Blogs

Portavoz

Comunico, luego existo

Murcia, líder en marca blanca

Por Carlos Recio.

Hace unos días, Juan Carlos Hernández escribía con acierto en este diario que muchas marcas murcianas deberían zambullirse en el, para ellas, ignoto mundo de la publicidad y el marketing.

El empresario murciano tipo se caracteriza por una valiente figura que, con gallardía y creatividad, es capaz de producir para vender en todo el mundo. No conoce fronteras ni límites geográficos.

De hecho, es muy curioso conocer a legendarios empresarios murcianos que han conseguido internacionalizar su empresa sin saber ni inglés, hablando solo español y, podría decir, que un español muy de aquí. Eso sí, sus productos los puedes adquirir casi en cualquier lugar de Europa y del mundo. Sin duda, emprendedores admirables e impresionantes.

Ahora bien, ese producto murciano que vas a adquirir, casi nunca sabrás que es murciano porque es marca blanca, un producto sin marca propia que se compra porque es mejor o diferente y por el valor que el distribuidor de la zona ha sido capaz de trasmitir a su cliente. Y este es, sin duda, un gran talón de Aquiles de la empresa murciana. Hablando siempre con carácter general y salvando muy honrosas excepciones.

En nuestra Región eso del marketing y la publicidad se ciñe, en gran parte, al reducido espacio del diseño necesario para hacer un catálogo o para diseñar las herramientas de venta. Raramente focalizamos en estudiar cuál es el producto o servicio a ofrecer, en descubrir cómo está el mercado y qué valores o atributos debo buscar y resaltar, y en comunicarlo adecuada y generosamente y de forma sostenida. Pero han de saber que marketing no es solo publicidad, ni publicidad es solo diseño.

El sector de la publicidad y la comunicación languidece en Murcia desde los inicios de la crisis, allá por 2007. Anteriormente, esto era algo diferente y convivían decenas de agencias y estudios de diseño, además de los medios de comunicación, que hacían un gran trabajo para otras empresas murcianas. Muchas han cerrado, otras están en concurso de acreedores y no pocas se han quedado en el esqueleto. Esto es algo que no ha ocurrido en el resto de España, donde las empresas están apostando más por la marca y la administración pública emplea con claridad una comunicación más organizada y con mayor inversión presupuestaria.

Podría parecer divertido, aunque como profesional de la comunicación resulta deprimente, cuando te dicen que para esto no hay presupuesto, o que lo va a hacer una amiga “que sabe dibujar”, o “mi sobrina es la que hace estas cosas”. Esto es algo más serio, merece estudio y trabajo, invertir para crecer y, bien hecho, genera resultados y valor para las empresas. Un falso ahorro convierte la inversión pequeña en algo estéril. Hay que confiar en los profesionales, internos o externos, y según donde queramos llegar, así debemos elegir.

El empresario murciano tiene muchas y excelentes cualidades de las que se benefician sus empresas y, por ende, toda la Región. Pero esas cualidades y esos resultados se verían enormemente amplificados si se empleara con más frecuencia e interés un buen marketing.

 

Temas

Reflexiones sobre el mundo de la publicidad, el marketing y la comunicación

Sobre el autor

Carlos Recio Caride, socio fundador y director general de Portavoz, es un apasionado de dos mundos: la comunicación y la empresa. Javier Franco Román, director de proyectos en Portavoz, es un amante de la empresa y el emprendimiento, que fue seducido por la publicidad. Fernando Caride Vázquez, socio fundador de Portavoz, y su director creativo ejecutivo, sigue buscando el lado izquierdo de su cerebro.


mayo 2016
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031