La Verdad

img
Categoría: Kit-kat musical
Kit-kat con Bartók

Los compositores Béla Bartok (1881-1945), Beethoven y Haydn, forman la terna más importante en la historia del cuarteto de cuerda. Parecía que, después del Clasicismo, el lenguaje para estos cuatro instrumentos no iba a sufrir más evoluciones relevantes. La capacidad de Bartók para renovar de una forma tan original la escritura de este género instrumental, está perfectamente explicada en el libro “El cuarteto de cuerda. Laboratorio para una sociedad ilustrada” del gallego Cibrán Sierra, miembro del Cuarteto Quiroga.

La lectura de esta interesante publicación, me ha animado a profundizar en el mundo camerístico de Bartók y, como consecuencia de ello, a compartir con ustedes aspectos de esta música tan difícil de entender a veces. Para escuchar estas composiciones, creo que es clave prestar atención a su mensaje dejando las comparaciones o juicios para otro momento.

Hoy vamos a empezar con el breve cuarto movimiento del Cuarteto nº 4, denominado Allegretto, escrito en 1928. El cuarto cuarteto de Bartók es el paradigma de la arquitectura simétrica en arco, porque sus cinco movimientos forman una bóveda con una disposición de os mismos en rápido-rápido-lento-rápido-rápido. Además, como el resto de cuartetos, es una obra muy técnica para los instrumentistas. Bartók utiliza pequeños motivos musicales a modo de palabras con las que escribe en un lenguaje muy renovado que combina los actual y lo folklórico. El maestro, más que inspirarse en lo popular, muestra su ingenio armonizando y reinventando melodías húngaras sin privarlas de su naturalidad, espontaneidad y claridad, lo que es algo insólito en el mundo de la música.

El Allegretto del Cuarteto nº 4 es conocido por el empleo de “pizz-Bartók” (o pizzicatto a la Bartók), sonoridad que se consigue al pellizcar la cuerda contra el mástil del instrumento, aunque hay que decir que anteriormente ya la usó Webern en una composición.

El pizzicato, es decir, la pulsación directa de las cuerdas del instrumento con los dedos, se aprecia desde el comienzo del movimiento, en todos los instrumentos, con una sonoridad muy particular que nos recuerda a la de una guitarra. Si se fijan, dentro de este entramado sonoro destacan las pulsaciones más secas y ásperas del pizz-Bartók.

¡Volveremos con más cosas sobre Bartók!

 

Ver Post >
Kit-kat con Max Bruch

La música de Max Bruch (1838-1920) se caracteriza ser fácilmente asimilable por el oído, debido a su claridad de mensaje y sencillo empleo de la tonalidad. Hoy les propongo la audición de Kol Nidrei op. 47 (1881) para violonchelo y orquesta. Este adagio, inspirado musicalmente en melodías hebreas, contiene motivos populares de gran lirismo, pero no se trata de una composición judía. Kol Nidrei es más bien uno de los arreglos que escribió Bruch sobre temas folklóricos europeos. Este maestro nacido en Colonia, practicaba la religión protestante.

En cualquier caso, el timbre del cello suena con tal convicción y solemnidad desde los primeros compases, que parece que el instrumento está rezando. Tras unas variaciones de este motivo inicial, aparece en la orquesta un segundo tema que luego reproduce el violonchelo. La obra termina con la reaparición del tema original en una atmósfera más sombría.

Si les gusta la música de este compositor alemán, les recomiendo la audición del concierto para violín y orquesta núm. 1 y de sus obras para clarinete y viola. Se sorprenderán por cómo las melodías creadas por Bruch alcanzan el interior del alma para reactivarse una y otra vez en nuestra memoria. No se extrañen si, de forma involuntaria, tararean esta música.

Vídeo de Kol Nidrei op. 47. Janos Staker (violonchelo). Antal Dorati (director). London Symphony Orchestra.

 

Ver Post >
Kit-kat con Schubert.

Franz Peter Schubert (Viena 1797-1828) es el músico ligado al Lied, canto popular alemán que él recrea con una intención expresiva jamás alcanzada por otro compositor.

Para Dietrich Fischer-Diskau, quizás el mejor intérprete de Lieder de la historia, Franz Schubert convierte un mundo de poesía en música. Con esto esta dicho todo.

Personalmente, si tuviese que elegir un Lied para mostrarles el arte de este músico, honestamente les confieso mi incapacidad para decantarme por uno de ellos. Así que escojo el último escuchado y en mi opinión fascinante: “Du bist die Ruh” D776 (“Tú eres la calma” o “Tu eres el reposo”).

