La Verdad

img
Categoría: Obama
Los motivos de Hillary

 

 

Circula un chiste sobre la ex primera dama: “cualquiera que se hubiese casado con ella habría sido presidente de los Estados Unidos”. Algunos hablaban de Hillary como Lady Macbeth por su papel de indiscutible de liderazgo  cuando su marido fue tanto gobernador de Arkansas como cuando ocupó el despacho oval. El 42 presidente de USA, en realidad, tenía dos cabezas. De hecho, al presentar su candidatura como jefe de Estado, ambos se ofrecían como dos al precio de uno. Votantes y también detractores se referían a ellos como Billary.

Hillary Clinton, ex secretaria de Estado de Obama, ex primera dama, ex senadora por el Estado de Nueva York y ex abogada de éxito indiscutible quiere ser presidenta.

Sería la primera mujer que consiguiese tal hito, no en balde, ha sido pionera en cientos de asuntos tras un currículum realmente abrumador. Fue la primera mujer en presidir el Legal Services Corporation (1978), nombrada por Jimmy Carter. La primera socia del prestigioso bufete donde trabajó, Rose Law. La primera estudiante que pronunció el discurso de graduación en Wellesley en sus años más jóvenes e inició una huelga de hambre estudiantil tras la muerte Martin Luther King, al que conocía y admiraba. Fue la primera dama y la secretaria de Estado que más ha viajado de cuantas han ocupado ese cargo. Y, por supuesto, fue la primera vez que una partenaire del presidente tenía estudios de posgrado y cuyo sueldo siempre fue mayor que el de su marido hasta que éste llegó a la Casa Blanca.

Lleva en política toda su vida. Ya a los 13 años ayudó al escrutinio de unos votos procedentes del Sur de Chicago donde encontró pruebas de fraude electoral contra el candidato Richard Nixon. Hillary pasó de su educación metodista y conservadora a abanderar los derechos civiles y el empoderamiento de las mujeres. También ha sido pionera en la defensa de los derechos del niño, sentando jurisprudencia en los Estados Unidos, asegurando que los tribunales deberían considerarlos capaces, analizando caso por caso, y no de forma unilateral hasta los 18 años como era usual.

Como cualquier mujer fuerte, la opinión sobre ella es bipolar. La adoran, la odian. Su Plan de Asistencia Sanitaria Clinton fue fuertemente atacado por los republicanos. Un informe de más de 2.000 folios que posteriormente le ha venido muy bien a Obama.

¿Por qué aguantó Hillary la vergüenza de una infidelidad tan pública tras el escándalo Lewinsky? Porque quería ser presidenta de los Estados Unidos, porque tenía visión de futuro,  porque es una corredora de fondo y nunca se va a rendir. En su autobiografía aseguraba amar más a su país que a su marido.

Esta incansable guerrera está a punto de cumplir los 70 años. Dicen que pasará por el quirófano para lucir mejor, que ha perdido peso. Los hay quienes recuerdan su portada en Vogue y las declaraciones de amor a su esposo: “Nadie me conoce mejor, nadie me hace reír como él: Después de todos estos años,  él sigue siendo la persona más interesante y plenamente viva que yo he conocido”.  Sin embargo, le dio calabazas a Bill hasta en dos ocasiones antes de casarse con él.

Hillary tiene una aplastante sabiduría y conocimientos para ser la primera presidenta. También cuenta con el apoyo de las Cámaras de Comercio y la Asociación de Jubilados de América. Tiene a un fuerte oponente, Marco Rubio, senador por Florida y a sus espaldas el desgaste de Obama y dos mandatos consecutivos demócratas ….Pero todo es posible.

Los motivos de Hillary son los motivos de tantas mujeres que pelean en un mundo aún todavía de hombres. Su victoria también sería la nuestra.

