La Verdad

img
Categoría: Julio Iglesias
Hey

 

 

article-2626771-1dc9b09c00000578-886_634x711

 

Algunas teorías sostienen que somos nosotros los que decidimos nacer en una familia o en un entorno determinado con el objetivo de aprender singulares lecciones de vida. Que nada es fortuito. Vamos, que las casualidades no existen y que todo, todo lo que nos acontece, lo inventamos, lo creamos con nuestra fuerza subconsciente y está destinado a nuestra evolución como seres humanos. Así las cosas, no sé qué extraña fuerza empuja a nacer y reproducirse al clan Iglesias. En concreto, a todo lo procreado por Julio “y lo sabes”.

Las circunstancias que envuelven a esta tribu destilan cierto tufo a los Kennedy aunque los irlandeses siempre tuvieron una aureola trágica, casi siniestra. Ni todos los rezos a San Patricio lograron evitar catástrofes personales y muertes prematuras.  Hasta las “arrimadas” en momentos puntuales como Jacqueline o Joan fueron arrastradas por las circunstancias adversas de estos fervientes cristianos. Los estudiosos de las constelaciones familiares seguro que encontrarían fascinante viajar por este árbol genealógico plagado de tormentas, incertidumbres y pesadillas.

Pero volvamos a Julio. Cuando habla sube el pan. Lo de colocarse la medalla al mejor amante de todos los tiempos ya da un poco de risa. Por supuesto, por encima de su hijo, que en el fondo es una criatura delicada, le falta añadir. Lo que ocurre, dear, es que eso de presumir a determinadas edades es respetable pero raro. Y, al igual que tu bronceado, aquello de acostarse con cuantas más mujeres mejor, está completamente obsoleto. Además, luego te salen hijos de debajo de las piedras. Algunos insisten con tanta ferocidad que son capaces de escarbar en la basura de tus otros hijos en pos de un rastro de ADN que confirme lo que es más que evidente. Los genes Iglesias cantan por todas partes.

Esta semana se ha vuelto a hablar de un —todavía— hijo ilegítimo de Julio. Se trata de Javier Sánchez Santos que acaba de cumplir 40 años y vive en Valencia. Hace un tiempo intentó la aventura musical apelando a su gran parecido con el padre.  Julio sigue negando lo innegable pero ahora el abogado del “chaval” anuncia que existe un aprueba de ADN, obtenida en Miami que demostraría la paternidad irrefutable del cantante.

Desde la barrera, con la frialdad y la enorme suerte de no tener nada que ver ni con el clan Kenney ni el  clan Iglesias, me pregunto por qué tanto ahínco en que alguien reconozca algo que no quiere reconocer. Ya bastante  humillación es que te huyan, te eviten, renieguen de ti, como para desperdiciar tu tiempo en buscar huellas de ADN de ese señor con el fin de demostrar su paternidad.

Ser padres no es algo puramente biológico. Una noche tonta la tenemos todos y eso debió pensar el bravo de Julio. Pero claro, tan demodé como sus extensiones e implantes teñidos,  es su filosofía rancia de irresponsable niñato bien. Quizá con ese ego pantagruélico, de verdad se llegó a creer que todas, todas las mujeres querrían tener un hijo suyo.

Dudo mucho que se trate sólo de un asunto de dinero. Javier quiere algo más pero ese algo no lo encontrará en el intérprete de “Hey”. Las relaciones con los padres ausentes son siempre frustrantes.

Javier, deja de perseguir una vida que no es tu vida y disfruta de lo que tienes. Si los jueces te dan la razón, maravilloso pero, al final, ese vacío no lo llenará el dinero, ni la fama. Sólo hay que echar un vistazo a las gélidas relaciones de Julio con sus hijos.  Hey, yo no pelearía jamás por tener un padre así.

 

Ver Post >
Guiriland: Imitadores de Julio Iglesias

 

 

La vida es perfecta en Guiriland. Las personas humanas, casi todas rubias albinas de fosforecente tez asalmonada, cenan al borde del mar a las ocho de la tarde. A veces, es al borde de la carretera. En esta ocasión, los habitantes de tan paradisíaco lugar escuchan a un mal imitador de Julio Iglesias—soy un truhán, soy un señor— que es imposible creerse. Si tararease: soy un pobre diablo y he acabado con mis huesos cantando con un Yamaha barato para gente que no me escucha resultaría genuino y perdedor. Los habitantes de Guiriland no le habrían aplaudido pero yo sí. Total, nadie aplaude. Casi no charlan. Beben white and red wine. Nadie habla castellano, sólo el imitador de Julio Iglesias.

En Guiriland todo es como en una teleserie. Un show de Truman con atardeceres paradisíacos y camareros que parecen clones de Harry Belafonte y que sonríen y sonríen con unos dientes muy blancos pero que no entienden ni papa.” Acho, que quiero un quinto, el vino tinto para los coloraos”, le digo.

Ahí vienen otra vez esos dientes. El cantante se me figura ahora una versión calé de Tom Waits (“The piano is drunk, not me!). Dan ganas de regalarle unas chanclas aunque sea. “Déjate de sonrisas, brodel”, le digo a punto de llorar, pero el clon de Harry Belafonte no me capta.

Las chicas y maduras de Guiriland huelen todas igual. Es esa colonia a lo Rosa de Inglaterra. Pomposa, dulce, muuuuy floral. Van dejando su rastro palaciego, vestidas de baratillo, con ropillas del mercao que algún experto en otras latitudes diseña específicamente para ellas. Ellas que bajan a la playa con tiaras de flores plásticas y moños altos y bikinis elegidos con esmero en el centro comercial. Ellas y su bronceado naranja de pistola —todas el mismo naranja— en cuerpos tan alejados de la cadera mediterránea y de la raza del tordo que si no fuera porque a veces pasa la gorda de la fruta, una podría estar en cualquier otro paraíso guirilandés: las Antillas francesas, por poner un ejemplo.

La cúpula celeste de Guiriland se tiñe de violeta y el sol decide tomarse un descanso hasta mañana.

Ver Post >
Sobre el autor lolagracia
Periodista y escritora. Responsable de la empresa de Comunicación G Comunicación Creativa, gestora cultural columnista de La Verdad de Murcia y colaboradora de Onda Cero Murcia

Últimos Comentarios

lolagraciaexpo 28-11-2017 | 15:04 en:
Flores del más allá
Javier Ballesta 27-11-2017 | 20:24 en:
Flores del más allá
mercemurcia_738 27-11-2017 | 13:25 en:
Flores del más allá
mesasilla 18-11-2017 | 08:30 en:
Histeria
mesasilla 27-10-2017 | 06:14 en:
La bestia sutil

Categorías

Etiquetas

Otros Blogs de Autor