La Verdad

img
Mas huesos y más carne
img
Isabel Franco | 02-01-2012 | 02:18| 3

Mientras acabo de culminar mi vuelta a la normalidad, tengo la sensación de que me estoy convirtiendo en lo más parecido que conozco a un milagro andante. Cada día que pasa tengo más claro que deberé agradecer siempre (dure lo que dure esa expresión) a los profesionales de la sanidad pública y a los avances médicos el tiempo de prórroga obtenido. Pero, además, me voy encontrando con nuevas noticias sobre mi evolución que hacen que todo sea aún más asombroso.

Con el mes de enero llega cada año el momento de volverme a conectar a una bomba inyectora, esas maquinitas que tanto nos impresionan cuando recibimos la quimioterapia. El motivo es la inyección de Aclasta, un medicamento que trata de ayudarme a combatir contra la osteoporosis que me dejaron en herencia los tratamientos.

Pues bien, este año el reumatólogo consideró que, puesto que han pasado ya tres desde el diagnóstico, era el momento de hacer una nueva densitometría (la prueba que ayuda a determinar cómo se encuentran los huesos) Me sometí a todo el proceso con la paciencia que trato de dotar a cada gestión que tiene que ver con mi recuperación. La pena es que no guardé los datos sobre la primera que me hicieron, por lo que cuando recogí los resultados no pude comparar para saber en qué situación estaba.

La verdad es que yo esperaba encontrarme peor, más desgastada y cansina, como me sentía en algunas ocasiones. La sorpresa fue mayúscula cuando descubrí con la ayuda de la doctora Da Silva que había mejorado. Sí, sí, mejorado. Y tanto que ya no tengo osteoporosis.

Unos días después el reumatólogo me explicó que mi organismo está recuperando la normalidad, por encima de todos los efectos secundarios que me causaron los tratamientos. Es más, me dijo que mi situación es la de “una mujer sana de tu edad”, como si no quedara huella de esta terrible sensación de vejez que te produce pensar que padeces una enfermedad en los huesos que harán de la tuya una vejez especialmente dolorosa.

Ya estamos en enero de 2012, dentro de unos días se cumplirán 4 años del comienzo de todo este inicio, y yo sigo sumando etapas a mi experiencia en torno al cáncer de manera muy diversa. He tenido que alejarme del grupo que cree para buscar mi camino en el mercado de trabajo, creando para ello mi propia empresa, pero no me olvido de quienes se han cruzado en mi camino durante 2011. Porque este año he tenido la ocasión de comprobar que el Turmalet puede ser un lugar muy cálido, que Pujante no hay más que una y que entre las esposas de los policías locales de Alcantarilla también hay heroínas.  Todas ellas mujeres entrañables, fuertes y emocionales que han superado los tratamientos y la enfermedad.

Con ellas he celebrado el paso del tiempo, la vuelta a la normalidad y he compartido la experiencia intensa y dura que ha marcado nuestras vidas, pero nos ha ayudado a crecer, a conocer nuestra fuerza y también nuestra suerte.

Ver Post >
Gracias de nuevo
img
Isabel Franco | 22-10-2011 | 20:12| 1

Creo que es una de las palabras que en más ocasiones he repetido; Gracias.

Todo comenzó el pasado martes 18, una llamada, mi respuesta afirmativa y se puso en marcha la elaboración de un reportaje para conmemorar el 19 de octubre con toda España.

Esta vez era el suplemento V de Vocento, publicado en todas las cabeceras del grupo, acogió el resumen de mi historia, de la historia de miles de mujeres, y también la determinación a luchar y la fuerza.

Hablar con Isabel F. Barbadillo, la autora del artículo, fue todo un regalo. Su trabajo supo combinar emociones con palabras, hilándolas en torno a una historia conmovedora pero real, sin dramatismos añadidos.

Por la tarde, trabajar con Enrique Martínez Bueso también constituyó una lección: De profesionalidad. Creo que no me deja en muy buen lugar, pero lo cierto es que estuvo dos horas buscando una imagen lo suficientemente buena para la historia.

