La Verdad

img
Etiqueta: hoteles
Mujer blanca soltera busca
img
Inma | 30-06-2016 | 12:06 |0

¿Playa? ¿Montaña? Resulta que quien toma la decisión de cómo serán nuestras vacaciones, no somos nosotros. Les presento a la “persona” que se encarga de pensar por nosotros.

Cuando los datos del INE pasaron a la historia

Es curioso cómo nos están clasificando los portales de hoteles y de vuelos. Aquellos datos de edad, estado civil, sexo, etc. han pasado a la historia, en lo que al turismo se refiere. No se alarmen, para el Instituto Nacional de Estadística, sí son sumamente útiles.

¿Cómo nos ven los buscadores de vuelos?

Hace poco contaba el director general de un gran portal de internet de búsqueda de vuelos que ellos ya funcionan desde hace tiempo con otros parámetros, mucho más prácticos. Nos tienen clasificados (sí, sí a Vd. también) de forma muy curiosa. Les cuento algunos “grupos” y así pueden ver cuál es el suyo.

Un research que nos conoce mejor que nuestra madre

Comenzamos por el perfil de “familia con niños”. Este grupo busca viajar seguro y con una planificación extrema. Por lo que su motor de búsqueda en cuanto los catalogue (él decía: “el

Ver Post
Visitas guiadas... ¡dentro de un hotel!
img
Inma | 30-12-2015 | 10:28 |0

 

¿Se imaginan recorrer un hotel con su dueña como guía? Les cuento lo que me pasó.

La vida de los hoteles, no sé a Vds. pero yo, nada más cruzar el umbral de recepción, estoy ya ¡como viviendo otra vida!

Galerías subterráneas

Hace poco estaba alojada en un hotel pequeño, de unas veintiocho habitaciones nada más, en Teruel. En el desayuno la dueña iba ofreciéndonos por todas las mesas dulces típicos hechos por ella misma. Un día eran los famosos “suspiros del amante”: unas tartaletas pequeñas de queso que nos hacían suspirar a más de uno por su ricura.

Otro día eran tartas de yogurt con arándonos y muchos manjares más, de esos en los que una estira el placer del desayuno con agrado.  Y podíamos repetir las veces que quisiéramos.  ¡Cuánta generosidad!

En estas que la dueña nos indicó que al terminar el desayuno comenzaba la visita guiada por las galerías subterráneas del hotel. Ella ya iba provista de pequeñas linternas para todos. ¿Visita guiada? ¿Dentro del hotel? ¿Subterráneos? ¡Se antojaba que el día iba a empezar con su dosis de

Ver Post
Viajar, ¡qué estrés!
img
Inma | 12-11-2015 | 10:56 |0

 

¡Hay que ver lo que engañan esas fotos de playas tranquilas y tumbonas bajo las palmeras! Prometen un relax de esos en los que uno no sabe en qué día de la semana está. Pero, lo que no advierten es que para llegar a disfrutar de este edén paradisiaco, primero estaremos al borde de un ataque de nervios, casi rozando el infarto. Y también, cerquita del borde de la ley. Sí, sí, les cuento.

Cuba. ¿A relaxing beach? Fotógrafa: Ana Baizán

¿Qué hay detrás de estas imágenes idílicas?

Les presento a un nuevo “amigo” en nuestros viajes: el estrés de compra.

A la hora de comprar un billete de avión o reservar una habitación de un hotel, muchos portales introducen lo que ya se denomina un “estrés de compra”. Se trata de “animar” al usuario a que se decida. Y a ser posible de forma rápida, sin titubeos.

Tú estás tan tranquilo en la intimidad del cara a cara a escasos sesenta centímetros de distancia de la pantalla de tu pc, mirándola fijamente, pensando que si esta ruta aérea, que si aquel hotelito de la foto… y, ¡zas! salta de repente en la parte inferior

Ver Post
"Matrimonio de conveniencia"
img
Inma | 25-08-2015 | 15:55 |0

 

Hoy viajamos casi a… ¡la historia del turismo de “sol y playa”!

¿Cómo empezó todo? Ponemos el reloj en el tiempo: finales de los años 60.

Primera línea de franja hotelera

No fue la sociedad española la que tuvo la iniciativa. Fueron los grandes operadores turísticos del norte de Europa los que buscaban un territorio virgen y con sol. El “maná” estaba en España. Kilómetros infinitos de playas de arena y un sol reluciente. ¡El paraíso que buscaban! Se hicieron rápidamente con el “dominio del territorio”e implantaron su modelo de negocio.

Les cuento cómo fueron las operaciones jurídicas. A los propietarios de la franja marítima  (la mayoría, agricultores) les ofrecían la financiación para construir hoteles: Grandes, de cien habitaciones mínimo. No había problema con las transferencias bancarias.  Les garantizaban la devolución del préstamo pues también en el contrato quedaba avalada la plena ocupación del hotel recién construido durante, como mínimo, una década. ¿Quién se podría resistir a un “novio” así?

El acuerdo consistía en

Ver Post
Érase una vez...
img
Inma | 18-02-2015 | 09:51 |0

Dos historias que parecen un cuento, pero que son ciertas. La primera comenzó en Paris. La segunda, en México.  Las dos tienen mucho en común: En ellas, lo que fue una carencia a la hora de viajar, ha pasado a ser un negocio. Les cuento.

