La Verdad

img
Categoría: Al filo de la noticia
El debate de los deberes

El seguimiento de la huelga de deberes convocada para los fines de semana de este mes de noviembre por las familias de alumnos de las escuelas públicas será difícil de cuantificar, pero el impacto que esta propuesta  ha tenido en los medios y en las redes sociales,  mantenida por padres y madres, profesores y hasta los propios estudiantes, marca un hecho genuino que puede cambiar las relaciones entre los implicados en esta historia.

El hecho, sin precedentes abre el debate de un tema añejo, no resuelto desde lustros, pero que nunca se había abordado con tanto empeño, era algo que siempre estaba ahí, en letargo, medio dormido pero ahora sale a la palestra con una acción de rechazo frontal a la realización de los deberes.

Una cuestión que sigue abriendo pareceres encontrados, a favor y en contra de realizar tareas escolares fuera de las aulas.

Ahora, sin embargo con el paso a la acción desde este llamamiento de los padres de alumnos de la escuela pública para boicotear los deberes escolares nos pone delante de un tema candente y urgente que tendrá que resolverse, mejor cuanto antes para evitar una confrontación innecesaria y estéril entre docentes y familia.

Nadie discute el derecho que tienen las familias de levantar la voz, pasar a la acción y decidir qué o cómo hacer para que sus deseos sean tenidos en cuenta; sin embargo proponer una huelga contra las tareas escolares los fines de semana, con el envío de una misiva a los tutores de sus hijos donde en la nota redacten que prioridad las actividades familiares, en contra de no atender las tareas propuestas no me deja claro si el camino elegido es el adecuado.

Es cierto que la acumulación de tareas,  en ocasiones son una losa pesada que llevan los escolares en la mochila, arrastrando una carga que  no ayuda a mejorar lo que se enseña y, más aún lo que se debería aprender. La escuela no puede, ni debe mantener un pulso con el más de lo mismo y hacer que impere la ley de la inercia consentida, por lo que  habrá que organizar mejor los tiempos, las horas y las sesiones desde dentro para no perjudicar a los estudiantes .

Una vez más los docentes tendrán que hacer el esfuerzo, ser los primeros, en los centros abordar el tema en los equipos de profesores, para que impere el sentido común; hay que mover ficha y no dar lugar a que nos enfrentemos, ni nos cuestionemos.

Trasmitir al alumno la idea de que las indicaciones de su profesor no son adecuadas y no tienen por qué cumplirlas es lo peor que pueden hacer las familias, porque ponen a los estudiantes en contra de sus profesores. La huelga de deberes, así llamada no creo que  sea la solución, mejor sería  resolver como integrar mejor lo que enseñamos dentro del aula y planificar qué hacer fuera, eso si contando con la familia siempre, para que no crezca el recelo y el enfrentamiento que nos lleve a un callejón sin salida.

Ver Post >
40 años no son nada

El  20-N es una fecha para la historia, pero mucho mejor para  la celebración. En este caso nada tiene que ver con  lo que muchos piensan y sí con la de esos 40 años que han pasado que un grupo de adolescentes dejamos el COU en ese centro que fue para muchos nuestro referente en la formación y donde iniciamos la salida para  lo que luego cada uno eligió en la carrera de la vida…, y mira por donde la otra noche nos juntamos para compartir entre buenos amigos aquellos recuerdos.

La historia  hay que refrescarla, ahora más que nunca que ya estamos entrados en años, porque el recuerdo es importante para sacar de la chistera tantos momentos, sensaciones y decir aquello de  “qué bueno que viniste” . Por eso  el viernes 20, de noviembre,  nos encontramos un gran grupo de antiguos compañeros de estudios, en el restaurante la Barra de La Torre,  para celebrar los 40 años que finalizamos nuestros estudios en colegio San Buenaventura, de los PP. Capuchinos de Murcia  y hemos tenido la fortuna de podernos encontrar y compartir unos momentos de recuerdos y del presente entre un gran grupo de aquellos estudiantes del COU del 1975 .

Al encuentro acudieron los profesores Pedro Olivares, con su libreta de calificaciones donde nos enseñó las fotos de carnet y sus anotaciones ( ¡qué pena que no se quedara a la cena!, pero tuvo el gran detalle de acudir al encuentro).  Ramón Gil,  director del centro en aquellos años,  Santiago Pujalte con sus 85 tacos  y Francisco Cervera… Entre los asistentes hay de todo, como en botica, me refiero de todas los oficios y profesiones más diversos, algunos siguen siendo o parecen ser como antes; también los hay que cambiaron y lo disimulan, pero con mucha ilusión se acercaron a pasar el rato, a darle un gran bocado a esa infancia recuperada- como diría Savater- entre bocado y trago, recordando nunca mejor dicho que estamos vivos y  esos 40 no son nada, porque la vida sigue y seguirá dándonos más oportunidades para el encuentro.  Las fotos del ayer y del hoy son muestra de ello.