Al final, yo agotada pero ilusionada, porque una vez más podía sentir en primera persona la posibilidad de compartir con quienes están sufriendo en estos momentos, y con sus familiares y amigos, toda una experiencia vital que no para de compensarme con regalos como las decenas de mensajes de apoyo recibidos.

El resultado;

Estadísticas de visitas al blog en torno al 19 de octubre.

Es la primera vez que publico las estadísticas de este blog, algo que debo agradecerle al cambio de plataforma por el que ha optado Vocento, con el que ahora podemos estudiar la evolución de las visitas. Aunque esto no haya estado libre incidencias.

Prometo seguir informando.

Ver Post >
Mirada clara, rostro puro
img
Isabel Franco | 17-10-2011 | 23:44| 2

Ayer recibí un correo electrónico que decía así;
“Hola Isabel: En primer lugar decirte que te admiro por tu valentía y tu coraje para compartir tu experiencia y hablar con tanta normalidad y hasta con humor de tu enfermedad, que también es la mía. Hace mucho tiempo que se de ti, desde que te diagnosticaron el cáncer…”

Y después de una serie de detalles, continúa diciendo: “Me gustaria mucho conocerte y hablar contigo, porque estoy segura de que nadie mejor que tú para saber como me siento, y la cantidad de preguntas que me hago cada dia. Si quieres, podemos compartir un rato juntas, a mi me encantaria conocerte en persona, no soy muy dada a comunicarme a traves de máquinas, además de que no entiendo ni jota de informática.”

Pues bien, ipso facto le tomo la palabra a la remitente y me dispongo a quedar con ella. Nos vimos el mismo día y, cuando llegué a su casa, me sorprendió encontrar a una mujer activa, despierta, con la mirada clara y el rostro puro, los mismos rasgos que adiviné en sus padres.

Venía de caminar con su perrita ¡nada menos que una hora! Estaba aún llena de energía “con ansiedad porque no puedo trabajar” y  la mayor parte de sus inquietudes y miedos se basaban en la trascendencia de la enfermedad, el miedo y la necesidad del factor suerte para salir de esta. Nada nuevo, nada distinto, nada que no se resuma en las preguntas que todos nos hacemos en algún momento durante esta ‘travesía’; ¿Porqué a mí? ¿Porqué ahora?

Tiene a su alrededor a una familia adorable, un marido entregado y unos padres atentos, a sus hijos y un buen ramillete de amigas, pero pocas personas pueden intuir su trance si no lo han atravesado. Mi papel, sencillo, contarle mi historia mientras le miro a los ojos para que vea cómo han cambiado mis circunstancias, recordarle que de todo se sale y que determinadas experiencias son necesarias -aunque no deseables- para que nos queramos a nosotras mismas como merecemos.

Algunos pensarán que es un obsequio compartir estas vivencias para que nadie que pase por ellas se sienta solo, lo que nadie sabe es que el regalo me lo llevo yo cada vez que salgo de la casa de alguna de estas personas que acuden a mí para compartir sus temores. Porque pocos se imaginan la extraordinaria belleza de cada ser humano con el que coincido en esta situación, algo que ni siquiera el dolor o los tratamientos logra difuminar.

BSO Deseando amar de Shigeru Umebayashi

Ver Post >
“Me siento orgullosa de mí misma”
img
Isabel Franco | 13-10-2011 | 08:38| 2

Escribía sobre ella y su familia este verano, denominé a aquel post ‘Un huracán y una mariposa’. Hace poco me enviaron este mensaje:

“Hola Isabel, ayer nos enteramos, a través de tu hermana, de que  habías escrito de nosotros en el blog; “Un huracán y una mariposa”. Acabamos de leerlo y nos ha gustado mucho, ha sido muy emotivo, parece como si hubiera pasado mucho tiempo desde que estuvimos hablando y es porque en estas circunstancias el tiempo pasa muy lento. Este martes 11 de octubre me toca ya la última sesión (gracias a Dios o a lo que sea), la espero con mucha ilusión y como siempre con miedo, aunque ese miedo seguro que será menor gracias a la pequeña luz que empieza asomarse en el horizonte.

