La Verdad

img
Cantos de experiencia
img
Carlos Escobar | 06-10-2017 | 18:24

logotipo-c

La música es un elemento indispensable en cualquier aniversario. Pero cuando celebramos veinte años de interpretación de la mejor música de cámara por parte de una formación de la experiencia y la solvencia del Cuarteto Saravasti, el arte alcanza una emotiva dimensión.

Mañana sábado, el Cuarteto Saravasti nos invita a todos los murcianos a asistir a su cumpleaños y conmemorar sus veinte años en escena con un programa musical intenso, atractivo y variado. Diego, Enrique, Gabriel y Pedro han seleccionado un total de diez piezas del repertorio camerístico que son auténticas delicias para el paladar de un melómano.

Muchas de las personas que saludo por la calle y que me animan a seguir escribiendo sobre música, me piden con cierta frecuencia que les avise cuando se programe un concierto atractivo y asequible para sus avezados e inexpertos oídos. Creo sinceramente, que éste es el programa cumple perfectamente con dicho propósito, por tratarse de una auténtica iniciación a la mejor música de cámara.

He imaginado como reaccionaría cualquier persona que me acompañase a este concierto de celebración en el caso de que no hubiese escuchado música de cámara con anterioridad. Creo que nada más empezar el Allegro del cuarteto en Re menor de Haydn comenzaría a bailar en la butaca tras superar la impresión de la escucha del animado intervalo de quinta descendente con el que el maestro nos introduce en su mundo mágico. Esta pieza de Haydn es coetánea de La creación y fue denominada por Rosemary Hughes como “cantos de experiencia” aludiendo a la maestría del músico austríaco.

No menos impactante le resultaría el carácter juguetón del Andante scherzoso quasi Allegretto del cuarteto en Do menor del cuaderno op 18 de Beethoven, escrito a partir de una célula rítmica de 3 corcheas con las que el genio de Bonn construye una impresionante obra de arte.

Sin apenas respiro, saltaremos al Romanticismo de la mano del cuarteto de Schubert titulado La muerte y la doncella, escrito en la tonalidad fúnebre de Re menor. Saravasti ha seleccionado el precioso movimiento Andante con moto en el que a través de 5 variaciones sobre el tema de la muerte, se transforma la inquietud de una muchacha aterrorizada en la paz del sueño mortal a través de las palabras con la que el apuesto caballero (la muerte es una palabra masculina en idioma alemán) tranquiliza a la joven.

En esta clase de celebración de cumpleaños y de iniciación a la música no podía faltar uno de los cuartetos de madurez con los que Mozart dedicó a Haydn. Nadie como el compositor de Salzburgo sería tan capaz de activarnos con su lirismo, vivacidad, contrastes y cambios de ánimo, a través del Allegro molto de su cuarteto en Do mayor “Disonancias”.

El Cuarteto Saravasti ha tenido en su XXº Aniversario la sensibilidad de incluir dos de sus estrenos absolutos en concierto como son la Salve de Auroros de la Suite folklórica sobre temas murcianos de Benito Lauret y el Adagio de B.L. Apuntes para un cuarteto de cuerda, con el que el madrileño José Nieto tributó amistad y agradecimiento al compositor murciano. Probablemente será uno de los momentos más emocionantes de la velada.

Pero volvamos a mi inexperto y envidiado acompañante que tantas cosas descubrirá en este programa y fantaseemos sobre sus sensaciones al escuchar por primera vez el Andante Cantabile del cuarteto nº 1 en Re mayor de Chaikovski. El primer encuentro con la sobrecogedora melancolía rusa nunca se olvida y este movimiento, que se interpreta con sordina en los instrumentos de cuerda, tiene un alto contenido emocional con dos temas distintos que sobrevuelan los insólitos parajes ucranianos.

Tras deleitarnos con la Nana roja para cuarteto de cuerda de Zárate (otro estreno absoluto de Saravasti), escucharemos otra de las obras más famosas de la música de cámara. Se trata de Finale.Vivace ma non troppo del cuarteto “Americano” o “Negro” de Dvorak, una auténtica simbiosis entre los orígenes bohemios del compositor y las danzas indias que tanto le estimularon, de manera que transitaremos desde la nostalgia a la alegría, con un protagonismo relevante para la solemnidad del violonchelo.

Y como no hay celebración en la que no se entone la canción del cumpleaños feliz, el Cuarteto Saravasti interpretará las variaciones sobre este conocido tema que escribió Heidrich y que son un auténtico homenaje a los principales compositores y estilos de la historia de la música.

¡Que afortunados son los que tienen todavía tanta música por descubrir!

Sábado 7 de octubre, 20 horas. Concierto del XX Aniversario del Cuarteto Saravasti. Obras de distintos compositores. Entrada libre solicitándola en taquilla.

Etiquetas

Otros Blogs de Autor