La Verdad

img
El piano con duende
img
Carlos Escobar | 01-03-2017 | 13:21

Manuel de Falla vivió en París durante 7 años (1907-1914) y allí conoció a destacadas personalidades del mundo de la música, danza, pintura y literatura. El célebre Diaghilev le pidió de forma reiterada que compusiese una obra típica española para ser representado por los Ballets Rusos y el maestro español creó El sombrero de tres picos. Diaghilev le encargó la coreografía a Leónidas Massine, los decorados y vestuarios a Picasso y la dirección musical a Ansermet.

La temática burlesca del ballet narra la historia del corregidor de Guadix, que lleva un sombrero de tres picos, que se encapricha de una joven y guapa molinera que intenta reirse de él con la colaboración de su marido. Finalmente, los vecinos del pueblo se mofan de su situación y lo ridiculizan en un manteo colectivo. La pieza originaria orquestal consta de dos suites de tres números cada una.

Posteriormente, Falla hace una versión para piano de tres movimientos: Danza de la Molinera, Vecinos y Danza del molinero. Si Diaghilev necesitara un pianista para representar esta versión, pediría que el intérprete sintiese el flamenco en sus venas y que tuviese una cuidada técnica pianística. Precisamente estas son cualidades que atesora Isabel Amparo Martínez Túnez (Jaén, 1988), pianista muy implicada con la música española y el baile flamenco, a los que se dedica con pasión.

Amparo Martínez es uno de los músicos que participan en el concierto del próximo sábado 4 de marzo en el que tocará la Danza de la molinera y la Danza del molinero de El sombrero de tres picos. Además, interpretará junto al violinista Pablo Roca las seis danzas de la Suite popular española del propio compositor gaditano.

Para tocar la obra de Falla, esta pianista nos comenta que: “Me apoyo mucho en el carácter rítmico andaluz, en el zapateado y el rasgueo de la guitarra flamenca. Si no pensara en eso, no podría tocarla, no tendría la fuerza que se necesita para interpretarla”. 

La joven pianista formada en el Conservatorio de Murcia cree que la Danza del molinero le va a gustar más al público que la Danza de la molinera: “La primera es más corta y se trata de una farruca con partes distintas que logran impactar al público. La Danza de la molinera, es un fandango en el que se repiten los temas con el atractivo de que cada vez lo hacen en un tono diferente”.

El concierto del sábado tiene el título de Diaghilev, según nos cuenta Amparo, y forma parte de un ciclo de cinco programas dedicados al bailarín Félix García, un artista importante en el pasado que ha recobrado interés tras las interesantes investigaciones de Antonio Hernández, profesor de la asignatura de Música. Amparo tocará en otro concierto del ciclo la pieza Vecinos del Sombrero de tres picos de Falla que es una seguidilla con marcado carácter andaluz.

Espero que se animen a asistir al concierto y a disfrutar de los giros melódicos de Manuel de Falla, un músico andaluz que se impregnó del estilo neoclásico y de los aires rusos para crear una obra eterna.

 

Sábado 4 de marzo, 19 horas. Aula de Cultura de la Fundación Caja Mediterráneo. Música de Falla, Albéniz, Rossini, Schumann, Bizet, Massenet y Delibes. Entrada 10 euros.

Etiquetas

Otros Blogs de Autor