La Verdad

img
Categoría: Artículos en La Verdad
Los últimos de Filipinas

Hace casi 20 años publiqué en esta misma casa, cuando muchos no sabían ni dónde quedaba Filipinas (ni falta que les hacía), la fantástica historia de los llamados héroes de Baler. Por eso, estos días en que su memoria se honra me agrada recuperar aquellas líneas de la hemeroteca. Así decían, amigos:Con mucha dificultad Luis Cervantes Dato, uno de los diecinueve supervivientes del Sitio de Baler, alcanzó el dintel de la casa de sus padres en Mula. Las escarpadas y estrechas callejuelas parecían imponerle el último de los sufrimientos. No obstante, aquellas coloridas fachadas, de enormes rejas de hierro forjado, eran un agradable alivio para una persona que estuvo incomunicada en una iglesia durante 337 días.

Ver Post >
El robo de La Fuensanta, desvelado

El buen sacristán Eduardo Gassó jamás habría de olvidar aquella mañana fría cuando descubrió cómo el fabuloso joyero de la Fuensanta había desaparecido. Sucedió el 8 de enero de 1977. Entre otras piezas, los ladrones se llevaron de la Catedral la corona de la Patrona, una obra en oro con 5.872 piedras preciosas, entre brillantes, diamantes, zafiros, esmeraldas, rubíes y topacios. Y también la del Niño, compuesta por 1.749 piedras, junto al llamado pectoral de Belluga, su anillo y un broche.

Ver Post >
Los papeles “catalanes” de Murcia

A Antonio Ibáñez no le tembló el pulso al teclear en su antigua máquina la exigencia de que le explicaran “cuáles fueron las causas que motivaron para esa empresa despedir al personal de tramoya y electricidad”. Era el tal Ibáñez secretario de la Sociedad de Servicio Escénico, que allá por el año 1927 gestionaba el Teatro Romea. Y su carta, que acabó en el Gobierno Civil, no tendría mayor trascendencia de no ser porque se conserva en la Generalitat catalana. Allí fue enviada por error. Y allí se ha mantenido durante décadas hasta que a un salmantino, Policarpo Sánchez, se le ocurrió reclamar esos documentos que, en su opinión, se custodian de forma ilícita.

Ver Post >
SOS para los olivos centenarios

Murcia que no vemos, Antonio Botías, cronicasmurcianas.es, antoniobotias.comHace apenas un siglo, el aceite murciano, sobre todo el cosechado en la zona de Torre Guil, en Sangonera la Verde, se consideraba como el más exquisito y cotizado de España. Pero aquella época dorada, como el sabroso néctar de las oliveras, ya no solo ha pasado al olvido, sino que hasta su memoria corre el riesgo de perderse. Sobre todo, por la imparable desaparición de árboles centenarios en toda la Región.

Ver Post >
Diez joyas del patrimonio que urge proteger

No es la Catedral ni el Museo Saltillo. Ni tampoco el Casino. Ni el santuario de la Fuensanta. No. Los auténticos tesoros en peligro, en muchos casos, no están tan expuestos al asombrado visitante que, sin duda, se asombraría más si descubriera cómo la abulia administrativa y la incultura política están acabando con el patrimonio histórico murciano. Hace ahora un siglo, el célebre periodista Martínez Tornel publicaba en su ‘Diario de Murcia’ una advertencia dirigida a «los murcianos del futuro». En ella suplicaba que cuidaran la torre de la Catedral y las imágenes de Salzillo, porque mientras existieran sobreviviría Murcia. Quizá ahora ha llegado el momento de actualizar y ampliar aquella lista. Para que algún desocupado acaso la encuentre dentro otros cien años. Estos son, quizá, los diez tesoros sobre los que urge actuar.

Ver Post >
¿Cuándo se inauguró el Puente Viejo?

FOTO2

Casi los cumple, pero todavía no. Hace 275 años el corregidor Heredia convocó a los murcianos a celebrar que los dos arcos del Puente Viejo estaban concluidos. Y ordenó colocar una inscripción redescubierta estos días.

A simple vista, toscas letras grabadas en la piedra, humilde recuerdo para tan histórico acontecimiento. Sin embargo, sobre la obra solo circularon los canteros que continuaban su ardua labor. Hasta que el 15 de septiembre de 1742, dos años después, con todo boato y pompa, fue abierto al tránsito. Esa vez, de verdad. Y el mismo día se colocó la antigua Virgen de los Peligros. Ahí es nada.

Ver Post >
Sobre el autor Antonio Botías
Este blog propone una Murcia inédita, su pequeña historia, sus gentes, sus anécdotas, sus sorpresas, su pulso y sus rincones. Se trata de un recorrido emocionante sobre los hechos históricos más insólitos de esta Murcia que no vemos; pero que nos define como somos. En Twitter: @antoniobotias