La Verdad

img
Categoría: Archivos
El 'Calixtino' y otros pergaminos

Un agente, con el privilegio de las clarisas de Murcia. / G. C.

El juicio por el robo del Códice Calixtino (siglo XII) de la catedral de Santiago de Compostela me ha hace recordar otro caso que está en manos de la justicia. Me refiero a los 28 documentos históricos (el más antiguo, el privilegio de Sancho IV del año 1248 otorgando a las clarisas su monasterio de Murcia) recuperados por la Guardia Civil en un puesto ambulante de antigüedades. La investigación todavía debe arrojar luz sobre los misterios del periplo que siguió este patrimonio documental, de incalculable valor, para terminar en otras manos que no eran las de sus dueños originales y, quizás lo más importante, quién a partir de ahora debe guardarlos.

No ha trascendido de momento si en el transcurso de las indagaciones se han hallado pruebas que permitan concluir que ese tesoro documental fuera objeto de un robo, cómo sí ocurrió con el famoso ‘codex’ de Santiago. Así que varios interrogantes siguen esperando respuestas. Por ejemplo, cómo y cuándo estos pergaminos se esfumaron de sus lugares de origen: el monasterio de Santa Clara la Real de Murcia (24 de los 28 documentos), el Archivo de la Catedral de Murcia y el de la Diócesis de Cartagena. Al menos en el caso de las clarisas hay quien piensa que pudieron desaparecer con motivo de algunas de las dos grandes reformas que en los últimos tiempos se han acometido en el convento: una tras la Guerra Civil y otra hace poco más de una década.

Ahora se plantean dos escenarios. Puede darse el caso de que a quien se le incautaron estos manuscritos justifique su propiedad, por ejemplo, con un documento que acredite la cesión. En caso contrario, deberían volver a sus primeros dueños. Y otra incógnita se abriría entonces: ¿disponen éstos de los medios adecuados para asegurar su conservación? La Consejería de Cultura (que de momento los custodia en depósito hasta que haya una resolución judicial) ya advirtió en su día de que los pergaminos se encuentran en un deficiente estado, “con dobleces, roturas y restos de humedades”. Y avisó de que exigirá a sus propietarios que los restauren, garanticen su mantenimiento y permitan su estudio o consulta por parte de los investigadores. De momento, las clarisas (que a raíz de la información publicada por ‘La Verdad’ se interesaron por el descubrimiento) han dado un paso adelante y han solicitado a la directora general de Bienes Culturales, María Comas, que los 24 pergaminos regresen al archivo del convento.

Si algo parece haber quedado claro es que, por suerte, la Región ha recuperado un pedacito de su historia escrita.

Ver Post >
El privilegio robado de Felipe II

El buen trabajo de la Guardia Civil, en colaboración con la Consejería de Cultura, ha permitido recuperar veintiocho documentos históricos de la Región de incalculable valor. Al parecer, se ofrecían en un puesto ambulante de venta de antigüedades; y ahora se custodian en una caja fuerte a la espera del rumbo que tome la investigación judicial. Los pergaminos más importantes (entre ellos un privilegio del rey Sancho IV del año 1284) se refieren a la fundación del monasterio de Santa Clara de Murcia, una de las visitas imprescindibles para conocer la historia medieval de la capital. En 1975 se confirmó su desaparición, y hasta ahora nada más se había sabido de ellos.

La noticia pone la lupa sobre otro tesoro del patrimonio documental al que también se le perdió la pista. Según recuerda Rafael Fresneda, director del Archivo General de la Región, se trata de la carta fundacional de Mazarrón: doce pergaminos, decorados con miniaturas y con la caligrafía propia de la Chanchillería Real, donde se otorga la independencia de Lorca. El documento, del año 1572, lleva la rúbrica del mismísimo Felipe II. El título de villa fue robado de la caja de caudales del Consistorio (que no estaba cerrada con llave) hace ahora 25 años. Ni la investigación policial ni las llamadas desde distintas instituciones apelando a la sensibilidad del ladrón (o ladrones) para que lo devolviera, surtieron efecto. Desde entonces, sobre su paradero han circulado varias hipótesis: desde que fuera un robo por encargo de un coleccionista hasta que el ladrón (asustado por el revuelo levantado) hubiera optado por destruir los pergaminos con cuya venta ilegal pensaba embolsarse un dinero extra. “Este documento tiene más valor cuando es de todos”, reflexiona Fresneda acerca de cuál es la verdadera importancia del patrimonio documental, afortunadamente cada vez más valorado por la sociedad en general gracias a la impecable labor de documentalistas, archiveros y bibliotecarios.

