La Verdad

img
Las miradas, al palco
img
Nacho López de Sá | 24-10-2008 | 10:00

No hay solución. Este Real Murcia, con cinco de los 24 puntos posibles y hundido en la clasficación, es incapaz de levantar cabeza. Pasan las jornadas y el equipo va a peor. Y no hay que olvidar que el Real Murcia sigue viviendo su año del Centenario. Es inadmisible.

A estas alturas, Javier Clemente sigue haciendo pruebas y sigue poniendo excusas. Que si los árbitros, que si la mala suerte, que si él no ha traído a muchos de los jugadores… Se olvida que él ha traído a Lillo y Montoro. Dos jugadores válidos, pero para Segunda B. ¿Y los demás? Si no les gusta, que no los ponga. Pero luego, uno se sorprende al ver en las estadísticas a Xisco Campos como uno de los jugadores que más minutos ha disputado.

Señor Clemente, no es el momento para poner excusas. Es el momento de irse. Con ocho jornadas a sus espaldas, queda demostrado que no se ha adaptado a la Segunda División. Y la experiencia en esta categoría es un grado. El técnico vasco acumula un sinfín de polémicas decisiones desde su llegada a Murcia. Primer arremetío contra Lucas Alcaraz y su forma de entrenar. Luego ha sido él quién ha demostrado no saber dirigir una plantilla hecha a su medida. Problemas por todos los frentes. Enfrentamientos con trabajadores del club, con varios jugadores, con la prensa; cada semana, dos días de descanso y tan solo 45 minutos de entrenamiento diarios; y por último, lo deportivo. El equipo está roto, desdibujado. Con una inocente e irrisoria defensa y un centro del campo más preocupado en destruir que en construir, no hay forma de crear ocasiones.

Los números de Clemente no son malos, son traumáticos. Empeora todos los récords negativos del Real Murcia a lo largo de toda su historia. Jesús Samper debe tomar una medida inmediata: se confundió al traerlo, ahora se confunde al no echarlo. La afición busca un culpable y las miradas se vuelven hacia el palco. Aún hay tiempo de lograr la permanencia. Ése es el objetivo. Desdichado objetivo.

Sobre el autor Nacho López de Sá
Separar el trigo de la paja. Ese es el secreto de 'El Cedazo'.

Últimos Comentarios

capital de murcia 15-06-2017 | 17:11 en:
Yo me abono
alawad 01-11-2016 | 21:08 en:
Un alcalde provocador
kazekami 28-06-2014 | 00:52 en:
Este presidente no aprende
kazekami 27-06-2014 | 21:52 en:
Este presidente no aprende

Etiquetas

Otros Blogs de Autor