La Verdad

img
Voces emergentes
img
Carlos Escobar | 17-08-2017 | 12:41

Cantoría en el Festival de MA de Brujas. Foto de Mario Leko.

Cantoría en el Festival de MA de Brujas. Foto de Mario Leko.

 

Europa es el continente con más relevancia en la historia de la música. La cultura vinculada a nuestros orígenes nos hace ser personas más dignas y más bellas intelectualmente. Por ello, es muy importante que la juventud se interese por la literatura, la música, el arte y el humanismo, al tiempo que crece y ocupa su lugar dentro de la sociedad.

Cantoría, el ensemble vocal con D.O. murciana, continua su gira internacional en Amberes (Antwerp), donde tiene lugar el famoso Festival de Música Antigua IYAP 2017 (International Young Artist´s Presentation 2017). En este evento, Cantoría es una de las ocho agrupaciones europeas que han sido seleccionadas para participar en intensivas masterclass y para actuar en históricos edificios de la ciudad belga.

Este festival está organizado por AMUZ, un centro internacional de música fundado con los criterios de la interpretación históricamente informada, con la intención de mostrar los estilos musicales y culturas de cada periodo a una cada vez más amplia audiencia. Para ello, AMUZ ha reformado la antigua iglesia de San Agustín de Amberes, dotándola de la tecnología y acústica de las modernas salas de concierto.

El contratenor Samuel Tapia y el bajo Valentín Miralles son dos de los integrantes de Cantoría que comparten hoy con nosotros sus sensaciones como intérpretes en los festivales de Brujas, Amberes y Utrecht, la localidad holandesa que será la próxima estación en la gira. Estos interesantes músicos tienen una rica y variada trayectoria coral junto a una sólida determinación por profundizar en el canto histórico, lo que les ha llevado a la ESMUC de Barcelona, donde son compañeros de estudios.

Valentín es un joven murciano que ha estudiado piano, violín y canto. Nos cuenta que cada uno de los festivales en los que están participando tiene una filosofía distinta para seleccionar a los grupos participantes y establecer su cometido. En general, cada uno de los ensembles invitados tiene la oportunidad escuchar y conocer al menos a diez de los grupos que actúan en la misma jornada: “Probablemente, la propuesta más enriquecedora e interesante sea el IYAP, en la que convivimos durante cinco días con otros ocho ensembles, a la vez que recibimos masterclass con Raquel Andueza y Peter Van Heyghen y ofrecemos cuatro conciertos en la ciudad de Amberes”.

El tinerfeño Samuel, que también estudió violín antes de canto, aclara que cada época y estilo musical posee sus características e interpretaciones propias: “Una vez te familiarizas con las sonoridades, las ornamentaciones y fraseos propios de la época, es fácil apreciar cuando las voces de un ensemble se aproximan al contexto histórico”.

El instrumento más apreciado a lo largo del tiempo ha sido la voz y, de hecho, siempre se intenta imitarla en la música instrumental. Según Samuel Tapia, “La voz conecta directamente con el ser humano, aunque es posible expresar con instrumentos las mismas emociones que con ella. Aún así, la voz es para mí el instrumento más especial por cómo llega al alma. Es un gran misterio comprobar como la voz de cada persona tiene su propio y especial color.”

Valentin Miralles y Samuel Tapia nos explican que el programa que han elegido para los festivales de Brujas, Amberes y Utrech se basa en músicas profanas del siglo de oro español: “El contenido general gira sobre diversos romances e historias, normalmente protagonizados por un personaje femenino. El papel que deben jugar las voces, como consecuencia de esto, guarda una estrecha relación con el texto. Tanto la música y el teatro van a la par”.

El siguiente objetivo de Cantoría es lograr una plaza en el programa EEEMERGING (ensembles europeos emergentes), una programa similar al Eramus universitario que intenta facilitar la formación de los jóvenes interesados en la música antigua, probablemente uno de los legados más importantes que tenemos los europeos.