Aquellos taconazos que me viste en su momento he llegado a ponérmelos varias veces ja, ja, lo que si he perdido ha sido el tipazo (ayer ya casi no me subían mis pantalones vaqueros….que desmoralización), pero bueno no me puedo quejar. El proceso de la quimio ha sido muy duro, fisicamente para mí y psicológicamente para todos, muchos ríos de lágrimas han corrido pero siempre arropados con un inmenso amor que es el que ha sido el que nos ha mantenido en pie y nos ha hecho seguir luchando.

Y aunque han habido muchos días malos en los que no he tenido ni fuerzas para respirar, cuando ha pasado el huracán también han llegado días en los que he recuperado casi todas las fuerzas y he podido incluso hacer natación.

De todas las cosas que pasan en la vida, hemos de procurar sacar siempre algo bueno. En mi caso, he de decirte que me siento orgullosa de mí misma por como llevé la caida del pelo. Como a todas, me traumatizaba la llegada de ese momento, no quería ni imaginármelo porque el simple hecho de pensarlo me ponía mala pero…….el momento llegó, aquello ya no se podía sostener más ni física ni psicológicamente. Con paso firme me dirigí al baño, a mi marido, con la moto de pelar en la mano, le temblaban las piernas, agarré unas tijeras y empecé a darme tijeretazos aunque la gran mayoría del pelo  se caía con un simple tirón. Me miraba en el espejo mientras lo hacía y sentía que para poder pasar todo este trance tenía que ser yo la que me lo cortara hasta la raíz. Lo hice sin vacilar y sobre todo sin que me cayera ni una lágrima, descubrí dentro de mí una fuerza y una entereza que hasta ese momento no sabía que pudiera tener. Me quité de encima una gran losa que me oprimía. Actualmente, en la fase en la que estoy, vivo muy ilusionada pensando que ya me queda poco para que vuelva a nacer.
MUCHAS GRACIAS POR AQUEL DIA, lo hemos revivido muchas veces y siempre ha sido un punto de referencia para saber que la vida poco a poco vuelve a normalizarse.
Un abrazo muy fuerte de parte de los dos y que seas muy feliz.”

Publicado con su autorización. La vida sigue, y todo pasa. Os deseo mucha felicidad.

Sonrisa. Ana Torroja.

 

Ver Post >
Porque solo importa el amor
img
Isabel Franco | 05-10-2011 | 16:49| 0

 

 

Portada de XL Semanal del domingo 2 de octubre de 2011

 

(Actualización 6-10-2011) Este fin de semana a más de uno nos sobrecogió la imagen de portada de XL Semanal, donde aparecía un otrora glorioso Steve  Jobs apoyado sobre su mujer y compañera de convalecencia del cáncer de páncreas que padecía. Esta mañana la noticia de su fallecimiento daba la vuelta al mundo conmocionando todas las redacciones. También la de La Verdad, como demuestra este artículo publicado en su edición digital a las 9 de la mañana.

El titular del reportaje lo decía todo; ‘Cuando ya solo queda el amor’. Pero su interpretación puede ser errónea, porque parece que el amor es algo que aparece cuando debes resignarte a haber perdido todo lo demás, y es más bien al contrario.

Las personas que hemos vivido esta experiencia sabemos que determinados acontecimientos de tu vida te recuerdan, cuando se producen, que lo que verdaderamente importa es mucho más sencillo y ‘barato’ de lo que nos empeñamos en creer.

No es que Jobs se tuviera que conformar con el amor, sino que estaba disfrutando del amor porque es una de las cosas que verdaderamente le dan sentido a la vida. Pero no al amor de “Me quiere, no me quiere” sino a ese maravilloso sentimiento que se nos despierta cuando conocemos a personas enriquecedoras, esas con las que todos tenemos la suerte de tropezarnos a lo largo de la vida.

Porque la vida es eso, y no batallas perdidas como el periodista que firma el artículo señala. Es un espacio de tiempo que nos viene dado -y aquí que cada cual elija; destino, providencia, circunstancias, y otros-, no para ganar batallas contra el cáncer, ni contra ninguna otra de las enfermedades graves que nos puede matar y contra las que, por cierto, nadie habla de ‘perder batallas’.

