Blogs

Isabel Franco

Yo también tengo cáncer

30e 1dc ¡y mucha vida por delante!

Ante todo pido disculpas, parece que estoy jugando a ‘hundir la flota’, pero me explico: 30e corresponde a 30 de enero, 1dc es la abreviatura de 1 año después del cáncer, lo demás se entiende solo.

Ya he celebrado mi primer cumpleaños. Si, si, después de resistirme tanto, ha sido necesaria una sola cita con mi psico-oncóloga para aceptarlo. Ella lo vio muy claro el jueves, ante mis palabras:

YO: El cáncer no va a poder conmigo, o sí, pero voy a luchar contra él con todas mis fuerzas.
ELLA: ¿Cómo que no? Ya te ha matado, te mató el día en que te lo diagnosticaron. Hoy eres una nueva persona ¿no te ves?

Eso es rotundo. Ella es fuerte y valiente, como mi oncóloga, y me gusta. En unos minutos, me colocó frente al espejo y me mostró todo lo que ha pasado este año, que no ha sido poco. Es cierto, la Isabel Franco que todos conocieron murió, no volverá jamás. Ahora hemos de descubrir el potencial de la nueva Isabel, y sus perspectivas de futuro ¡que miedo!

Más miedo. Esto es un no acabar. Primero al sufrimiento, luego a la muerte y, cuando parece que logras encajarlo todo contra toda regla natural, al futuro. Pero en ello sigo, blandiendo mi espada ante la adversidad y decidida a seguir luchando. Una muerte no implica una transformación radical, lo digo yo que lo estoy viviendo, sino un cambio, una mejora, un renacer en definitiva.

Y he soplado mi vela, en primer lugar, ante una coca-cola en compañía de otra valiente. Ha sido esta mañana, con una alcantarillera que, como yo, se ha enfrentado a esto pero con apenas 30 años. Y también va ganando. Como dice su padre, que tiene que ser una gran persona, “Hija, hay que luchar para después contarlo”. Ella es una joya. Ya se sabe, de tal palo…

Luego he visitado una hipoteca muy elegante, cálida y acogedora, como quienes la pagan. Un lugar a donde volver, si te dejan, y si es posible como hoy, con buena gente. En un rincón de la mía, mi hipoteca, mi marido me abrazaba después, lleva 24 horas interrogándome sobre mi encuentro con la psico-oncóloga:

-¿Qué te dijo?
-Que tengo que pensar más en mí, que yo soy lo primero, que ya está bien de dar, y que tengo a afrontar un proceso de toma de decisiones.
-Tú ya sabes pensar en tí. (Uyyyy, eso no me acaba de gustar) Se explica: “Eres tu propia referencia para tí misma y para el resto de la gente, no te puedes traicionar, llevo años diciéndotelo”. Bueno, bueno, parece que lo arregla un poco.

Al final nobleza obliga, hace un año compartía con él el cóctel de pena y miedo que te obliga a beber el cáncer, y hoy hemos cambiado esa pena por una buena cena, y el miedo por un asiático, y un gintonic.

Y me dice que esta canción me define, él que ha compartido conmigo esto junto a tanta gente a la que no me canso de decir lo mismo;
¡Gracias, gracias, gracias, gracias!


A la hora de imprimir, este blog en pdf 

Experiencias vividas en torno al cáncer por una periodista murciana que ha sobrevivido a la experiencia

Sobre el autor

Periodismo. Social Media. Formación. Aprendiz eterna. Sobreviviente del cáncer. Una entre tantos. Ni más, ni menos.


enero 2009
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031