La Verdad

img
Murcia, ciudad musical
img
Carlos Escobar | 02-07-2017 | 11:01

murciart                               domingo

 

En esta época, los suplementos culturales de los principales diarios nacionales incluyen un dossier con el calendario de festivales de música clásica de nuestro país. Así, vemos como Granada, Peralada, San Sebastian, Santander, Santiago de Compostela, Segovia y Aranjuez, entre otras, son localidades que añaden  a su natural atractivo turístico, el plus de programar una serie de conciertos donde disfrutar de la mejor música clásica en un relajado ambiente de vacaciones y acompañado de la familia.

El pasado año, se organizó por primera vez y con mucho éxito el Festival de Música Antigua de Aledo, que celebrará su segunda edición dentro de unos días y del que contaremos cosas en este blog.

Pero esta semana, el presente musical está en Murcia capital. Una Murcia que adquiere la categoría cultural de ciudad musical porque celebra entre el 3 y el 7 de julio, la primera edición del Festival Musical MurciArt, donde la música de cámara es la protagonista principal.

Detrás de MurciArt hay muchas entidades y personas que han aportado su grano de arena, pero sin duda, son sus directores artísticos Darling Dyle y Rumen Cvetkov los impulsores y catalizadores permanentes de esta iniciativa.

Rumen Cvetkov, que además es violista principal de la OSRM y solista invitado de la Orquesta del Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia, es uno de los mejores músicos que tenemos en la región. Nacido en Bulgaria, ha tocado en lugares tan significativos como la Berliner Philharmoniker Hall, el Carnegie Hall (Nueva York), el Wigmore Hall (Londres), el Mozarteum (Salzburgo), la Walt Disney Hall (Los Angeles), el Pallacio de Bellas Artes (Mexico), o el Chicago Symphony Center, entre otros. En el listado de maestros que lo han dirigido figuran Bernard Haitink, Riccardo Chailly, Kent Nagano, Plácido Domingo, Rossen Milanov, Alan Gilbert y Zubin Mehta.

Rumen vive en Murcia, punto desde donde, de forma habitual, se desplaza a los principales festivales de música de cámara de Europa donde participa como violista: “Tengo la suerte de actuar en eventos de este tipo y me daba mucha pena que en Murcia no existiese un festival de música clásica apoyado por las instituciones culturales”.

Aunque el programa del festival puede ser consultado en la web http://murciartfestival.com/es/inicio/ , Rumen Cvetkov nos razona la distribución de las obras que se interpretarán: “En esta primera edición hemos honrado a algunos compositores importantes de los que este año se celebra su aniversario, como son Brahms, Turina, Granados, Beethoven y Mendelsson. También escucharemos música de Mozart, Korsakov y Tchaikovsky. En el Festival MurciArt, los verdaderos protagonistas son los compositores y sus magníficas obras”.

Una de las máximas de los directores artísticos es que la buena música necesita de buenos intérpretes. Por ello se han asesorado por músicos del nivel de Sonya Yoncheva, Jordi Bernacer y César Álvarez para invitar a solistas de la categoría de Jesús Reina, Robert Kowalski, Gernot Süssmuth, Desislava Cvetkova, Vladimir Mendelsshon, Lesster Mejias, Guillermo Pastrana, Krzysztof Karpeta, Lorenzo Meseguer, Irene Ortega, Isabel Martínez y Ludmil Anguelov, que junto a los organizadores constituyen el elenco de músicos.

El hecho de que Plácido Domingo haya aceptado ser el Maestro Honorífico es un plus para MurciArt. Desde que Rumen es solista en Les Arts de Valencia, ha colaborado mucho con él, tanto como cantante lírico o como director: “Me ha enseñado mucho sobre los valores que debe que tener un artista. Desde el primer momento, a Plácido Domingo le encantó la idea de crear este festival y de apoyarlo moral y artísticamente como Maestro Honorífico. Es un gran aficionado que ayuda a los jóvenes con talento”.

Uno de los aspectos que hacen único al Festival MurciArt es el tratamiento y consideraciones que va a recibir el público asistente. Durante el desarrollo del evento y de forma paralela a los conciertos, los artistas invitados impartirán clases magistrales de instrumentos de cuerda, piano, y música de cámara. Rumen y Darling nos insisten en que “Todos las clases están abiertas al público asistente que tendrá la posibilidad de tener un contacto más cercano con los artistas. Además, por la noche, en la pausa y al final de los conciertos, el público podrá dialogar con los músicos mientras disfruta de una copa de vino o cava, al puro estilo centroeuropeo”.

Enhorabuena a los organizadores y a los murcianos en general. Ya existimos en el mapa de los festivales de música clásica y nuestra tarjeta de visita no podría ser mejor.

Etiquetas

Otros Blogs de Autor