La Verdad

img
Categoría: S.O.S. OJRM
Extensiones del Cluedo

Vivimos tiempos donde se responsabiliza a los políticos de todo lo que sucede. Hace unas semanas lo vimos con la caída de una rama árbol en en centro de la ciudad y hace años ocurrió algo parecido con la tragedia del Prestige en las costas gallegas. Son desgracias, que a toro pasado, son tenidas como previsibles, pero que nadie sabe realmente como evitarlas.

Por otro lado, los políticos se empeñan en convencernos de que todo lo bueno que nos pasa es gracias a ellos y basta con leer cualquier página de un diario regional o seguir las redes sociales para encontrar ejemplos muy significativos. La semana pasada sin ir más lejos ocurrió con motivo del anuncio de la reactivación de la Orquesta de Jóvenes de la Región de Murcia (OJRM), una de las mejores y anheladas noticias para la cultura.

Como saben muchos de ustedes, en Música Inesperada y bajo la categoría titulada SOS OJRM, hemos pedido por activa y por pasiva, siempre con respeto y a veces con cierta ironía, que se dotara de presupuesto a la OJRM para que volviese a funcionar, ya que era una necesidad vital para el futuro de nuestra música. Han sido muchos los músicos entrevistados en este blog que han apoyado esta reclamación con testimonios bien fundamentados y rebosantes de emoción.

Por fin, la OJRM cuenta con recursos para formar a 67 músicos jovenes y con una inminente fecha de reactivación, con lo que esta Navidad podrá celebrar un primer encuentro. La rueda de prensa que lo anunciaba, tuvo lugar en el Auditorio Regional y quedó inmortalizada en una foto con músicos y responsables culturales que se felicitaban por tan buena noticia. Unos músicos que representaban a un amplio grupo de compañeros que hoy desempeñan un papel relevante dentro y fuera de la cultura de nuestra región y que coincidían en la oportuna creación de este proyecto educativo y formativo hace 36 años, en la decepción que supuso la paralización del mismo hace algo más de cuatro años y en lo importante que fue para sus carreras profesionales haber complementado sus estudios académicos con una formación artística y humana tan significativas.

Yo, por mi condición de aficionado a la música clásica y de médico, tuve la oportunidad de viajar con la OJRM en su último desplazamiento fuera de España y de conocerla desde dentro. Quizás mi objetividad se vea mermada por mi vinculación afectiva con este proyecto, pero felicito a los responsables culturales por haber responsabilizado de la dirección artística de la OJRM a Virginia Martínez. Sin ninguna duda, es la persona más cualificada por su formación académica, su capacidad profesional, su dilatada experiencia con músicos jóvenes, su singular perfil docente para dirigir a un colectivo de músicos de una edad tan crítica sin desatender las particularidades de cada miembro y, sobre todo, por ser una directora feliz creando música y contagiando la pasión que siente por ella.

La OJRM está de nuevo en nuestras vidas. Podríamos ironizar con que en esta partida de Cluedo ya sabemos de inicio quién es el político culpable. A partir de ahora, hay que saber dejar a la OJRM en manos de sus responsables para que, de una manera continuada y siempre discreta, cumpla su cometido y alcance sus objetivos sin apenas hacer ruido. Como siempre ha sido. Ojalá que, en unos años, podamos alegrarnos de haber respetado los fundamentos que tan buenos frutos dieron a la región y donde se han mirado las demás comunidades autónomas.

Por ello, me van a permitir que en lugar de mostrarles una foto de la reciente rueda de prensa, rescate una imagen antigua donde aparecen los verdaderos protagonistas de esta historia, los jóvenes músicos de nuestra OJRM.

 

664397_512574612100410_960007024_o-752x440

Ver Post >
Música en el punto de miras

Estrenamos presidente en la Comunidad Autónoma de Murcia y la población no pesimista espera mejoras tangibles en sus vidas. Máxime cuando sus primeras manifestaciones han sido: “Estoy capacitado”“No voy a permitir que ningún murciano sea menos que ningún otro español”.

