Blogs

Juan José Ríos

La i de innovación

Un post me manda hacer Violante …

El que esté libre de pecado …

Este es el post número 40 de este blog que empecé a escribir en julio de 2013.  A efectos conmemorativos se suelen considerar como especiales los números 25, 50, 75, 100,… pero no sé por qué razón yo quería que esta entrada fuera especial.

El caso es que, por diferentes motivos, laborales, personales, dudas sobre el tema a tratar y falta de inspiración, que todo hay que decirlo, llevaba  3 semanas sin publicar.

Lo que no significa que no dispusiera de material ni de ideas para haberlo hecho. Ni que haya dejado de pensar en el asunto cada día. ¡Si me leyeran mis hijos, o mis alumnos!…  con la tabarra que les doy con la procrastinación, (no dejéis de leer los artículos de Carlos Arroyo que enlazo) me dirían lo que yo les digo a ellos: el valle de las excusas está saturado, no le cabe ni una más.

Remedando a Lope de Vega

Tratando de escribir algo especial, como digo,  de una forma que no sabría explicar cómo,  me ha venido la idea de imitar a Lope con su genial soneto dedicado a Violante. Si una figura innovadora de las letras compuso un soneto sobre el propio concepto de soneto, pensé que podría ser innovador escribir una entrada  sobre mi propio blog,  sin que se entienda como un alarde de vanidad “literaria”.

Si 14 versos son soneto, y 500 palabras dicen que es la longitud recomendable para un post, entre unas cosas y otras, ya llevo más de la mitad.

Escribir un blog

Aunque estudié Matemáticas (que no dejan de ser un lenguaje, una forma abreviada de expresar ideas) siempre me ha gustado escribir. Empecé, en la adolescencia,  componiendo poemas románticos, cursis (me gustaba mucho Bécquer), y poco a poco fui derivando (esto lo vengo haciendo desde que aprendí a derivar en 6º de bachiller) a escribir en plan satírico-jocoso para reuniones de amigos.

Sobre temas profesionales he escrito bastantes artículos y he preparado intervenciones públicas. Escribir un blog es diferente. Lo digo con la experiencia de haber publicado 140 post. Durante 3 años mantuve un blog educativo y ahora llevo 15 meses con éste.

Que me guste escribir no significa que no me cueste hacerlo. Escribir es duro. Mantener un blog, aunque sea como hobby, es un ejercicio de autodisciplina y de constancia.  El otro día lo comentaba con mi buen amigo y maestro, Andrés Pedreño, que es uno de mis autores de referencia. Si te lo tomas en serio es una especie de dogal estresante que te autoimpones. Por mucho trabajo que tengas, siempre estás con las antenas desplegadas pensando en clave de blog. Y cuando escribes un post te sientes liberado … por unas horas.

Pero,  si, por casualidad, alguno de tus  escasos lectores te dice que te sigue y que hace algún tiempo que no publicas te invade un amargo sentimiento de culpabilidad. Esto me ocurrió a mí el otro día, con mi  amigo y paisano teleco Antonio Pastor (también estaban Teodoro García y Jesús Castaño)  en la Noche de las Telecomunicaciones, organizada por la Asociación de Ingenieros de Telecomunicaciones de la Región de Murcia (AITERM).

La verdad es que mi idea inicial era escribir sobre este evento, sobre las empresas distinguidas por AITERM,  pero ya he superado las 500 palabras (todos los sonetos tienen estrambote), así que únicamente tengo espacio para recomendar el proyecto que está desarrollando con éxito mi amigo Antonio Pastor en Mercado de Verónicas que fue uno de los ganadores de los Premios WEB de La verdad 2014. Como no gane otro premio en 2015 le voy a presionar yo a él.

 

(Foto de Lope de Vega publicada en la revista  http://www.muyinteresante.es/cultura/arte-cultura/articulo/aparece-una-obra-inedita-de-lope-761390554431)

 

Otro sitio más de Comunidad de Blogs de La Verdad

Sobre el autor

Si tuviera que definirme en pocas palabras diría que me considero catalizador, promotor de cambios. Dentro de un espíritu inquieto y de sana rebeldía, me gusta definir las actuaciones dentro de un marco que las dote de coherencia. Me importa mucho el entendimiento personal. Mi mundo, hasta los 26 años, se ceñía exclusivamente al ámbito educativo. Estudié Matemáticas y la salida inmediata era la enseñanza. Nunca pensé que podría dedicarme a algo diferente. Me tocó vivir la eclosión de los ordenadores personales de la década de los 80. Empezaron a dotarse los centros educativos de PC ́s. Fui uno de los profesores de Informática de este primera ola. En esta época, junto a un amigo, adquirí mi primer ordenador personal (carísimo) para uso empresarial. Empecé a conocer el mundo de la empresa. En la década de los 90, me cautivó el Informe Bangemann, como marco inspirador de la Sociedad de la Información. De la mano de Juan Bernal, Consejero de Economía y Hacienda, fui Director General de Informática de la Comunidad de Murcia. Fue una etapa apasionante y creativa donde abordamos proyectos como la Red Corporativa de Banda Ancha, la adaptación al euro y el año 2000, la implantación de SAP o la realización de uno de los primeros proyectos de ciudad digital de nuestro país (Ciezanet). Compaginé, durante muchos años, la docencia con el desempeño de puestos de responsabilidad en empresas regionales del sector TIC. En 2009, como profesor, puse en marcha un proyecto innovador cuyo objetivo fundamental era comprometer a los padres en la mejora del rendimiento educativo de sus hijos (proyecto COMPAH). Empecé a familiarizarme con el mundo 2.0 y a emplear estos recursos en mis clases. Como admirador de Morris Kline, soy un amante de las aplicaciones de las Matemáticas al mundo real como elemento motivador de su estudio por parte de los alumnos. Mi primer contacto con las metodologías de la innovación (Design Thinking) se produjo en 2010, de la mano de un consultor, Xavi Camps, que me hizo ver que la creatividad y la innovación son la base de la prosperidad de las organizaciones y que estos atributos se pueden entrenar y perfeccionar. Desde entonces, soy un apasionado de la innovación como concepto transversal. Creo profundamente en la innovación pública. Las instituciones no pueden seguir funcionando casi como en el siglo XIX. Deben transformarse, en el contexto del paradigma de Gobierno Abierto, para convertirse en organizaciones centradas en los ciudadanos, transparentes, sostenibles, eficientes, ligeras y facilitadoras de la actividad empresarial y de la creación de empleo de la mano de iniciativas como el Open Data. Como ciudadano me preocupa especialmente la sostenibilidad de la sanidad pública, y de las pensiones, ahora que voy viendo cada vez más de cerca la edad de la jubilación. No sé contar chistes pero me divierte el humor surrealista y los juegos de palabras, que a menudo sufren familiares y amigos. He trabajado como asesor de innovación en la CARM (2012-2016). Actualmente he vuelto a mis clases en el IES Alfonso X El Sabio y participo en un proyecto empresarial.


noviembre 2014
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Contenido Patrocinado