Es nuestra oportunidad para disfrutar del tiempo junto a las personas a las que quieres con la firme seguridad de que tu sentimiento es correspondido, y poco más.

Poco, como esto:

lakme-duo-de-las-flores-delibes

Jobs era un genio de la informática. Consiguió convertir en sublimes productos que en manos de otros, como Bill Gates, no habrían pasado de ser revolucionarios. Era exigente y concienzudo y quienes disfrutamos trabajando con sus creaciones se lo agradecemos, porque la estabilidad que ofrecen los productos de la manzana no es comparable con ningún otro a día de hoy, le moleste a quien le moleste.

He considerado que hoy es un buen día para recordar su intervención en Stanford, no tiene desperdicio:

Discurso de Steve Jobs en la Universidad de Stanford (Subtitulado)

Descanse en paz, Mr. Jobs.

(Más en www.isabelfranco.es)

 

 

 

 

 

 

 

Ver Post >
Contra una enfermedad, la causa de otra
img
Isabel Franco | 05-09-2011 | 06:04| 0
Foto abc.es

Hace unos días me detuve a leer la noticia que publicaron prácticamente todos los medios de comunicación; un virus permite atacar al cáncer sin dañar tejidos sanos.  Se trataba del cáncer de colon, pero me llamó la atención que fuera precisamente un virus el que tuviera la llave para encontrar terapias alternativas a la química, por ejemplo.

Adjunto aquí el enlace a la noticia que publicó abc.es, a falta de encontrar el enlace a la misma noticia que publicó laverdad.es, pese a que lo he intentado con ahínco porque lo leí en éste último medio.

En fin, que quien pueda estar interesado, siga este enlace o lo copie en la barra de direcciones de su navegador: http://www.abc.es/20110901/sociedad/abcp-virus-contra-cancer-colon-20110901.html 

Ver Post >
Un huracán y una mariposa
img
Isabel Franco | 31-07-2011 | 02:52| 2

Aún podría meter mi corazón en una nuez al recordarlo. Me llamaron para ayudar a un matrimonio, una familia a la que el diagnóstico del cáncer está golpeando fuerte este verano.

No quise negarme, tampoco habría podido porque la petición vino de alguien que, por encima de todo, me ha dado mucho durante estos últimos años. Pero se trataba de mostrarle a la afectada y a su marido que este trance se supera, y yo me apunto a todo lo que se traduzca en mensaje positivo, en buen rollo. Porque sigo convencida de que todo lo que sirva para ayudar permitirá que este ‘agujero negro’ de mi vida se convierta en una ‘fuente de luz’.

De entrada me sorprendió verla, ya había superado una sesión de quimioterapia, pero lucía tipazo y se mantenía sobre tacones, toda una proeza para mí, dadas las circunstancias.

Por desgracia, esa entereza duró poco. Unos minutos sentados ante unas deliciosas galletas de chocolate y naranja, unas docenas de palabras pronunciadas y todo se vino abajo. Miedo, dolor, pena y vulnerabilidad se posaron en el centro de la mesa, mojándonos a todos los que nos sentamos allí ese día.

Yo hablaba, hablaba sin parar relatando mis recuerdos sobre la experiencia que viví hace ya 3 años, sobre mis conclusiones, sobre los efectos secundarios de la quimioterapia, sobre este blog…

Enfrente, dos pares de ojos me miraban con ansiedad, con la necesidad de constatar que el paso del tiempo también es medicina que cura, que sana el corazón y limpia la pena.

Sus manos estaban juntas, emitiendo verdaderos trasvases de amor, de unión, de complicidad, de determinación, componiendo una escena sobrecogedora. Pero no por la situación que lamentablemente atraviesan, sino por todo lo bueno con que cuentan para enfrentarse a ella.

Porque ellos no pueden percibir ahora la fuerza de sus miradas cómplices, la entereza ante la dificultad que manifiestan con sus palabras, el encantador amor que se escapa del cruce de sus corazones. Y perdón si suena cursi, pero es así de tierno.