Hay personas políticamente independientes en la región, ávidas de optimismo y con la esperanza de que algunas cosas puedan mejorar en materia de sanidad, educación, desempleo, corrupción, impuesto de sucesiones y estado del Mar Menor, entre otras.

Parece ser que algunos de estos grandes temas han tocado la sensibilidad del presidente, que ya ha anunciado la creación de dos nuevas direcciones generales, una de Buen Gobierno y otra para el Mar Menor, así como la eliminación del injusto impuesto de sucesiones.

Sin embargo, ha dejado claro que seguirá una línea de continuismo con las políticas que ha llevado su predecesor en los últimos dos años, lo que no deja de ser muy preocupante para el mundo de la cultura y en especial para el la música clásica.

Si el señor Lopez Miras quiere conseguir que ningún murciano sea menos que otro español en materia de cultura y de verdad se siente capacitado para ello, tendrá que cuidar con especial mimo del tejido cultural de la región.

Como este foro es de música clásica, me referiré a dos aspectos muy concretos. La recuperación de la Orquesta de Jóvenes en la Región de Murcia (OJRM) ha sido un objetivo a largo plazo de la Consejería de Cultura durante más de cuatro años. Parece que estamos a punto de reactivar este modelo formativo y que los estudiantes más destacados podrán formar parte de la OJRM como complemento a su actividad académica. Es importante resaltar que los frutos positivos que ha dado la OJRM durante sus treinta años de existencia se deben al rigor y a la austeridad que la ha regido, por lo que hay que evitar nuevas propuestas indolentes y carentes de creatividad o que traicionen sus fundamentos básicos. Les recuerdo que desde nuestra OJRM – orquesta de jóvenes más antigua en España- han salido numerosos músicos que han superado las pruebas de admisión en los mejores conservatorios y orquestas del planeta. Músicos, que no olvidan su origen murciano y que en sus vacaciones traen su arte y su música a la región, para deleite de los fieles aficionados y satisfacción de las autoridades que con cuentagotas acuden a sus conciertos.

Otro asunto de importancia capital es la situación actual de la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia (OSRM), si me permiten, similar a la de un paciente desnutrido con capacidad de hacer las tareas cotidianas básicas. Si comparamos a la OSRM con las demás formaciones españolas, son escandalosas las continuas vejaciones que sufrimos por la escasa sensibilidad del gobierno regional en cuanto a dotación presupuestaria y a consideración institucional. Les estoy hablando de excelentes profesionales que desde hace más de 20 años ratifican un nivel musical y artístico elogiado por los directores y los solistas foráneos que nos visitan. Además, contamos con una directora musical de primer nivel, cuidadosamente formada en el Conservatorio de Viena, con una sobresaliente capacidad intelectual y un exquisito trato humano que favorece el trabajo colectivo. El tensar de manera repetitiva la cuerda para poner a prueba su capacidad de resistencia ante la incomprensión de los gestores, sería una actitud muy arriesgada, de gran torpeza política y de nefastas consecuencias en materia cultural.

El nuevo presidente tiene trabajo por delante. La cultura y el ocio van de la mano, pero no son exactamente la misma cosa. No hay por qué crear nuevas direcciones generales para cada una de ellas, simplemente animar a las personas con imaginación, conocimientos, humanismo y nivel cultural a que reviertan una situación con amplio margen de mejora.

Estoy seguro de que, algún día, seremos como los demás españoles en materia de cultura.

¡Hay gente en la Región de Murcia capacitada para ello!

 

Jueves 4 de mayo, 20 horas. Auditorio Víctor Villegas de Murcia. Obras de Falla, Ravel y Shostakovich. Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia. Judith Jáuregui (pianista). Virginia Martínez (directora musical). Entradas: 20, 16 y 12 euros.

Ver Post >
En la onda de Cammerata

 

 

La segunda temporada de Cammerata en el Auditorio Víctor Villegas está servida. Tuve la oportunidad de asistir el pasado 5 de septiembre a la presentación del ciclo de esta agrupación y puedo confirmarles que la apuesta musical es de primer orden en cuanto a intérpretes y obras seleccionadas.

