Blogs

Lola Gracia

Vivir en el filo

La mujer multiorgásmica

fingir-orgasmos

 

Entiendo que esto es controvertido. En un país donde las sombras de Gilead avanzan con rapidez, hablar del placer femenino puede resultar hasta subversivo pero resulta que la mujer, aparte de su excepcional y milagrosa capacidad reproductora, puede disfrutar sin límites de su maravilloso cuerpo. Incluso mucho más que el hombre puesto que nuestro periodo refractario (descanso) entre orgasmo y orgasmo es menor.

Leed mis labios: todas las mujeres sanas, todas, son multiorgásmicas. Y para conocer qué es un orgasmo, reconocerlo y hacerse con él, lo mejor es practicar con una misma.

Se habla del orgasmo clitoridiano y el vaginal y que el primero precede al segundo y que, incluso, en algunos momentos increíbles, pueden coincidir a la vez. Nuestra capacidad de gozar es infinita, chicas. En cualquier caso, cada sexo es particular, cada acto amoroso, erótico o sexual es un mundo y si este acto es en pareja, nunca es exactamente igual (por suerte, claro).

Mi objetivo con este texto no es crear olimpiadas de orgasmos, sino que vosotras, mujeres, toméis conciencia de vuestro placer y de lo sencillo que es llegar al mismo. Si tenéis pareja, maravilloso, sobre todo si entiende que el sexo en pareja es eso, cosa de dos, desde la primera caricia hasta el último estertor y que para llegar a la multiorgasmia lo principal es creértelo; saber que puedes, que no es un fantasma ni una ilusión y después, ya sabéis, ese verbo tan tozudo del que siempre hablamos: fluir; dejarte llevar.

Hay músculos muy específicos del cuerpo humano responsables de ese gran placer, es cuestión de conocerlos y tenerlos entrenados y, por supuesto, tras eso debe existir una mente tranquila, feliz que, sin presiones ni olimpiadas, esté abierta a gozar sin límites.

En este mundo donde algunos critican la nueva sentencia de La manada, donde se pone en entredicho la capacidad de elegir y decidir de la mujer sobre su cuerpo y sus deseos, reivindicarnos en ese cuerpo y en nuestro placer, puede ser una auténtica revolución silenciosa que transforme esta sociedad y acalle a quienes nos quieren relegar a la condición de cuidadoras y floreros.

Una mujer feliz y satisfecha se pone el mundo por montera y es capaz de conseguirlo todo.

Temas

Relaciones, amor, vida. Lo que de verdad importa

Sobre el autor

Periodista y escritora He sido gestora cultural y soy investigadora de las relaciones humanas. Máster en sexología. También hago informativos y otras cosas en ORM


junio 2019
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930