Facsímile del privilegio de villazgo de Felipe II. / LA VERDAD

Facsímile del privilegio de villazgo de Felipe II. / LA VERDAD

En su día, la Guardia Civil admitió que el caso del privilegio de Felipe II estaba cerrado debido a la imposibilidad de seguir avanzando en la investigación tras agotarse todas las pistas posibles. Aunque, eso sí, dejaba una puerta abierta: “Se han dado casos de obras de arte recuperadas mucho tiempo después” Así que los 28 documentos históricos hallados ahora devuelven la esperanza de que el título de villazgo de Mazarrón regrese con sus legítimos propietarios: los mazarroneros.

Cuesta entender que, pese a su importancia histórica, el Ayuntamiento haya pasado página y no mueva ni un dedo para recuperar tan preciado título. Así que recupero las palabras que dejó escritas el exregidor Antonio Jorquera Zamora: “Estos pergaminos […] constituyen un timbre de honor para el municipio, que todos los mazarroneros debemos reivindicar de forma permanente para que vuelvan a su destino original y no estén en manos ajenas y corrompidas”. Ahí queda.

Ver Post >
La herencia del marqués

Seis municipios de la Región de Murcia (Albudeite, Alhama, Librilla, Mazarrón, Molina y Mula) y diez de la provincia de Almería (Albanchez, Albox, Cantoria, Chirivel, Cuevas de Almanzora, María, Oria, Taberno, Vélez Blanco y Vélez Rubio) se han unido para remarcar una página importante de su historia común. En el imponente castillo de Vélez Blanco, representantes de estas dieciséis poblaciones ‘hermanas’ han rubricado la constitución de la Asociación de Municipios del Antiguo Marquesado de los Vélez, con la vista puesta en la promoción del patrimonio ‘heredado’ de estos nobles. Ahora, el acuerdo será refrendado en otro acto solemne, esta vez en la Región, que tendrá como marco el convento de San Francisco de Mula. En unos días la asociación echará a andar formalmente con su primera reunión de trabajo (a celebrar en Cantoria) y la creación de tres comisiones: una institucional para buscar fondos económicos; otra dedicada a la elaboración de programas y actividades, y la tercera encargada de promover el legado histórico y cultural del marquesado de los Vélez, de cara a convertirlo en un reclamo turístico. La archivera de Mazarron, Magdalena Campillo, adelanta que la primera propuesta que pondrá sobre la mesa será retomar la digitalización de los documentos que forman el archivo de esta noble familia. Por desgracia, la tarea se ha quedado a medias debido a la difícil situación económica por la que atraviesan algunos ayuntamientos, cuyas arcas deben sufragar ese proyecto para la conservación de un patrimonio documental de primer orden .
La familia Fajardo, que obtuvo el título en 1507 de la mano de Juana I, levantó un pequeño imperio, extendiendo su poder por buena parte del sureste. El marquesado, que se inició con Pedro Fajardo Chacón, se extinguió en 1837. Antes llegó a controlar veintiún concejos, con una extensión de 3.700 kilómetros cuadrados. En la Región, un ramillete de sus principales monumentos se deben a este linaje. El más conocido, su capilla de la Catedral, con una fabulosa bóveda estrellada. También, los castillos de Mula y Mazarrón, además de otro patrimonio no tan relevante, como posadas, almacenes, molinos y redes de agua.

Castillo de los Vélez de Mazarrón; detrás, uno de los cerros mineros. / G. CARRIÓN

Los marqueses amasaron fortuna gracias a los recursos naturales de estas comarcas. En Mazarrón, por ejemplo, explotaron (de la mano de los marqueses de Villena) el alumbre, un mineral imprescindible para el fijado de los tintes en la industrial textil a finales de la Edad Media. Con el tiempo, esta población (que nunca estuvo bajo el dominio del señorío de los Vélez sino del rey) logró el título de villa (y por tanto su independencia de Lorca) gracias a su riqueza mineral y, por supuesto, con el visto bueno de los marqueses. Estos erigieron una iglesia, dedicada a san Antonio de Padua, para no ser menos que el linaje de los Pacheco, que ya tenía la de san Andrés. Y también construyeron una fortaleza desde la que controlar y proteger sus negocios. Todavía hoy con su porte domina el pueblo.