En el acto estuvieron presentes representantes de la Consejería de Cultura con su máxima responsable al frente, del Auditorio y Palacio de Congresos, de la prensa, la directora de la OSRM, los músicos de Cammerata y su Presidente Honorífico, Joaquín Riquelme, que antes de incorporarse a la Filarmónica de Berlín quiso apoyar a Cammerata con su presencia y un discurso lleno de sinceridad y grandes expectativas.

Joaquín Riquelme es una persona muy interesante porque, además de haber alcanzado el éxito artístico y profesional en una de las mejores orquestas del mundo, conserva la humildad y sencillez de siempre, lo que le permite hablar con criterio y experiencia sobre música. Por ello, el hecho de aceptar la presidencia de honor en Cammerata ya denota la seriedad de la propuesta de esta agrupación de cuerda ya consolidada en la programación del buque insignia de la cultura regional.

Además, la colaboración entre Riquelme y Cammerata ha quedado plasmada en el disco que han grabado juntos por el sello Eudora Records y con música de Brotons, Händel y Tchaikovsky. El CD es una joya en cuanto a interpretación, edición y sonido. Ya se sabe, con buenos ingredientes se cocina bien y ahí está el resultado final. Esta grabación puede adquirirse de una forma fácil y con unas condiciones excelentes, en el abono de Cammerata denominado Premium.

Me gustó mucho el respeto profesional que contenían las palabras de Joaquín Riquelme hacia los integrantes de Cammerata. El violista se siente muy a gusto en su tierra, pero especialmente cuando comparte su arte con músicos que hablan su mismo lenguaje y respiran con él con tanta naturalidad.

Los miembros de Cammerata que acudieron a la representación fueron los hermanos Lorenzo y Gonzalo Meseguer, Ana Mba y Laura Torcal. Lorenzo fue el encargado de explicar el ciclo de 3 conciertos que ofrece Cammerata y que comienza el 17 de octubre precisamente con el programa Jubileum en el que Joaquin Riquelme es el invitado estelar y en el que interpretarán obras de Brotons, Elgar y Tchaikovsky.

El segundo programa de Cammerata se titula La muerte y la doncella, tendrá lugar el  5 de enero de 2017 e incluye obras de Mozart, Mendelssohn y Schubert. Los invitados especiales son Pablo de Pedro y Batipste López, miembros de Europa Galante, la célebre orquesta barroca italiana fundada por Fabio Biondi en 1990.

Por último, el ciclo se cierra el 6 de marzo con un interesantísimo concierto en colaboración con La Tempestad con obras de Locke, Rameau, Lully, Vivaldi y Geminiani.

Además, fuera de este ciclo, Cammerata colabora con la OSRM en dos programas que ya comentaremos con detalle, así como con los Conciertos en Familia.

Joaquín Riquelme hizo dos consideraciones finales importantísimas. Una vez más, ante la Consejera de Cultura, volvió a insistir en la necesidad de activar la Orquesta de Jóvenes de la Región de Murcia, cuna de nuestros mejores músicos profesionales que están en activo. Hoy día no tendríamos Cammerata ni él estaría en la Filarmónica de Berlín si estos músicos no hubiesen tenido la oportunidad de tocar juntos el repertorio orquestal básico bajo la supervisión de selectos profesores. Nuestra consejera es una mujer muy activa, ilusionada y con grandes dotes de comunicación, pero su gestión en cultura no llegará al aprobado ni tendrá el reconocimiento del mundo de la música si no pone en marcha de una vez a la Orquesta de Jóvenes de la Región de Murcia. Dicho queda de nuevo.

La segunda acertada consideración de Riquelme fue para el público de Murcia. Este ciclo (con CD incluido) de Cammerata es un acontecimiento musical de primer nivel a un precio muy asequible. En Berlín, las entradas para este triple evento se hubiesen agotado en 24 horas. En nuestra tierra las cosas son distintas, pero no se duerman, ya que estamos hablando de música de muchos quilates y como surja una fiebre del oro, a lo mejor se quedan sin entrada.

