La Verdad

img
Categoría: Facebook
¿Qué es eso del cifrado de WhatsApp?

WhatsApp ha comenzado a enviar mensajes a sus usuarios para avisar de que las conversaciones que se mantienen a través de la aplicación se encuentran cifradas ahora de extremo a extremo. Pero ¿qué es el cifrado?
El cifrado supone que una clave única en cada terminal permite leer los mensajes a los usuarios igual que antes, sin que haya ninguna variación en la forma de usar la aplicación, pero con una diferencia importante: en el tránsito de estos mensajes entre teléfono y teléfono, la información ahora viaja encriptada de tal forma que se evita que alguien pueda interceptar la conversación y leer los mensajes.

Ver Post >
Así te afecta la política de privacidad de Facebook en 2015

Si usas Facebook, seguro que a lo largo del mes de diciembre recibiste varios avisos sobre la modificación de su política de privacidad de cara a este año 2015. Pero, ¿sabes en qué consisten estos cambios? Los explicaré de forma muy esquemática. Se pueden resumir en cinco puntos:

  1. Utilizará los datos de geolocalización que facilites cuando quieras compartir tu ubicación para mostrarte anuncios e información sobre locales comerciales cercanos a tu posición. “Cuando tenemos información de localización, la utilizamos para personalizar nuestros servicios a tu medida, como ayudarte, cuando estás en un lugar determinado, a encontrar eventos y ofertas en tu área o indicar a tus amigos que estás cerca de ellos”, recoge la nueva política.
  2. Facebook podrá registrar la cantidad de carga de batería en tu teléfono y la intensidad de la cobertura.
  3. La red social también explica que está realizando pruebas con un botón para realizar compras directamente desde la propia aplicación. Las nuevas normas de privacidad incluyen una mención a la recolección de datos relativos a la actividad de este botón. También clarifica que si se usan los servicios de Facebook para compras o transacciones, la compañía fundada por Mark Zuckerberg puede recopilar información tal como el número u otros datos contenidos en la tarjeta de crédito y datos de la cuenta, así como detalles de facturación, envío o contacto.
  4. Los anuncios de Facebook empezarán a trabajar también en función de las aplicaciones y sitios que el usuario visite fuera de Facebook. Los anuncios empezarán a trabajar también en función de las aplicaciones y sitios que el usuario visite fuera de Facebook. “También recopilamos información sobre el uso que haces de los servicios; por ejemplo, el tipo de contenido que ves o con el que interactúas, o la frecuencia y la duración de tus actividades”, detalló Facebook.
  5. Almacenará de igual modo, los datos incluidos en el contenido que proporcionas. Es decir, los metadatos. Por ejemplo, en el caso de una fotografía o vídeo, estos pueden indicar el lugar en el que hicieron o su fecha de creación, entre otros detalles.



Las nuevas condiciones no cambian las restricciones de privacidad con las que has ya habías configurado tu perfil, es decir, si marcaste que tus publicaciones o fotos sean vistas “solo por amigos”, eso seguirá siendo así. No necesitas volver a revisar esas opciones.

Facebook ya alertó de que “entiende que aceptas las condiciones si continúas utilizando el servicio” a partir del 1 de enero de 2015. Así que, te guste o no, probablemente ya las has aceptado.

Ver Post >
El anonimato según Facebook
img
LV 0

Facebook ha presentado en f8, su conferencia anual para desarrolladores, Acceso Anónimo (Anonymous Login), que permitirá a los usuarios acceder a aplicaciones sin tener que compartir su información personal.
Hasta el momento del anuncio, cuando un usuario se conectaba a cualquier aplicación, debía compartir con ellos algunos datos como el identificador o la lista de amigos.
Ahora será posible utilizar una aplicación o servicio de terceros sin facilitar esta información personal. Si un usuario, después de probar el servicio, decide que puede confiar en él y desea personalizar la experiencia, podrá decidir hacer Log In ya con su cuenta habitual. De este modo, será más sencillo probar una aplicación sin riesgos y decidir si es interesante.
La preocupación de Facebook por la privacidad del usuario proviene de los estudios que han realizado sobre el miedo de la gente a pulsar su botón azul, ante la sensación de que no se puede ejercer un control sobre los datos que se compartirán en el inicio de sesión.
¿Y qué gana Facebook con este movimiento? La posibilidad de que más gente decida usar su cuenta para ingresar en aplicaciones. Los servicios de terceros no podrán recopilar los datos, Facebook sí.

