La Verdad

img
SUSANA, MARTA, LLUIS…
img
Antonio Arco | 30-04-2017 | 14:43

30 de abril de 2017

Pepe H / Nacho Rodríguez

 

El fiscal Luis Bermejo, harto, le dijo al frescales de Jordi Pujol hijo que sus explicaciones «insultan a una inteligencia media»

Parece evidente que, por ahora, y después ya veremos hacia dónde nos conduce este río revuelto que nos lleva sobresaltados, nada hace presagiar que el ángel de la democracia vaya a anunciar a la ciudadanía boquiabierta, cuando no dormida o cuando no directamente jodida o en vías de ello, que llega un tiempo nuevo de verdadera regeneración democrática, un reinado de la honradez y un gobierno de los mejores, tan necesarios estos para aquello que esperamos como un maná: la resolución de los problemas, y no que hagan de la política un circo en decadencia o una exhibición de piruetas infantiles de esas que no hacen gracia ni a los propios engendradores de las criaturas. Sigue lloviendo sobre mojado en un tiempo que anda enmoheciéndose por falta de líderes con buenas ideas y empuje. Gente de bien, por favor.
Me cuenta Aitana Sánchez-Gijón, mientras la escucho embobado como si me estuviese cantando al oído para mí solo el bolero ‘Bésame mucho’, que le parece inaudito que España, «frente a tantísimas corruptelas y corrupciones brutales que vamos descubriendo día a día», siga gobernada por los mismos.
Ya, pero es que, también, enfrente tenemos lo que tenemos, y eso ayuda poco a no desfallecer en el intento de remar colectivamente hacia puertos más generosos, donde las mercancías al alcance sean la lucha contra toda injusticia, la defensa entusiasta de una libertad que se alimente de una cultura y una educación que tiendan a la excelencia, y la implicación individual en la extinción de todo peligroso desmán ideológico que favorezca cualquier florecimiento de la violencia. Soñar es gratis. La actriz lo tiene claro: «Tenemos que seguir bien alerta porque es la única manera de poder cambiar las cosas, y hay que exigirles a nuestros políticos que se dejen de luchas intestinas, de numeritos, de golpes de efecto y de autobuses, y que vayan más a lo que importa». Ay, esa chiquillada sobre ruedas de Podemos, a ver si cogen ya de una vez por los cuernos el toro de la gestión responsable e inteligente, que ya toca.
Una ‘iluminada’ que ha visto la luz, aunque ignoro si también se ha caído de una jaca, es Susana Díaz, que legítimamente aspira a salvar España, para lo cual lo primero que tendría que pasar es que se salvase el PSOE de la cuna del descrédito en la que anda meciéndose, para desconsuelo de los socialistas de bien y de quienes defienden las bondades del bipartidismo. No puede ser que solo dejemos de cuestionar las actuaciones judiciales cuando favorecen a nuestros intereses. ¡Eh, no es ir por ahí! La presidenta andaluza ha vuelto a ver conspiraciones de los jueces en contra del PSOE. En concreto, ahora, de los magistrados de la Audiencia de Sevilla, que han decidido sentar en el banquillo –caso ERE mediante– a Manuel Chaves y José Antonio Griñán, junto a otros 20 altos cargos de la Junta.
Qué nada afortunada ha estado diciendo con su voz de carantoña que «cada vez que el PP está hasta el cuello por la corrupción, sale algo de los ERE». Debería recordar estas palabras de Mariana Pineda: «Nunca una palabra indiscreta escapará de mis labios para comprometer a nadie».
Los jueces y los fiscales valientes de este país requieren de todo nuestro apoyo, no de nuestras sospechas partidistas. El fiscal Fernando Bermejo, contundente y hasta las narices de aguantar tanta desfachatez por parte del clan Pujol –¿recuerdan a Marta Ferrusola, ¡uff!, lamentándose de que no tenían ‘ni un duro’?–, ha pedido prisión provisional y sin fianza para el primogénito de su exhonorable padre, quien, entre otras ocurrencias de torpe de solemnidad, ocultó, según la UDEF, nada menos que 14 millones de euros desde que se le empezó a investigar.
Bermejo le dijo al frescales que las explicaciones con las que intentaba defenderse «insultan a una inteligencia media». En general, y en blanco y negro o a todo color, el nivel de la clase política española es un insulto para, incluso, cualquier inteligencia en estado incipiente de gestación. Nos faltaba, para colmo, que de nuevo se vaya a poner de moda el Tamagotchi, ahora que hasta el gran cantautor catalán Lluis Llach, transformado en un radical e ‘iluminado’ independentista que utiliza la burda intimidación contra quienes no piensan como él, nos hace añorar al hombre que cantó maravillosamente eso de «compañeros, si buscáis las primaveras libres, con vosotros quiero ir».

Sobre el autor Antonio Arco
Junto a una selección de entrevistas y críticas teatrales, el lector encontrará aquí, agrupados desde enero de 2016, los artículos de Opinión publicados los domingos en la contraportada de ‘La Verdad’, ilustrados por el fotógrafo Pepe H y el publicista y diseñador gráfico Nacho Rodríguez. Antonio Arco estudió Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid. Periodista cultural y crítico teatral, una selección de sus trabajos periodísticos se recoge en los libros de entrevistas ‘Rostros de Murcia’ (1996), ‘Mujeres. Entrevistas a 31 triunfadoras’ (2000), ‘Monstruos. Entrevistas con los grandes del flamenco’ (2004), ‘Sal al Teatro. Momentos mágicos del Festival de San Javier’ (2004) y ‘¿En qué estábamos pensando? (Antes y después de la crisis. Entrevistas con filósofos, poetas y creadores)’ (2017). Finalista de los premios ‘La buena prensa' 2016.

Etiquetas

Otros Blogs de Autor