 

Consultar precios y descuentos en la web del Auditorio Victor Villegas y en la web cameratademurcia.com

 

Ver Post >
Soporte musical básico

Hace dos días conocíamos la programación del Auditorio Víctor Villegas para la temporada 2016/17. A pesar de lo atractivo que es la escucha en directo de música de Mahler, Shostakovich, Chaikovski y Strauss, por nombrar a los compositores que más protagonismo van a tener, tengo que mostrar mi pequeña decepción por lo que considero una falta de imaginación y de mimo hacia nuestra orquesta regional.

Como no soy un experto en gestión cultural, no voy a entrar en valoraciones al  detalle de la propuesta cultural de conciertos y danza, pero como aficionado a la Música Clásica me preocupa la permanente dejadez de los responsables culturales en los aspectos más básicos y fundamentales del cuidado y supervisión de nuestras orquestas.

Aprovechando mi condición de médico y melómano, me explicaré parodiando lo que debe ser la reanimación cardiopulmonar musical básica (denominada en el argot hospitalario RCP básica) para la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia (ÖSRM) y la Orquesta de Jóvenes dela Región de Murcia (OJRM).

Tampoco tengo formación en la gestión de orquestas y no voy a incidir en las necesidades urgentes que tiene nuestra ÖSRM al margen dela RCP básica. Realmente, estos primeros auxilios pretenden evitar posibles daños culturales irreversibles “mientras llega la ambulancia”.

Si la ÖSRM no respira, creo que hay que potenciar su protagonismo en la programación de Auditorio Regional y de una vez por todas no separar un ciclo específico para ella de otro ciclo que curiosamente se sigue denominando “Grandes Conciertos”. ¿Acaso es que no se considera un gran concierto la interpretación de una segunda sinfonía de Rachmaninov o una cuarta sinfonía de Mahler interpretada por la ÖSRM?

Vivimos una época en la que los recursos económicos son limitados y precisamente por ello hay que invertir muy bien en lo nuestro. La ÖSRM es una excelente orquesta y tiene al frente a una de las mejores directoras del continente, por lo que el hecho de pivotar la actividad musical del Auditorio sobre este grupo de músicos , permitiría que disfrutásemos de directores invitados y solistas de contrastado nivel con un coste muy inferior al que resulta de traer otras formaciones que muchas veces “vienen haciendo bolos” por nuestro país. Creo que esto supondría una bocanada de aire fresco para nuestros excelentes músicos, sin renunciar a la contratación de una o dos orquestas o formaciones de música de cámara de primera fila.

Esto ya lo están haciendo en otras ciudades españolas, que no sólo apoyan a su orquesta y a la Música Clásica, sino que abren el abanico a producciones y  programas autóctonos en los que la música se combina con otras disciplinas como el cine, la pintura, el teatro, el cine o el diseño, entre otras.

Hace ya casi cuatro años que la Orquesta de Jóvenes de la Región de Murcia (OJRM) no respira ni tiene pulso y en este asunto nuestros responsables culturales tienen que encontrar el punto exacto para “hacer compresiones de pecho”. Es inadmisible que un proyecto educativo y formativo pionero en España, con una trayectoria de 30 años y con unos resultados artísticos incuestionables haya quedado totalmente desmantelado. Me consta que la Consejería de Cultura está al tanto de lo grave que es esta situación y que no  han faltado las llamadas de atención de muchos músicos murcianos que forman parte hoy día de las mejores orquestas de Europa (Berlín, Amsterdam, Friburgo, Lisboa, Copenhage y Boston, entre otras). Todos ellos se formaron en su día en la OJRM y nadie les contó que cuando vinieron a tocar en el concierto del XXX Aniversario de la OJRM, realmente asistían a la ceremonia de clausura de la misma. Son casi cuatro años en los que nadie ha sido capaz de destinar una pequeña partida económica a reactivarla, lo que es vital para el futuro cultural de Murcia.

No sabría decir cuál sería el número ideal de “compresiones de pecho” que necesitan la ÖSRM y la OJRM, pero sí de lo importante que es una RCP musical básica para que esta situación de extrema gravedad sea revertida.

