La Verdad

img
Categoría: economía
Generación paréntesis de Joana Bonet. Imprescindible



Bonet, Joana acaba de publicar este libro titulado “Generación paréntesis” que me he devorado durante el fin de semana. Joana escribe verdades como puños de una forma elegante, certera, incluso sofisticada. Pero si hay que escribir la palabra “mierda” o “basura”, no se le caen los anillos. 



Estamos en estos tiempos de incertidumbre y esta somanta de verdades que nos muestra la periodista, escritora y amiga Joana, a veces puede dejarnos con poquito de mal cuerpo pero nos induce a pensar, a plantearnos debates con nosotros y nuestros dogmas. 



 Aparte de eso, el libro de Joana está muy bien escrito, con metáforas fosforescentes, que diría Vargas Llosa, como la que dedica a una maleta: “Las maletas extraviadas representan un continuo recordatorio de la impotencia humana. Y una clara metáfora de la soledad. A veces las veo rodar sin fin hasta se va el último pasajero y son apartadas junto a otros bultos, hacinadas como cadáveres” 



 Os pego algunas de esas frases en este librito publicado con modestia pero que, como dirían mis profes de marketing, es oro molío.



 ”Somos la generación paréntesis: Eternos adolescentes que nos casamos con un trabajo, retrasamos la hora de ser padres y pensamos que estar sobradamente preparados nos garantizaría una vida a plazo fijo” 



 ”La fantasía del amor inalcanzable prevalece en nuestro imaginario (…) la adicción al deseo conduce al autoengaño, ya la euforia de la conquista la sigue la nostalgia de enamorar. Después sobreviene el tedio, sobre todo porque aún se considera que el amor debe llegar desde fuera, no de dentro” 



 ”La felicidad es más sencilla de lo que parece: un ejercicio de tolerancia con uno mismo, de consentimiento y del punto necesario de pasotismo para escapar del juicio ajeno y ser amable con nuestras pequeñas conquistas. La satisfacción personal poco entiende de contabilidad” 



 ”Si nuestros hijos apuntan a una generación perdida, la nuestra es la generación paréntesis que albergó el sueño del progreso desde una mirada keynesiana y acabó hinchando un globo que le estalló en las manos. Impotentes e incapaces de pasar el testigo y garantizar un puesto de trabajo, unos derechos sanitarios o una jubilación a los que vienen detrás”



 ”El dolor produce empatía y crea vínculos entre aquellos que sufren su experiencia abrumadora e insaciable, los males díscolos que no atienden a opiaceos ni a otras panaceas. El dolor conecta el corazón con la soledad, el extravío que aísla y desocializa al individuo que padece”





 ”La generación paréntesis ha empezado a buscar casilla para sí y los suyos. Y a medida que atienden a los gurús del dinero y a sus predicciones catastróficas, sienten mayor placer refugiados en su recodo, madriguera, escondrijo, guarida, sin dejar de braceara para que los arrinconen”



 ”Sofás de acogida como paradigma de una sociedad que vuelve a sacar las margaritas del armario, se cuestiona el liberalismo salvaje con el cual se han construido castillos de humo y profetiza una nueva modestia combatiendo la precariedad con el espíritu de un boy scout” 





 Joana Bonet en Generación Paréntesis 

La tienes hoy 4 de junio,  martes a las 20,00
En Aula Murcia. Antigua CAM 



 Se nota que me ha gustado el libro ¿verdad? Muy, muy bueno

Ver Post >
Teoría de las catástrofes (Cuando no hay reglas todo es posible)

 

 

Hace algunos años, no tantos, existía un mercado laboral próspero. Uno trabajaba y recibía en contrapartida dinero en metálico. Con ese dinero uno podía solventar los gastos de intendencia del hogar, darse algún capricho, hacer una inversión e incluso ahorrar. Hoy día, el afortunado de contar con unos ingresos estables sabe que con ese cash apenas le llegará para repostar gasolina, llenar el estómago y pagar algunas facturas. Nada de antojos. Hay casos peores. Personas que agotaron su paro y trabajan de estraperlo por cantidades ínfimas o a cambio de otros bienes. Volvemos al trueque. Un servicio a cambio de otro. Ya no existe curva de la oferta y la demanda. Existe tan sólo la posibilidad de hacer algo o no hacerlo. No hay límites, no hay referencias, no hay precios, salvo los del supermecado.

Casi sin darnos cuenta, los ahorros del Estado se han esfumado. No sólo eso, debemos muchísimo dinero. Si a principios del 2008, cuando se vislumbraba este tajo en el que estamos sumergidos, se hubiesen tomado los correctivos adecuados probablemente habríamos capeado tan lamentable situación. Pero no. Con la burbuja inmobiliaria desinflándose como un globo caótico, el Estado y las CCAA siguieron gastando como si no existiese el mañana. En 2009 se declaró oficialmente la crisis. Pero, cuidado, que esto iba a ser cosa de dos años, como la IIGuerra Mundial, que al final fue cosa de seis. O cómo nuestra Guerra Civil, que se resolvería en cuestión de semanas y acabó torturando a nuestro país del 36 al 39.

De 2009 a2011 vivieron muy bien los que mantuvieron su nivel de ingresos porque los precios bajaron. Los que estaban seguros se atrincheraron en su comodidad. Miraron para otro lado. Mientras tanto, el nivel de la deuda española se fue incrementando y el valor económico de la tan traída marca España descendía como el agua que se evapora de los pantanos. Hoy el pozo está seco y nos afecta a todos. Los que siguen cobrando un sueldo a final de mes trabajan indefectiblemente más horas (tanto en la privada como en la pública) por un dinero que no cunde. Hoy todos estamos en el mercado. Tal es la inseguridad que vivimos. Por ello, invertimos mucho tiempo en formarnos, en mejorar, en vendernos en las redes sociales. Lo único bueno de ver refrendada esta Teoría de las Catástrofes, que en su día esgrimiera el matemático francés René Thom, es que en este sistema sin referencias todo es posible. Igual que algunos han acumulado material genético, rencor u odio; otros acumulamos esperanza. Igual que las deudas, una a una, propiciaron esta debacle, los humildes sueños, uno a uno, los proyectos, uno a uno, conseguirán que las cosas funcionen en este nuevo estado de las cosas. Y, un día, daremos ese gran salto que romperá los propios límites como ha hecho Baumgartner

Imagen: Germán Saez

Ver Post >
Sobre el autor lolagracia
Periodista y escritora. Responsable de la empresa de Comunicación G Comunicación Creativa, gestora cultural columnista de La Verdad de Murcia y colaboradora de Onda Cero Murcia

Últimos Comentarios

mesasilla 20-04-2017 | 10:26 en:
El novio de la muerte
mesasilla 12-04-2017 | 15:59 en:
La tristeza de Brad
mesasilla 02-04-2017 | 20:02 en:
Sublimar o consumar
lolagraciaexpo 02-04-2017 | 19:01 en:
Testosterona y dinero
mesasilla 31-03-2017 | 21:36 en:
Testosterona y dinero

Otros Blogs de Autor