Se acercaba la Navidad. Por fin tendría unos días de vacaciones. ¡Qué ganas de dejar París y estar con su familia! Pero cuando fue a comprar un billete de tren, ¡ya no quedaban! Recurrió al autobús, y también, ¡todo vendido! Casi derrotado, ya se veía pasando solo la Navidad en París. Al final, a través de la cadena de conocidos y amigos (que a todos alguna vez nos ha sacado de algún apuro),  encontró plaza en un coche que -¡menuda suerte!- se dirigía a su mismo destino.

conversaciones viajeras

Cuando iba por la autovía se dio cuenta de que eran muchos los coches que iban casi vacíos. La mayoría con tan sólo el conductor. Pensó en cuánta gente habría tenido el mismo problema que él y, paradójicamente tantas plazas vacías en los coches. En este trayecto hacía su casa, tomó la decisión de crear una plataforma on line para

Ver Post
De una a cinco estrellas... ¡ese camino al lujo!
img
Inma | 29-09-2014 | 15:48 |0

Somos muchos los que tan sólo con las llamadas: “tres D” de un hotel: Dormir, ducharse y desayunar, ya nos damos por bien atendidos. Pero los hoteles van muchísimo más lejos. ¿Nos vamos con ellos?

Hoy hacemos un recorrido… ¡hacia el lujo! De una a cinco estrellas, ésa será la ruta de este viaje. Contar con una u otra categoría, determina un régimen legal de menos a más exigencias, por ejemplo en el tamaño mínimo de las habitaciones; los servicios obligatorios, etc. Hoy en día, este sistema de estrellas ha perdido la estela que tenía hace años. Ahora el nivel de satisfacción se mide más por comentarios de personas que ya estuvieron alojadas o por la prestigio y seriedad de una marca que respalda el trabajo que hay detrás de un hotel. No obstante, sigue siendo válido como punto de referencia.

Todo empezó hace unas cuantas décadas con el fin de unificar criterios, para poder saber de antemano, cuando se reservaba un hotel en otro lugar lejano y desconocido, qué nos esperaba en destino. Sí tenía su importancia cuando no existía internet y no se podían ver al momento fotos ni otros datos del hotel.

Funciona con un sistema de puntos. Son en

Ver Post
Shakespeare busca hotel en España
img
Inma | 21-08-2014 | 10:11 |0

Imagínense que leen el siguiente anuncio: “Gran oferta: 2 room-nights para 3 pax con un late check out de up grade”. Con una sola lectura, resulta complicado entender qué oferta nos estamos perdiendo. Ni siquiera con un nivel intermedio de inglés podríamos averiguarlo. Únicamente el mismísimo Shakespeare podría beneficiarse de este: “alojamiento de dos noches para tres personas con salida el último día después de las 12.00 horas a modo de cortesía sin coste adicional”.

Así que para que no nos perdamos las grandes ofertas por no saber inglés, en este post descubrimos un poco el vocabulario turístico más útil.

Ahora ya que estamos familiarizados con “puenting” o el “rafting”, debemos añadir otra palabra más en este listado. Es la nueva forma de alojamiento: “glamping” que es el camping pero con glamour. Entre el hotel y la tienda de campaña de toda la vida, pero sin mosquitos ni arañas. Yo he visto anunciadas casas preciosas casi suspendidas en ramas de los árboles desafiando la Ley de la Gravedad.

Ya conocemos todos las siglas “B&B”. Ahora debemos añadir a la lista las de: “F&B” (Food and Beverages). Nos sirve para saber

Ver Post
Año de las luces fareras
img
Inma | 14-07-2014 | 08:16 |0

Están por toda la costa. En lugares en los que la fuerza del mar se deja sentir con toda su potencia. Antiguamente los fareros vivían en una casa adosada al pie del faro. En una isla canaria un farero puso en la plataforma una mesa de ping-pong. Sus familiares me cuentan, que cuando iban a visitarlo, regresaban boquiabiertos ante tanta explosión de belleza.

Antaño los fareros actuaban, en ocasiones, como auténticos gestores inmobiliarios. Tenían una hoja de reservas, ordenada por fechas y por períodos –normalmente semanales- y los oficios de los puertos cercanos, cuando les tocaba, es estricto orden, alquilaban estas habitaciones previamente reservadas y pasaban de este modo sus vacaciones con su familia en un faro.

La vida, dicen, da vueltas y, muchas veces el círculo llega al punto de partida inicial. Este año podemos llamarle el “año de las luces”, pues los faros volverán a recobrar su esplendor, no ya luminoso (sus linternas, están hoy electrificadas), pero sí como nueva forma de alojamiento, que tendrá a buen seguro el sello del encanto de los emplazamientos donde se encuentran. Los amantes del mar están de suerte.

Uno de mis favoritos es

Ver Post
Intrigas hoteleras
img
Inma | 03-07-2014 | 12:18 |0

Llegamos a la recepción y después de verificar la reserva e identificarnos, nos dan la llave. Dejamos kilómetros atrás nuestra casa y, pasaremos a vivir, por unos días, en un hotel. Y ahí empieza casi otra vida porque todo va a ser distinto. O… ¿tal vez no? Un hotel por dentro está lleno de secretos. Los clientes alojados apenas los podemos percibir. Vamos a hacer un poquito de Sherlock Holmes para descubrir algunos de ellos.

Uno de los momentos casi mágicos es el del desayuno. Hay hoteles que incluso tienen varios restaurantes para poder elegir qué tipo de desayuno preferimos. Pero claro, en estos lugares, hay siempre una pequeña pugna de poderes que, ante tantos manjares a la vista, puede pasar por alto. El director financiero del hotel, ante la necesidad de recortar gastos, empezará por reducir la variedad de frutas o dulces de los desayunos. Mientras que el director de marketing insistirá en el valor añadido que estos manjares suponen. Así que, cuando estemos sentados con el café o el zumo entre las manos, podremos saber quién ha ganado esta “batalla” según cuál sea, más o menos, la generosidad de las bandejas. Me cuentan directores que en

Ver Post
Sobre el autor Inma

Otros Blogs de Autor