Por lo pronto, vamos a tratar de disfrutar de la temporada musical y de danza. Todavía queda pendiente hacer campaña para animar a los distintos colegios profesionales y colectivos culturales de la Región para que se interesen por la programación del mismo, así como planificar la publicidad de la actividad artística con la misma intensidad e intención que aplican nuestros vecinos del Auditorio de El Batel de Cartagena. Por el camino también ha quedado una propuesta de constituir un club de abonados al Auditorio Víctor Villegas y que la administración no considera de momento interesante.

Sobre la Música de Cámara en el Auditorio, hablaremos en otro post.

¿Seguiremos vivos cuando llegue la ambulancia?

 

 

 

 

Ver Post >
Cazatalentos

Los jóvenes músicos que se forman en los conservatorios de la Región de Murcia destacan más allá de nuestras fronteras. Esto lo hemos comprobado recientemente a raíz de la convocatoria de la Orquesta Sinfónica de Madrid (OSM) vinculada al Teatro Real de la capital de España, para un proyecto de Desarrollo de Talentos Musicales a través de las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

Este proyecto de la OSM pretende detectar a los jóvenes con talento de todo el país para introducirlos en un ambiente estimulante y motivador que permita su progresión y finalmente alcancen un nivel artístico acorde con sus capacidades. Es decir, la iniciativa ofrece el contexto adecuado para desarrollar los talentos de estos destacados estudiantes de menos de 16 años.

Cada centro educativo español preseleccionó de entre todos sus alumnos aquellos con un talento especial y con ellos se realizó grabaciones audiovisuales de alta definición de obras libremente elegidas junto a sus profesores. La Comisión Artística de la OSM visualizó todos los vídeos y seleccionó a los músicos más destacados con el fin de que preparasen en sus centros educativos de origen, el repertorio de un concierto a celebrar en el Auditorio Nacional de Madrid el último día del próximo mes de marzo.

De los 151 estudiantes de 13 las Comunidades Autónomas que han presentado sus vídeos, se han elegido a 21 alumnos, de los cuales cuatro son jóvenes de Murcia. Desde este blog felicitamos a Pedro Fernández Millán, violonchelista de 14 años que estudia con Claudio Soriano en el Conservatorio Profesional “Narciso Yepes” de Lorca; a Niya Yavorova, violonchelista de 14 años que estudia con José Manuel Cuadrado en el Conservatorio de Música de Murcia, a Álvaro García Ros, violista de 16 años que estudia con Antonio Clares en el Conservatorio de Música de Murcia y a Cristina Regojo Huertos, violista de 17 años que estudia con Juan Antonio Medina en el Conservatorio de Música de Murcia.

Durante los ensayos del concierto del Auditorio Nacional, se establecerán grupos de música de cámara liderados por un solista de la OSM y se organizarán charlas sobre orientación profesional. Otro aspecto muy interesante del proyecto es el Plan de Mentorazgo, en el que algunos miembros de la OSM van a realizar un seguimiento telemático de los talentos, ofreciéndoles información, consejos y apoyo en su carrera musical.

Como ven se trata de un proyecto muy interesante y bien planteado en el que todos los alumnos han participado de forma gratuita y que demuestra que en otras regiones se apuesta por el futuro de los músicos. Nosotros seguimos esperando a que despierten de una vez nuestros políticos y reactiven a la Orquesta de Jóvenes de la Región de Murcia.  Es triste que los responsables de la cultura en Murcia no entiendan que los talentos hay que cultivarlos en entornos que favorezcan su crecimiento y, en educación musical, los gastos de explotación son pequeños y aseguran una excelente cosecha para el futuro.

 

Ver Post >
La barca de Noe

 

Hace muchos años, en una región costera demasiado cercana a la nuestra, vivía una sacerdotisa muy querida por su pueblo. Se llamaba Noe y tenía el carácter alegre de las personas nacidas junto al mar, con unas singulares dotes comunicativas que le hacía partícipe de las alegrías y sinsabores del día a día de sus vecinos.

Los lugareños del pueblo de Noe eran gente de bien y de costumbres sencillas. Cada cada noche, tras la exigente faena de pesca, recolección o cuidado del ganado, tan sólo anhelaban disfrutar de una buena cena y la posterior copa de coñac en el lugar más confortable de la casa.

