La Verdad

img
El efecto Médici: la historia se repite
img
Juan José Ríos | 08-04-2014 | 17:59

El Renacimiento fue sin duda una de las etapas más creativas e innovadoras de la historia de la Humanidad. Los Médici, una influyente familia de banqueros, que también dio algunos políticos e incluso tres papas, actuaron como catalizadores de este importante movimiento cultural que se desarrolló durante los siglos XV y XVI.

Patrocinando la obra de artistas de distintas disciplinas, escritores, pintores, escultores, arquitectos o poetas, la familia Médici convirtió a Florencia en un foco cultural y creativo de primer orden que se extendió con rapidez por toda Europa.

El efecto Médici alude a la explosión de creatividad que se genera cuando se propicia la convergencia de conocimientos distintos. La diversidad enciende la chispa de la innovación. Si se juntan dos matemáticos pueden producir algún avance en esta disciplina pero si hacemos que colaboren un matemático, un biólogo y un historiador cabe esperar alguna innovación disruptiva.

Viene esta introducción, y el título del post, a cuento de dos circunstancias. La primera se refiere a la reciente celebración en Murcia del evento TEDx , al que por desgracia no se le ha dado toda la publicidad que merecen unas jornadas innovadoras que gozan de un gran reconocimiento mundial. Personalmente me hubiera gustado asistir pero me enteré tarde.

Las conferencias TED, como foro de intercambio de ideas pioneras sobre tecnología, entretenimiento y diseño,  fueron instituidas, cual moderno Médici por Richard Wurman hace 26 años. La x hace referencia a versiones locales, independientes, de este foro. Adjunto, por su interés, una selección de destacadas ponencias TED (en castellano).

La otra circunstancia a la que aludía es el hecho de haber tenido la ocasión de compartir unas horas con Amalio Rey, un reputado especialista en metodologías de la innovación, como Design Thinking, en el transcurso de un curso sobre innovación pública organizado por la Escuela de Formación e Innovación (EFIAP) de la Comunidad Autónoma.

Amalio Rey también ha escrito un post sobre el efecto Médici mucho más interesante y documentado que el mío, que recomiendo leer.

Sobre el autor Juan José Ríos
Si tuviera que definirme en pocas palabras diría que me considero catalizador, promotor de cambios. Dentro de un espíritu inquieto y de sana rebeldía, me gusta definir las actuaciones dentro de un marco que las dote de coherencia. Me importa mucho el entendimiento personal. Mi mundo, hasta los 26 años, se ceñía exclusivamente al ámbito educativo. Estudié Matemáticas y la salida inmediata era la enseñanza. Nunca pensé que podría dedicarme a algo diferente. Me tocó vivir la eclosión de los ordenadores personales de la década de los 80. Empezaron a dotarse los centros educativos de PC ́s. Fui uno de los profesores de Informática de este primera ola. En esta época, junto a un amigo, adquirí mi primer ordenador personal (carísimo) para uso empresarial. Empecé a conocer el mundo de la empresa. En la década de los 90, me cautivó el Informe Bangemann, como marco inspirador de la Sociedad de la Información. De la mano de Juan Bernal, Consejero de Economía y Hacienda, fui Director General de Informática de la Comunidad de Murcia. Fue una etapa apasionante y creativa donde abordamos proyectos como la Red Corporativa de Banda Ancha, la adaptación al euro y el año 2000, la implantación de SAP o la realización de uno de los primeros proyectos de ciudad digital de nuestro país (Ciezanet). Compaginé, durante muchos años, la docencia con el desempeño de puestos de responsabilidad en empresas regionales del sector TIC. En 2009, como profesor, puse en marcha un proyecto innovador cuyo objetivo fundamental era comprometer a los padres en la mejora del rendimiento educativo de sus hijos (proyecto COMPAH). Empecé a familiarizarme con el mundo 2.0 y a emplear estos recursos en mis clases. Como admirador de Morris Kline, soy un amante de las aplicaciones de las Matemáticas al mundo real como elemento motivador de su estudio por parte de los alumnos. Mi primer contacto con las metodologías de la innovación (Design Thinking) se produjo en 2010, de la mano de un consultor, Xavi Camps, que me hizo ver que la creatividad y la innovación son la base de la prosperidad de las organizaciones y que estos atributos se pueden entrenar y perfeccionar. Desde entonces, soy un apasionado de la innovación como concepto transversal. Creo profundamente en la innovación pública. Las instituciones no pueden seguir funcionando casi como en el siglo XIX. Deben transformarse, en el contexto del paradigma de Gobierno Abierto, para convertirse en organizaciones centradas en los ciudadanos, transparentes, sostenibles, eficientes, ligeras y facilitadoras de la actividad empresarial y de la creación de empleo de la mano de iniciativas como el Open Data. Como ciudadano me preocupa especialmente la sostenibilidad de la sanidad pública, y de las pensiones, ahora que voy viendo cada vez más de cerca la edad de la jubilación. No sé contar chistes pero me divierte el humor surrealista y los juegos de palabras, que a menudo sufren familiares y amigos. He trabajado como asesor de innovación en la CARM (2012-2016). Actualmente he vuelto a mis clases en el IES Alfonso X El Sabio y participo en un proyecto empresarial.

Últimos Comentarios

JuanjoRios 31-01-2017 | 18:26 en:
La 35ª prioridad
The Truth 18-01-2017 | 19:47 en:
La 35ª prioridad

Etiquetas

Otros Blogs de Autor