Ver Post >
¿Por qué Facebook quiere leer tus SMS?

Algunos usuarios de Android han visto con cierta inquietud cómo la última actualización de la aplicación de Facebook les solicitaba nuevos permisos de acceso a información personal y ciertos privilegios de administración.

La modificación de las políticas de privacidad en los servicios web y las redes sociales está a la orden del día, y quien no haya aceptado alguna vez un listado excesivamente largo de condiciones  sonrojantemente intrusivas que levante la mano deje un comentario, pero en ocasiones la invasión se hace demasiado visible y genera rechazo.

La nueva versión de la aplicación comenzó a llegar a los móviles y tabletas Android el pasado día 27 de enero, y las voces de alarma no se han hecho esperar. Uno de los cambios que mayores recelos está despertando es la solicitud de acceso al contenido de los mensajes de texto del terminal, tanto SMS como MMS, algo de difícil digestión sin una explicación de peso.

Obviamente en Facebook ya debían saber que los nuevos requisitos iban a poner en guardia a más de uno y por eso estaban preparados. La empresa de Mark Zuckerberg publicó el mismo día del lanzamiento un apartado en su web que detallada los motivos para las nuevas solicitudes de acceso a información personal.

A continuación os dejo un resumen de las principales modificaciones y la justificación que Facebook ofrece para cada una de ellas a los usuarios de Android:

Si estas funcionalidades valen lo que cuestan en términos de sacrificio de la privacidad es algo que cada usuario debe valorar. En la web de Facebook podéis leer más al respecto de estos y otros asuntos relacionados con la recogida y el uso de datos que la red social realiza con sus aplicaciones móviles.

Algunos, descontentos con las explicaciones, se han negado a pasar la actualización. La pregunta es: ¿aguantarán mucho?

Vía: tony.calileo.com

Ver Post >
'Google +' hace mejor a Facebook

Pocas cosas han cambiado en Facebook en los últimos años: leves modificaciones estéticas, nueva presentación de perfil, nuevo visor para las fotos… Cada uno de estos pequeños cambios en la interfaz de la red social más popular del mundo ha sido recibido por los usuarios de idéntica manera: con protestas.

Es comprensible. Quien usa Facebook, lo hace de manera continuada, y esto genera rutinas. Es como si al ir a salir de casa alguien te hubiera cambiado el pomo de sitio. Andas perdido la primera semana, luego empiezas a abrir con la otra mano.

La rutina genera comodidad, y si a algo debe prestar atención una red social es a la comodidad del usuario. Quizás por eso cambie Facebook tan sutilmente, de una forma casi imperceptible.

El lanzamiento de ‘Google +’, la réplica del gigante de las búsquedas a Facebook, ha resultado más beneficioso que perjudicial para la criatura de Mark Zuckerberg. Facebook se ha visto obligado a dar pasos de importancia allá dónde ‘Google +’ es claramente mejor.

El primer cambio llegó al chat y los mensajes con modificaciones estéticas y de funcionamiento. Se agruparon en hilos tanto las conversaciones en tiempo real como los mensajes enviados a una persona para que los lea cuando vuelva a conectarse y se cambió la ubicación. Los cambios llegaron solo una semana después del nacimiento de ‘Google +’. A esto se sumó el anuncio de un acuerdo con Skype para dotar a Facebook de videochat. Todos estos movimientos apresurados pretendían ensombrecer algunas de las virtudes del nuevo rival.

El otro punto fuerte que destacó en el la llegada de ‘Google +’ fue el control sobre la privacidad. La interfaz ‘Circles’ hace fácil la gestión de quién ve cada una de las cosas que publicas. Un aspecto en el que Facebook siempre ha sido un desastre.