Esa manera austera de vivir se veía agitada con cierta frecuencia por los festejos en los que participaban casi todos. Las fiestas que interesaban por igual a hombres y mujeres, jóvenes y mayores, acomodados y humildes, sanos y enfermos, se celebraban por motivos muy variopintos como podían ser la llegada de la primavera, la conmemoración de batallas importantes o la intermediación de la Virgen en las lluvias, además de las tradicionales fiestas religiosas de Navidad y Semana Santa.

Como la mayoría de los vecinos de Noe se dedicaban a la pesca y a las actividades relacionadas con ella, el día más esperado del año en el pueblo era la fiesta de la sardina con la que Noe se sentía especialmente identificada por tratarse de una jornada de convivencia alegre, desenfadada y muy entrañable.

Los habitantes de la localidad que acudían en masa a todas estas convocatorias festivas celebraban que la naturaleza premiase todos sus esfuerzos realizados diariamente desde el alba hasta el atardecer. El arraigado sentimiento religioso compartido por estas gentes no suponía en modo alguno un inconveniente para que cada uno de ellos sintiera un arraigo especial por las ancestrales tradiciones del lugar.

Por ello, la sacerdotisa Noe, era una de las personas más importantes para esas familias que cada mañana despertaban e intentaban adivinar, contemplando el cielo, lo que les depararía el mar en esa jornada que entonces comenzaba. 

En general, en esos tiempos, el pueblo vivía días de muy buenas faenas y las barcas regresaban a puerto llenas de enormes piezas de pescado fresco. No se recordaba en mucho tiempo una temporada de pesca tan productiva como esa, por lo que todos los vecinos estaban encantados con los efectos del hechizo de su sacerdotisa amiga. 

Noe, ajena a la verdadera explicación para tanta riqueza en el mar, se sentía muy feliz entre tanto paisano agradecido que apoyaba su elección anual como reina de la fiesta de la sardina.

Una agradable noche de primavera, Noe estaba sentada en el puerto, cuando creyó escuchar una voz dulce y serena que en ese instante interpretó como virginal. Una voz con la advertencia de que la buena temporada de pesca solo se prolongaría si el pueblo cumplía con la tradición de sacar la barca de los músicos.

Una antigua creencia giraba en torno al poder mágico que sobre la pesca tenía una vieja embarcación fenicia guardada como pieza de museo pero mantenida en perfecto estado para ser botada. Durante más de treinta años, al comienzo de la temporada de pesca, la antigua barca se hacía a la mar tripulada por jóvenes músicos dispuestos en parejas del mismo instrumento. Durante tres días y tres noches seguidas, los chavales interpretaban las obras clásicas que habían ensayado a lo largo del año. La tradición oral afirmaba que las bellas melodías preparadas a conciencia y ofrecidas al mar, tenían un efecto mágico sobre las hembras de pez que comenzaban a desovar de una manera sobrenatural, lo que, a largo plazo, repercutía en la cantidad y calidad de las piezas que meses y años más tarde cobrarían del mar los lugareños.

La voz que escuchó Noe la sobresaltó profundamente, puesto que ella escuchó esa historia siendo niña y mientras se dormía pensó en el futuro. Sin embargo, a la mañana siguiente, la sacerdotisa, rodeada del calor popular y las muestras de felicidad de sus vecinos, se dejó llevar por la inmediatez y la popularidad de todo lo que les proponía habitualmente. Estaba Noe liada con tanta dedicación en los preparativos de los festejos de la sardina que nunca más volvió a recordar esa voz virginal con la que el mar tan claramente la advirtió.

La barca de los músicos jóvenes sigue todavía esperando a que despierte la conciencia de Noe. Las riquezas del mar que entonces disfrutaba su pueblo eran consecuencia de las buenas decisiones tomadas en el pasado. Como el futuro depende en gran medida de como se planifica el presente, pueden imaginar fácilmente como terminó la historia.

 

Nota: Esta historia es cruel para el lector que, como ocurre tantas veces, siente que es un espectador sin posibilidad de avisar a la protagonista de lo que irremediablemente va a suceder. En cualquier caso, nunca hay que perder la esperanza…

Ver Post >

Etiquetas

Otros Blogs de Autor