Ver Post >
Recuerdos que salen del archivo

Recibo una notificación vía Facebook (mil gracias) que me lleva a una imagen de 1955 de una carrera ciclista pasando por la puerta de la casa de mis padres, en la avenida Constitución (antes de José Antonio) de Mazarrón, todavía sin asfaltar y con una hilera de fachadas que ya no existen. La instantánea tomada por Francisco García Jorquera, ‘Paco el fotógrafo’, como es conocido en el pueblo, me trae muchos recuerdos personales casi coincidiendo con la celebración (el próximo lunes) del Día Internacional de los Archivos, una fecha para llamar la atención sobre el importante legado cultural que conservan estos centros de documentación. Según un listado del Ministerio de Cultura, en la Región existen setenta de estos ‘contenedores’ de información, casi todos pertenecientes a organismos oficiales, parroquias y hermandades religiosas. El archivo de ‘Paco el fotógrafo’ no aparece en esa relación, pero cumple como el que más con uno de los cometidos encargados a estos registros de documentos: “conservar la memoria de nuestros pueblos”.
En las páginas de ‘La Verdad’ ya contamos la historia de Francisco García Jorquera. Ahora se cumplen sesenta años desde que este profesional empezó a atrapar con su cámara (la primera fue una Kodak Retina que adquirió en Alemania por 4.500 pesetas, “el sueldo de todo un año”) la historia reciente de Mazarrón. Su pasión por la fotografía y por su pueblo también le llevó a recopilar imágenes de otros autores. La más antigua que guarda data de 1890, y muestra el trasiego de vecinos por la antigua plaza de la Libertad. Ha fotografía estampas cotidianas, monumentos, festivales, inauguraciones, romerías, mítines y, también, a todos los alcaldes desde 1957. En su estudio todavía conserva el crucifijo sobre el que hasta no hace mucho juraban el cargo los regidores, y que él mismo transportaba cuando le avisaban desde el Ayuntamiento para la foto oficial.

Paco García, en su estudio en 2012. / GUILLERMO CARRIÓN

Pese a los años y a los problemas de vista que sufre, ‘Paco el fotógrafo’ ha seguido adelante. Animado por su vecino Antonio Verdú, encontró en las nuevas tecnologías la manera de conservar este patrimonio. Con suma dedicación y paciencia, emprendió la ardua tarea de digitalizar y documentar todo su archivo, para lo que primero tuvo que aprender por su cuenta unas nociones básicas de informática. Los miles de negativos que conserva son un tesoro para los investigadores y también para los vecinos que acuden a su estudio en busca de su historia familiar. A unos y otros les trata con el mismo afecto.
Ahora, Francisco García se ha lanzado a otra aventura. Tiene una cuenta en Facebook donde va compartiendo sus imágenes. Lo mejor de todo es que muchos de los internautas que acceden cuentan sus recuerdos y ayudan a enriquecer la instantánea con nuevos datos acerca del momento en el que se tomó la imagen y sobre las personas que aparecen en ella. A ‘Paco el fotógrafo’ habrá que reconocerle algún día todo lo que está haciendo por conservar la historia de Mazarrón.
Aún recuerdo su amabilidad en la despedida el día que fui a visitarle a su estudio para aquel reportaje:
-“Vuelve cuando quieras. Seguro que encontramos una foto tuya”.
Tengo pendiente corresponder a su invitación.

Ver Post >
Sobre el autor Miguel Rubio
Mazarrón, 1967. Periodista de 'La Verdad' y guía oficial de turismo.

Últimos Comentarios

Vaya-tela 09-02-2017 | 09:47 en:
Cultura y los faros
mrubio 28-02-2016 | 11:53 en:
El hotel de los felices 70

Etiquetas

Otros Blogs de Autor

Últimos Comentarios

Vaya-tela 09-02-2017 | 09:47 en:
Cultura y los faros
mrubio 28-02-2016 | 11:53 en:
El hotel de los felices 70