La semana pasada Facebook hacía pública su respuesta. Las novedades no van mal encaminadas: Etiquetas, ubicación y control de la privacidad para las publicaciones desde el mismo lugar en el que se escribe el mensaje.

Ahora es más sencillo etiquetar a una persona en una publicación de forma que reciba un aviso de que ha sido nombrada, una implementación de clara inspiración tuitera; o añadir el lugar en el que te encuentras a la hora de publicar; pero sobre todo, ahora es posible elegir fácilmente quién va a poder acceder a lo que publicas. Justo bajo el ya clásico campo «¿Qué estás pensando?», se ha incluido un menú desplegable con el que marcar si quieres que lo que añadas lo vean tus ‘Amigos’, todo el mundo, un grupo previamente configurado de gente o determinadas personas. Un paso importante en un Facebook poco dado a las concesiones en materia de privacidad, y sin embargo, aún insuficiente. Han de venir más cambios en este apartado si quiere Facebook ponerse a la altura de un rival, que sin haber tenido éxito, sí parece haber metido miedo.

Ver Post >
La obsesión de Google

Como un arquero con las manos frías, Google va acercándose lentamente a la diana. Su intención es crear una red social de éxito. Es una obsesión no disimulada. El número uno de las búsquedas quiere el trono de Facebook. Podría decirse que Google+ (léase plus) es la primera flecha lanzada que no va fuera.

La red social recién presentada ha logrado despertar el interés de los usuarios como ningún otro acercamiento de Google al internet social, y ha sido así gracias a un concepto más maduro y mejor diseñado que los anteriores. La forma de introducirlo también ha sido mejor que en otras ocasiones. El intento anterior, de nombre Buzz, llegó como un elefante a una cristalería. Google decidió incrustarlo en el servicio de correo Gmail con la idea de que su presencia, forzada, fomentara su uso. La realidad fue más cruel. La imposición generó tal rechazo que Buzz se convirtió en un cadáver tecnológico casi sin haber terminado de arrancar. Nadie lloró.

Google+ aterriza de forma más amable. Para acceder a la nueva red social es necesario recibir una invitación, al menos durante este periodo inicial de pruebas. Esto ha hecho que en los últimos días las peticiones de invitaciones se hayan disparado, lo que supone un buen montón de marketing gratuito para Google.

Pero no es solo la escasez de invitaciones el motivo por el que Google+ ha atraído las miradas. También algunas ideas interesantes aplicadas al concepto popularizado por Facebook.

Uno de los aciertos, por lo funcional y por lo estético, es la forma en la que se comparten los contenidos con otros usuarios. Cuando publicas un comentario, una foto, un enlace o lo que quieras, debes arrastrarlo hasta un círculo que conforman las personas que hayas elegido. Así, puedes tener los círculos ‘Amigos’, ‘Familia’, ‘Trabajo’, etc, y gestionar de forma sencilla lo que compartes y quién puede verlo. Facebook incluyó hace tiempo algo similar con ‘Grupos’, pero la implementación de Google se antoja bastante mejor porque te obliga a pensar a quién va destinada cada cosa, mientras que en Facebook es más sencillo caer en la inercia de publicar todo para todos tus contactos.

Otra característica llamativa es la inclusión de las ‘quedadas’, que ofrece la posibilidad de marcar el estado como disponible para iniciar un videochat individual o grupal con cualquier contacto que lo desee. La idea es que esperes a ver quién pasa por ahí. No parece que vaya a suponer revolución alguna. Por lo demás, fotografías que se suben automáticamente desde dispositivos Android para elegir a posteriori si se comparten con algún círculo, chat grupal a la manera de WhatsApp con integración en los dispositivos móviles y poco más. ¿Suficiente? Las cartas parecen buenas, aunque es difícil ganar cuando te sientas a jugar con la partida empezada.

Ver Post >
Sobre el autor Rubén García Bastida
Periodista en la edición digital de 'La Verdad'. Escribo sobre tecnología y redes sociales en #estosemueve y guardo un rincón para las cosas pequeñas en 'La esquina doblada'. En Twitter soy @garciabastida

Etiquetas

Otros Blogs de Autor