Blogs

Javier Ballesta

Acuse de recibo

Testigo directo de la vida universitaria

El pasado 13 de marzo acababa la vida laboral de Diego Vera Fernández, jefe del gabinete de prensa de la Universidad de Murcia.

Todo un referente del buen hacer profesional y testigo directo de las noticias  que se han generado desde esta institución y que han servido para difundir lo mucho que se cuece por despachos, departamentos y facultades universitarias.

Se va en la víspera de saber quién se sentará en el sillón magnífico de la institución, sin conocer al que sería su séptimo rector que hoy saldrá elegido, tras la segunda vuelta universitaria. Con él pasaron Soler, Roca, Monreal, Ballesta, Cobacho y Orihuela. Más todo pasa… todo quedará, como diría aquel.

Y en el paso del tiempo siempre conservamos la foto fija de aquellos momentos que fueron y se cristalizaron en el poso de los recuerdos donde las personas brillan por su saber estar, donde Diego apunta bien alto.

Su preparación y  buen trato de este  periodista le ha hecho merecer  la valoración de la comunidad universitaria y de los colegas de los medios que siempre lo tuvieron como suyo.  Conocía las redacciones de los diarios, por propia experiencia antes de  pasar al gabinete de prensa de la Convalecencia.diego-vera-2

Esta semana leíamos la entrevista que le hacían sus compañeros Pascual Vera y Ana Martín en Campus digital en la que afirmaba su pasión por el periodismo, sin disimulo, desde siempre y en una larga trayectoria que le llevó a pasar por las redacciones y conocer cómo se construyen las noticias a pie de obra, para pasar a hacerlo en muchos frentes que dominaba y en los que tenía gran formación.

A la postre, el buen hacer tiene una combinación de saber y de dedicación que casi siempre van de la mano y en ocasiones no conviene olvidar, porque siempre  están unidas al igual que reconocía que: “He trabajado muy a gusto todo este tiempo, a los periodistas nos molesta sentirnos controlados, pero yo he tenido la enorme suerte de que me han dejado total autonomía y libertad, y eso es muy de agradecer”.

Y en la UMU ha permanecido Diego Vera, como en su casa, 34 años intensos, sin pausa y tomándole el pulso día a día a la actualidad universitaria.

Al escribir esta columna tengo delante el libro “Eméritos” donde se  retratan  31 profesores que pasaron a  gozar de esa categoría  y que fueron entrevistados por el periodista con cercanía y serenidad.

Ahora, en la despedida de Diego Vera, me viene al recuerdo su sencillez y cómo valoraba que los medios amplificaran las noticias de la casa.

De ahí que su defensa y compromiso por la comunicación siga siendo su bandera, junto a esa sonrisa permanente de buena persona que ha sabido contar las buenas noticias universitarias.

diego-vera-en-el-despacho-min-672x372

 

Temas

despedida, Diego Vera, noticias, UMU

El blog de Javier Ballesta

Sobre el autor

marzo 2018
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031