 

Foto de 1974

Ver Post >
El relevo del amigo Wert

Quizás pase su nombre a la historia de la Educación  por ser uno de los ministros más desacertados del gremio,  al menos  su popularidad  ha estado siempre por los suelos, pero además muchos lo han visto demasiado desatinado en sus juicios y, además ha sido muy prepotente como prueba su buen hacer en montar rifirrafes, tormentas y polémicas contra el sentir de una ciudadanía que ha visto cómo este político ejercía su ordeno y mando, con  ciertas sinergias, por llamarlo de algún modo, más próximas al absolutismo que a la búsqueda del consenso. Sus patinazos públicos lo han demostrado, no ha sabido estar a las alturas de las circunstancias, ni ha querido escuchar a muchos que le han dicho que la educación no es un saldo, una mercancía de compraventa, que el todo cien no funciona y  sin embargo, erre que erre, su empeño lo han llevado siempre a montar cirios y levantar ampollas.

El relevo del amigo Wert hace meses que estaba sobre la mesa de Rajoy,  dicen que a petición propia, pero ha tenido que esperar, aguantar y  no cesar en su empeño. Ahora con una rapidez asombrosa, pero totalmente  fuera de lugar, pues  el cambio se tendría que haber realizado muchísimo antes, decide el presidente de Gobierno cambiarlo sin que se note mucho y de “puntillas”. No entiendo ni comparto  el modo de hacer de Rajoy, porque a las diez de la noche, cuando este país está cenando y viendo la tele, decide  sin comparecencia pública –imagino por el miedo a la rueda de prensa- y tras haber enviado el decreto vía correo electrónico al Rey hacer pública la decisión a través de una nota informativa.  Sin más, totalmente penoso.

De nuevo, el presidente ante las críticas  por el modo de informar, fiel a su ironía que le caracteriza señalaba aquello de “Si quiere usted, a partir de ahora lo haré a las doce de la mañana” y aún más decía aquello de que “realmente no le parece el tema más importante de la historia”. Por supuesto que el relevo del ministro no es un tema de Estado, pero creo que  no son modos para cambiarlo como lo ha hecho. Las cosas hay que hacerlas mejor, al menos con más información y no a la francesa, aunque Wert se quiera ir a  París. Este país sabía que  el relevo al frente de la cartera de Educación, Cultura y Deportes era una petición hecha de antaño, con justificación y con mucha insistencia por  muchos, desde docentes hasta artistas, músicos, cineastas,  pasando por familias y alumnos, becarios,  premiados, universitarios, etc…sin embargo su relevo nunca se forzó por no bajar la guardia a esa presión social, todo al contrario había que seguir con la estrategia y la obediencia de la consigna, la fortaleza era la razón de seguir ahí dando caña, al pie del cañón levantando España.

Ahora, cuando París vale más que la Lomce y  los deseos de promoción personal  son más fuertes que los arrebatos ministeriales  y- también hay que decirlo- antes de que todo se pueda complicar y vayamos a ver qué pasa -si se puede, habrá pensado el susodicho, mucho mejor salir  por la puerta trasera del palacio, soltar la cartera con la carcajada de rigor y entre sonrisa profidén salir  cuanto antes de viaje. Sin duda  la jugada de “las razones personales” ha sido perfecta, además se le une que su petición es doble: ser embajador ante la OCDE, en la France, al lado del Sena para recibir el premio por sus servicios prestados y, a la vez, el dos por uno,  hacerlo en París, junto a su media naranja, donde quiere cumplir  aquello del “ A vivir que son dos días” ¡todo un ejemplo para la historia!

 

 

 

 

 

 

Ver Post >
“¡Vais a asustar a los niños!”

Es muy común todos los años, por estas mismas fechas ver cómo las autoridades políticas se dan cita en un aula y entre pupitres y chiquillería deciden dar la apertura al nuevo curso.  Es algo parecido a inaugurar un evento, cortar la cinta , dar el pistoletazo de salida formal en este caso,  al curso académico 2014-15…aunque como todos sabemos lo informal y lo diario es otro cantar mucho menos ruidoso, pero  mucho más realista que se inaugura desde el primer día, en las pocas horas de estar, sin tanta amplificación… Y es que  llama la atención ver tanto traje de chaqueta y corbata juntos, amén del personal de seguridad, policías, guardaespaldas y comitiva de acompañamiento en un colegio alejado del mundanal ruido….