Recuerdos, pensamientos entrecortados, miradas de compresión y muchas, muchas palabras, quizá demasiadas. Al final emoción, esperanza, buenos deseos y fuerza, mucha fuerza, la que te da saber que esto pasa y que la vida vuelve tal cual la viviste una vez, pero con mucho más sabor.

Fluye la desilusión
Muda desesperación
Pero todo tiene alivio
Menos el decir adiós
(Maná, Lluvia al corazón, Drama y luz 2011)
Lluvia al corazón en YouTube

Ver Post >
Para toda España
img
Isabel Franco | 29-05-2011 | 11:56| 0

Hoy he tenido un buen despertar. Emoción y agradecimiento se han colado en el desayuno cuando he tenido la ocasión de leer el reportaje que Manuel Trillo publica en ABC: Blogs en el filo: “Mi vida con un tumor” .

La verdad es que apenas contaba ya con destacar lo más mínimo por este blog, me conformaba con saber que aún alguna persona podía encontrar algo de ayuda al leer mi experiencia. La entrevista que me ha hecho Manuel ha despertado algunas sensaciones, la mayoría buenas y todas necesarias.
Ya lo he contado en Twitter y Facebook , pero no podía dejar de pasarme por aquí para dar las gracias a ABC y sus lectores. Lo dicho.
Ver Post >
Desperezándonos
img
Isabel Franco | 06-04-2011 | 22:34| 0

Sigue la vida su curso y nosotros montados sobre ella, pero disfrutando más a cada paso. El tiempo pasa y ahora, cuando me pide algún médico que le relate el proceso vivido, comienzo a percibir que el tiempo cuenta y que la cuenta es larga.

Va quedando atrás, va pasando, van siendo otras las cuestiones que ocupan nuestra atención y nosotros también somos otros. El domingo nos sorprendí a los tres cantando en el coche de regreso tras pasar un día en el campo. Nos permitimos, sin darnos cuenta, protagonizar unos instantes de vida normal y feliz. Y he de confesarlo, cada vez son más.
Más y menos. Más tiempo mirándonos a nosotros mismos, recuperando el terreno cedido y haciendo lo que todo el mundo. ¡Qué bien suena! Lo que todo el mundo…
Siento decir que no es inmediato, pero es, y eso es lo mejor. La pena, si cabe pena, es que me doy cuenta de que no ha sido así antes. De que, si miro para atrás, resulta que ha sido diferente. Y no me gusta. Qué le vamos a hacer, no me gusta.
Sin embargo, ahora nos estamos soltando, y eso siempre es bueno para todos. Porque por fin nos permitimos ser nosotros mismos de nuevo, sin miedo a que decir o hacer algo tenga consecuencias dolorosas.
Y sé que algo es cierto; mi familia, aunque pequeña, me gusta mucho.
Ver Post >
¡Mucha suerte Esperanza!
img
Isabel Franco | 21-02-2011 | 14:23| 0

Los personajes públicos, en la mayoría de las ocasiones, son los mejores conductores del optimismo y la entereza con que hay que afrontar las enfermedades graves.

La presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, Esperanza Aguirre, ha demostrado ser una leona al anunciar en público esta mañana que padece un cáncer de mama que la va a mantener “apartada de la circulación durante unos días”.
Me cuesta imaginar lo que ha debido sufrir esta mujer, no ya al contarlo ante micros y cámaras, sino con la avalancha de gente que se ha acercado a ella tras el anuncio.
Por supuesto, como a todas las mujeres y hombres que están pasando por la experiencia de enfrentarse al cáncer en estos momentos, mi deseo es ¡suerte!

Ver Post >
Sobre el autor Isabel Franco
Periodismo. Social Media. Formación. Aprendiz eterna. Sobreviviente del cáncer. Una entre tantos. Ni más, ni menos.

Últimos Comentarios

contacto 21-11-2014 | 15:29 en:
Haciendo músculo
Paula Fernández 17-01-2014 | 08:02 en:
¡Salta mamá!
Paula Fernández 17-01-2014 | 10:02 en:
¡Salta mamá!
Mely Tort 26-12-2013 | 21:00 en:
Al final fue el año 10

Etiquetas

Otros Blogs de Autor