La Verdad

img
Categoría: Artículos en La Verdad
«Cataluña para los murcianos»

sin-tituloaa

Eran inmigrantes con «los ojos malos». Como se dice de las bestias. Eran fornicadores, sucios, catetos y comunistas. Eran una raza inmunda que merecía la eugenesia. Y también, como aquellos que arriesgan la vida en Ceuta, venían de África. Porque Murcia solo era eso para algunos catalanes en 1932. Y si no lo creen, pasen, lean e indígnense.

Ver Post >
«En Murcia hablan el más bello catalán del mundo»

Santa EulaliaMuchos de ellos eran murcianos recientes que apenas habían descubierto la ciudad. Pero habían llegado para quedarse y, con el paso de los siglos, determinar que nuestra Murcia actual no sea una provincia andaluza más. Se trata de aquellas huestes que acompañaron al Rey Jaime I durante la Reconquista del antiguo reino y que repoblaron estas tierras que pronto les maravillaron. Entre los primeros pobladores, un gran número era de origen catalán. Y no resulta muy complicado descubrir su herencia e influencia, aunque a través de la historia haya sido a menudo silenciada.

La mayoría de los autores siempre se han basado en la ‘Crónica’ de Alfonso X, quien unas veces resta trascendencia a la intervención de Jaime I y otras incluso inventa datos y varía la cronología. Ya durante la celebración del 700º aniversario de la creación del Concejo de Murcia, hace ahora medio siglo, resultó evidente la presencia de alusiones al rey castellano, aunque algunos investigadores advirtieron en los papeles periódicos que, más que armas castellanas, fueron aragonesas y catalanas las que conquistaron Murcia.

Ver Post >
¿Desembarcó Drácula en Cartagena?

nosferatuPara acercarse a la historia del vampirismo no hay que escalar las cumbres oscuras que cercan Rumanía. Ni tampoco morirse de miedo en el castillo, tan imponente como restaurado, del conde Drácula. Entre otras cosas, porque Cartagena ya atesora una sorprendente leyenda que, durante un siglo, ha circulado como un rumor de boca en boca. Ahora, los investigadores arrojan luz sobre el caso de un supuesto vampiro que aterrorizó media España tras ser desembarcado en Cartagena; muertes inexplicables, cadáveres desangrados y desapariciones repentinas forjaron el cuento.

Ver Post >
Apuntes de Feria (II): La Fuensanta, Fallera Mayor

fallera-3-dic-1957-lA los murcianos, porque lo aprendieron solos, nadie les enseñó lo mucho que costaba el agua. Incluso cuando les costaba la vida, que era a menudo por las terribles avenidas del Segura y el Guadalentín. Y en esa escuela de riadas a traición, además, supieron que ayudar a quienes las padecen es una prioridad. Como aprendieron, por ejemplo, cuando la de Santa Teresa asoló la vega el 15 de octubre de 1879 y medio mundo se movilizó. Y como hizo Murcia cuando, también en el día de la santa de Ávila, unTuria hecho muerte azotó Valencia los días 13 y 14 de octubre de 1957.

Ver Post >
Apuntes de Feria (I): La romería del III Reich

El mismo día en que los primeros cañonazos de la II Guerra Mundial atronaban los cielos polacos, en la ciudad de Murcia «tracas y cohetes rasgaban los aires en señal de alegría». Pero no se festejaba la invasión alemana, sino la llegada de la Patrona, la Virgen de la Fuensanta, a la Feria. Y es que aquel primero de septiembre de 1939, los murcianos se debatían entre la incertidumbre de una inminente contienda mundial, el cansancio de la Guerra Civil -que había acabado apenas hacía cinco meses- y el sabor agridulce de celebrar unas fiestas que en muchos hogares había proscrito el luto.DOCU_VERDAD

Para colmo, el obispo de la Diócesis, Monseñor Díaz y Gomara, también decidió regresar el mismo día en que Alemania invadió Dantzig (hoy Gdansk), así que el prelado, quien llevaba dos años largos en el exilio, tuvo que compartir las portadas de los diarios con enormes titulares a toda página sobre las operaciones emprendidas por el Tercer Reich.

Ver Post >
La Peligros sí se irá con La Morenica

A la Virgen de los Peligros de Sopetrán, vulgo La Peligros que está ‘encimica el Puente’, la cambiaron de una ribera del río a la otra. Pero esa curiosidad, en esta Murcia desmemoriada, pocos la recuerdan. Como también se desconoce que la imagen primitiva fue donada a la ciudad por un barbero. Y menos se sabe por qué se llama de Sopetrán. En 1372, la Orden Benedictina fundó el monasterio de Nuestra Señora de Sopetrán en Guadalajara. La fama de milagrosa que adquirió la talla atrajo a los peregrinos, entre ellos al barbero Alonso Sánchez. Alonso, murciano de cuna y hambruna, había hecho fortuna en Madrid. Un tiempo después, unos labradores del barbero hallaron una talla enterrada, que Alonso identificó como la Virgen de Sopetrán. Y le dio culto en su casa.

La Virgen de los Peligros, en Belluga en 1929.

La Virgen de los Peligros, en Belluga en 1929.

Pero cierta noche soñó que la Señora, caprichosa ella, quería ser trasladada a Murcia. En julio de 1636 –otros señalan 1626- quedó a cargo de las monjas Verónicas, donde profesaba una prima del barbero. Y luego fue a adornar el antiguo puente sobre el Segura, como explicó en su día la investigadora Concepción de la Peña en la obra ‘El Puente Viejo de Murcia’, auténtica biblia en esta materia. Ya en 1723, cuando Toribio de la Vega inició las obras, hizo mención de la imagen aunque, curiosamente, la situaba a este lado del río, en la cárcel de la Inquisición «donde está colocada la imagen de Nuestra Señora de los Peligros».

Ver Post >
Sobre el autor Antonio Botías
Este blog propone una Murcia inédita, su pequeña historia, sus gentes, sus anécdotas, sus sorpresas, su pulso y sus rincones. Se trata de un recorrido emocionante sobre los hechos históricos más insólitos de esta Murcia que no vemos; pero que nos define como somos. En Twitter: @antoniobotias

Últimos Comentarios

Jesus Penalver 07-04-2017 | 16:38 en:

Etiquetas

Otros Blogs de Autor