En esta ocasión, fueron los nuevos monarcas, don Felipe y doña Letizia  en Orense, nada más y nada menos y fue  en un centro rural con apenas trescientos alumnos, el escenario donde se dieron citan el ministro Wert y los políticos regionales y locales (entre las que se encontraban el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; y la jefa del Legislativo, Pilar Rojo; así como el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez) que junto a los fotógrafos y cámaras de las teles imagino que impactarían a la chiquillería de esas tres aulas infantiles que, a medio de sus quehaceres vieron el despliegue mediático ante la visita real. No es de extrañar que el rey dijera a los escolares  ¿a que nunca habéis visto tantas cámaras?  Y fiel a ese  tono bromista se refirió a los fotógrafos con aquello de que ¡vais a asustar a los niños!

Los escolares no se asustan por el ruido de flashes, ni por los cámaras enredando entre los pupitres, tampoco por la visita de los ilustres, ni mucho menos, aunque no están acostumbrados saben que eso es de película, o de dibujos animados que suelen ver muchos y saben que eso es totalmente atípico, inusual y más bien genera un efecto novedad, totalmente llamativo pero pasajero, nada de nada. Los síndromes de la vuelta al cole, si los hubiera, son mayores y los sustos que tienen de la realidad misma que viven en sus casas, con los problemas  que tienen sus padres para tirar el día a día son los que verdaderamente les afecta. Los discursos, las bromas y el talante optimista  no son para asustarse, nada de nada…

Sin embargo, leyendo la noticia en algún medio  me llamó la atención  lo que dijo el rey en su discurso-por cierto nada blando, tocó muchos palos…- y de cómo titularon sus palabras: “Urge aumentar la calidad  de la educación”, una frase nada bromista, por lo de “Urge” que  no sé si le cayó bien o mal al ministro Wert…  que  al mismo tiempo en el cuadro escénico que rodeaba la visita al centro, y por lo de la calidad, se dijo que  junto a la comitiva se encontraban el director del centro y dos madres de la asociación de padres que aprovecharon para entregarle a Doña Letizia un sobre con varios documentos. Según han informado a los periodistas, entre otras cuestiones, se incluían demandas como un cambio de horario en el centro, la ampliación del comedor y de las instalaciones. También se han sumado peticiones de la Asociación Galega do Síndrome de Down. Al mismo tiempo, en el exterior de este centro educativo, unas doscientas personas de la plataforma gallega por la defensa de la enseñanza y de otros quince colectivos han protagonizado una protesta comunicada a la que llegaron tarde una treintena de asistentes que se quedaron a dos kilómetros.  Y es que lo de la calidad tiene sus rostros, su traducción en las demandas y en la insatisfacción de los afectados que ven cómo no se hace lo que se debiera y que nada tiene que ver las bonanzas prometidas en la LOMCE, mejorar es solucionar problemas, resolver, cambiar y de eso es de lo que se trata, no de legislar.

 

Ver Post >
¡Menudas vacaciones!

 Ahora que viene el final de curso y las escuelas se quedan vacías de escolares, una vez más  se oyen las voces críticas de muchos ciudadanos que  no ven con buenos ojos que se inicien ya, de repente y sin más espera esas vacaciones que llaman a la puerta, sin previo aviso, dejándose  caer de forma forzada, porque tocan ya, como las hojas del calendario que tachamos sin contemplación. Una año más, llega el final de la cosecha, la  historia se repite, los comentarios – de nuevo  se oyen en la calle- afloran en esos decires espontáneos ,  porque muchos siguen pensando que cerrar las escuelas y dar vacaciones se convierte en un problema más, de conciliación y de horarios, de sacar la dedicación a esos chicos y chicas que, en especial en infantil y primaria, menos en secundaria, pasan de un día a otro a estar fuera de órbita, de ese horario preestablecido y ahora se quedan en la casa, con otros que cuidan de ellos mientras sus padres siguen trabajando, algunos siguen en actividades, escuelas de verano en ayuntamientos, empresas que se dedican a ellos; otros y muchos están en la calle, entre la tele y la consola matando el tiempo….

Y es que las vacaciones, para muchos las denominadas escolares son un rompedero de cabeza y la culpa siempre a los maestros que son los que reciben las bofetadas, los torpedos desde la trinchera. Leo un artículo de Jórdi Evole, el de “Salvados” en un diario donde es columnista y  no me lo esperaba lo que dice: “Será porque han llegado las vacaciones escolares, pero no me quito de la cabeza a los maestros. Qué importantes son”, lanzar una apuesta por los profesionales del oficio, sin caer en los tópicos de siempre sobre las vacaciones de los maestros, un auténtico ataque que los infravalora hace que  como el mismo Évole afirme: “Son muy visibles las vacaciones de un maestro pero, en cambio, es invisible su horario de trabajo. «El director de un colegio puede saber cuántas horas está el profesor en el aula, pero no cuántas horas dedica en su casa a preparar las clases», afirma Julio Carabaña, catedrático de Sociología de la Educación. Pero eso no lo tenemos en cuenta cuando criticamos a los maestros. Hemos llegado a la conclusión de que no pegan golpe. Y ellos lo saben. Se sienten poco valorados. No lo digo yo, lo dice una encuesta del sindicato ANPE a 10.000 docentes.

