Blogs

Carlos Escobar

Música inesperada

El sello de Boccherini

captura-de-pantalla-2018-05-07-a-las-6-47-31

En la música de cámara todos los instrumentos son igual de importantes y mantienen una relación de equilibrio siguiendo los principios democráticos más puros. Con motivo del concierto que esta noche ofrece Cammerata vamos a comentar algunos aspectos musicales con Irene Ortega, violonchelista del esta orquesta de cuerda.

Irene Ortega (Cartagena, 1991) se ha formado como músico en los conservatorios de Cartagena, Murcia y Madrid, completando sus estudios de Master of Arts in Cello Performance en la Royal Academy of Music de Londres bajo la tutela del profesor David Strange. Dentro del perfil de los componentes de Cammerata, la joven chelista ha destacado en todas sus etapas formativas, formando parte de las principales orquestas de jóvenes de España y Europa y consiguiendo premios de nivel internacional.

Sobre los fundamentos de la música de cámara, Irene nos aclara que: “En la familia de la cuerda, el protagonismo melódico es asumido habitualmente por los violines, pero los demás instrumentos de la misma ayudan a construir el armazón rítmico-armónico”. Esto lo vamos a apreciar esta noche en el Divertimento de Mozart, obra de clara textura homofónica.

Sin embargo, dice Ortega, en obras en las que el compositor se decanta por una escritura de tipo contrapuntístico, el papel desempeñado por cada uno de los instrumentos está más equilibrado: “Qué decir en obras como el Stabat Mater de Boccherini, autor con especial inclinación por el violonchelo, donde éste recibe un tratamiento más diferenciado”.

El Stabat Mater de Boccherini es una obra extraordinaria que representa un hito en la producción camerística del siglo XVIII, ya que el compositor le confiere una estructura a cinco voces con violonchelo obligato, un tipo de escritura que cultivó en su centenar de quintetos para cuerda con dos chelos. Irene Ortega destaca “la gran elocuencia de la narrativa musical de esta pieza tan conmovedora que ilustra con enorme emotividad el tremendo dolor que siente una madre ante la muerte de su hijo. No cabe duda que estamos ante una obra maestra, en nada inferior a otros ejemplos más conocidos del género como los de Pergolesi o Dvorak.”

El recomendar vivir en directo un concierto de Cammerata se ha convertido en una obviedad por el alto nivel artístico del conjunto, pero les insisto porque siempre sorprende la pasión por la música de este grupo de jóvenes de la región. Piensen ustedes que para ellos, retornar a casa desde distintos puntos de Europa y ofrecer un buen concierto, es una manera de agradecer lo que han recibido. Irene lo explica así: “Gracias al sacrificio de nuestra familias, hemos podido formarnos en los mejores conservatorios y centros superiores de enseñanza musical europeos y, lógicamente, todo ello revierte en la calidad del conjunto. Hace nueve años ya que el proyecto Cammerata se puso en marcha y nuestra ilusión sigue intacta, con ganas de comernos el mundo”.

Espero que este post contribuya a que conozcan un poquito más a Cammetara y se sientan orgullosos de disfrutar en Murcia de una orquesta de cámara de este nivel, aunque sea en pequeñas dosis como la de esta noche.

Lunes 7 de mayo, 20h. Auditorio Víctor Villegas. Obras de Mozart, Haendel y Boccherini. Cammerata con Cibrán Sierra y Eugenia Boix (sobrano). Entrada: 12 euros.

Temas

por Carlos Escobar

Sobre el autor

mayo 2018
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031