Ver Post >
El baile de los Obama

 


Decía Oscar Wilde que el baile es una expresión vertical de un deseo horizontal. De acuerdo, el agarrao entre Obama y Michelle no daba en principio para tanta intimidad ¿O sí? El frac, su apostura, la frase: “aquí tengo a mi cita”; Jennifer Hudson casi cantándoles al oído “Lets stay together” pero, sobre todo, la sincronía absoluta de sus bocas al tararear el inicio de la canción: “I’m so in love with you”. La complicidad entre ambos era algo innegable a pesar de la gran puesta en escena.
Veamos, en política de comunicación todas las imágenes que nos regala el poder son símbolos. Nada es casual. Eso sí, el tempo perfecto de la pareja presidencial es imposible de ensayar. Esto salió así porque los Obama se quieren, qué narices. Y bailan sin vergüenza, y pasean su felicidad delante de todo el mundo. Con una pareja así los americanos tienen motivos para sentirse optimistas e incluso orgullos. Algo envidiable, sin duda ¿O no?
Pues no. Los machos celtibéricos tienen un serio problema con el baile. Se les antoja algo cursi, del pasado, o se sienten demasiado torpes como para atreverse a dar dos pasos hacia delante y dos hacia atrás. Y si el baile sirviera como preámbulo de algo, prefieren saltárselo. Señores, nos hemos quedados sin caballeros, no quedan más que pavisosos y gañanes.
 Los chicos más galantes del mundo los conocí en Puerto Rico y ¿de dónde aprendieron esas maneras? De la
“madre patria”, como solían decir ellos. Nuestro género masculino se ha devaluado un tanto. Sólo hay que echar un vistazo a programas como Gandía Shore o ¿Quién quiere casarse con mi hijo? Mis amigas tienen razón: el mercado está fatal.
Todos los amantes del baile que he conocido son, por regla general: gays, guiris o de otra época. Queridos ¿Qué diablos os pasa? Sois unos acomplejados, unos tristes. Y pensar que mi abuelo Pepe “el gordo” era campeón de pasodobles. Y se las traía de calle. Al buen baile le acompañaba un físico imponente, cierto, pero la belleza por sí sola es un muermo.
Si un tipo te sabe llevar en el baile, lo hará bien los demás ámbitos de la vida; sentido del ritmo, imaginación, flexibilidad. Trasladadlo al campo que más os guste: el diálogo, la escritura, la música o la cama. Es el trío de la perfección para triunfar en la vida.
El paralelismo entre danza y sexo se ha estudiado mucho. Los biólogos lo comparan con los ritos de apareamiento. Peter Lovatt, psicólogo de la Universidad de Hertfordshire, Londres, asegura que algunas formas de baile constituyen el equivalente humano al cortejo de las aves. De entre los 15 videos de danzas masculinas que mostró a 55 mujeres, la gran mayoría decidió que quien les ponía de verdad era Tony Manero ¿Por qué? Una sacudida de pelvis
aquí, un caderazo allá les dicen a las hembras que ese macho no fallará en la
tarea imprescindible de la inseminación.
En la Universidad de Northumbria, Newcastle, van más allá. Han señalado las diferencias biomecánicas que distinguen a un buen, de un mal bailarín. Tener gracia de movimientos es inequívocamente atractivo para las féminas. Pero no sólo eso. Esas diferencias biomecánicas entre buenos y malos bailarines pueden emitir señales al sexo contrario sobre la calidad
reproductiva del hombre en términos de salud, vigor o fuerza.
En otras palabras, queridos, que cuando bailáis estáis mostrando la mercancía. Marcarse un bolero es la prueba del algodón para ver si hay armonía y sincronía con la persona elegida. Total, que si no bailáis, apergaminaos del mundo, peor para vosotros. Pero mucho peor.

Ver Post >
Sobre el autor lolagracia
Periodista y escritora. Responsable de la empresa de Comunicación G Comunicación Creativa, gestora cultural columnista de La Verdad de Murcia y colaboradora de Onda Cero Murcia

Últimos Comentarios

lolagraciaexpo 27-06-2017 | 10:10 en:
La lista de Katy
mesasilla 20-06-2017 | 16:46 en:
Despatarres
mesasilla 20-06-2017 | 16:44 en:
La lista de Katy
mesasilla 15-05-2017 | 06:53 en:
Ciberataques y exhumaciones
mesasilla 01-05-2017 | 14:55 en:
Todo está conectado

Etiquetas

Otros Blogs de Autor