Un eterno problema sin resolver, el de las vacaciones y la poca estima a esos docentes que se entregan a un oficio difícil, complejo,  poco valorado  y que siguen siendo crítica continua en la boca de madres y padres cuando hacen cola en el súper, en el jardín o en las plazas donde hay corrillos que despellejan sin piedad a esos hombres y mujeres que durante muchos meses tienen que poner en solfa a hijos exigentes que cada vez están más desmotivados, desorientados, ensimismados  y a los que tienen que enseñar, educar, corregir, hacer en la mayoría de las veces,  el tres, cuatro o cinco por uno, más allá de sus funciones ¡ qué pena me da escuchar la misma cantinela de siempre y ahora aún más, porque la sintonía de la crisis nos hace estar a todos mucho más nerviosos y culpabilizamos aún más a aquellos que están cerca, al lado, aunque callen y anden también cabizbajos ¡ Menudas vacaciones !

 

 

Ver Post >
El sueño…de Orihuela
img
LV 0

 José Orihuela es el nuevo rector de la UMU, ahora ya proclamado ante la comunidad universitaria y la sociedad representada por sus ciudadanos, como el nuevo Magnífico  que tendrá que llevar y conducir contra viento y marea a esta gran empresa, la primera Universidad pública de la Región, con 35.000  alumnos matriculados, sin duda protagonistas de primera, que conforman el núcleo medular de la docencia y la investigación. En el discurso televisado, por la propia TV.UM.ES , al no estar en la sala, tuve la ocasión de pillar parte del acto donde se hizo el cambio de poderes entre el rector saliente, José Antonio Cobacho  y el actual.  Ahora imagino que muchos tendrán oportunidad de tirar de la boca, decir o redecir que si esto o aquello, ya sabemos que siempre es fácil hablar, menos  sin duda hacer. Del rector saliente destacar, su talante de cercanía, al nombrar y destacar a aquellos que arropan y  enseguida se dirigió a los estudiantes y los problemas de las becas,  entró en su defensa. Al mismo tiempo, como era de esperar, Cobacho aprovechó para despedirse  y aseguró que la deuda financiera de la UMU es nula,  ya que tampoco se debe nada a proveedores, y concluyó pidiendo perdón por si se había equivocado en algo. Un bello gesto que le honra.

El relevo lo tomó José Orihuela, “Seré el rector de todos”, anunciaba nada más empezar a hablar, para añadir que “todo empezó como una tormenta de ideas y el entusiasmo de unos universitarios por un cambio profundo”, para continuar advirtiendo que “la universidad no puede convertirse en el negocio de unos cuantos”.”Tuve un sueño”, agregó, para remarcar su intención de un “modificar el modus vivendi y operandi” de la UMU mediante una “revolución pacífica” en la que tendrá cabida “el arte y la filosofía” o las humanidades. Con un discurso rompedor, directo y nada protocolario Orihuela se saltó lo  “políticamente correcto”, reconocía que “no iba a pedir cuentas ni represalias” al anterior equipo. Era de suponer, sin duda, hay que seguir remando en la misma agua, siempre contracorriente como hicieron  sus antecesores.  El sueño de este matemático reflexivo, tuvo más de filosofía que de teoremas, nos habló de valores, de regeneración, de la capacidad de ilusionar, de cambio, de crítica ante el plan Bolonia y de quitar la carga de docencia exagerada que muchos docentes tienen que impartir. Se posicionó en un discurso soñador, pero aterrizando en medidas, mejoras, ideas y proyectos para estudiantes, PAS y profesorado, además de comprometerse con estar a la escucha de las demandas. Y, rompiendo el protocolo hizo  subir al estrado a la estudiante de biología Marina Portugués para que leyera una historia, donde la voz de los estudiantes se hacía presente y destacando  la  “prudencia, templanza y humildad; valentía, honor y honestidad”.

Esperemos que el sueño de Orihuela se haga realidad y que esta Universidad pueda seguir luchando contracorriente, unida, buscando el sentido común, la lógica de resolver lo que se pueda y abandonando las zancadillas…la sociedad nos exige responder con urgencia a los problemas, la universidad  puede soñar, pero no “dormirse en los laureles”

Ver Post >

Otros Blogs de Autor