que espera que le dure otros diez años más no se si por cariño a una máquina que te ha acompañado cada día durante 15 o 20 años o porque el horizonte para alcanzar una nueva es aún más tenebroso que el de nuestros jóvenes. En todo caso, cumple su función hoy igual que hace 15 años, cuando fue fabricada habiendo añadido sólo un poco de pasta de dientes pero mucho cuidado y más cariño.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
laverdad.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.