En esta joya compuesta en 1823 por el “Príncipe del Lied”, el piano hace una mística introducción que evoca la atmósfera oriental del poeta Fiedrich Rückert, autor del texto. La voz repite una sencilla melodía de ¡sólo cuatro notas! y de una sobredosis de emotividad para la que no hay palabras.

Schubert modula la melodía para enfatizar expresiones como Schmerz (dolor) o Herz (corazón) y les invito a prestar mucha atención a partir de 3:20, cuando comienza un lento ascenso de la melodía en “crescendo” y “descrescendo“, coincidiendo con las frases “Die Augenzelt, von Deinem Glanz allein erhelt. O füll es ganz!” (El  templo de mis ojos vive alumbrado sólo por tu resplandor ¡Oh, llénalo todo!). Para Fischer-Diskau, este fragmento es la lección de canto más valiosa y al mismo tiempo más dificil que todas las vocalizaciones de los libros de aprendizaje para cantantes.

Sincronizen sus cronómetros, fabriquen un momento de tranquilidad y disfruten de la pureza de sentimientos de “Du bist die Ruh”.

 

Ver Post >
La natural indiferencia de Carmen.

Uno de los personajes más interesantes del mundo de la ópera es Carmen, considerada como un arquetipo universal a la altura de Don Juan o de Fausto. Carmen da pie a la novela de Próspero Mérimée, pero son los libretistas Ludovic Halevy y Henry Meilhac junto al célebre músico Georges Bizet los que definen la psicología de esta atrayente mujer al componer una fantástica obra musical.

Pero ¿qué tiene Carmen para atraernos de esta forma?.

La bella y seductora gitana, experta en el arte de la magia, el hurto y del tráfico de cigarillos, se muestra como una mujer segura y pasional, verdadera libertina sentimental que basa su felicidad en la inconstancia. No es una mujer fatal, no necesita conquistar a los hombres porque provoca e ellos una natural inmediata atracción, de manera que son éstos los que la persiguen.

Carmen nos dice que el amor es un pájaro rebelde no sujeto a leyes. Realmente es ella la que tiene sus propias leyes. Es un torbellino de pasión con una insolente sexualidad que no cede ante las amenazas y que huye inmediatamente ante cualquier compromiso. Para ella la esencia de la vida está en el cambio y en el amor por la libertad.

Carmen hace gala de una indiferencia total ante el estado emocional y el carácter de sus semejantes. Para ella el amor es un capricho transitorio y siempre trata de vivir el presente. En un momento del tercer acto de la ópera dice “quien manda es el destino”. Es un momento dramático para ella porque a través de un juego de cartas previsualiza su trágico final.

Les propongo la escucha del preludio al tercer acto de la ópera, denominado también intermezzo, fragment muy romántico y solemne que anticipa el coraje de Carmen para enfrentarse a su destino, conservando en todo momento su esencia femenina.

 

Ver Post >
Kit Kat con Schumann

 

Estamos en una semana Schumann, artista prototipo del compositor romántico.

El Auditorio Víctor Villegas programa la cuarta sinfonía de este músico alemán, obra formidable que interpreta en directo la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia. La dirige el maestro Manuel Silva junto al célebre concierto para piano número 1 de Chaikovsky.

A modo de aperitivo, les propongo la audición de la pieza “Abschied” (“Despedida”), una de las nueve composiciones que forman las “Waldszenen” (“Escenas del bosque”) Opus 82, compuestas por Schumann a finales de 1948. Esta bella obra, está inspirada en el tema del bosque, muy típico de los artistas alemanes del siglo XIX.

Esta pieza tiene originalmente un lema poético (una muestra del interés que siente el músico por la literatura) pero posteriormente lo suprime antes de su publicación.

A modo de curiosidad y para acompañar la audición de la pieza, les transcribo el texto al que me refiero:

 

Leise dringt der Schatten weiter / La sombra imperceptible se cierra

Abendhauch schon web durchs Tal, / el aliento de la noche se deja llevar por el valle

Ferne Höhn nur grüssen heiter / solo los picos distantes saludan

Noch den lezten Sonnenstrahl   / a los últimos rayos del sol.

Ver Post >
Kit Kat con Chopin

¿Saben por qué Hello Kitty no tiene boca?. La mayoría de mis pacientes pediátricos (y los familiares que los acompañan) conocen la respuesta correcta a esta pregunta.

La creadora de esta gatita es la diseñadora japonesa Yuco Shimizu. Ella confiesa en una entrevista televisiva que el éxito de la muñeca radica en que, al no tener dibujada la boca, su expresión está poco definida y por ello puede adaptarse al estado de ánimo de la persona que está junto a ella. Hello Kitty está triste cuando estamos tristes y comparte nuestra alegría en nuestros mejores momentos. Es decir, nos comprende en todo momento.

Si tengo que elegir una obra con un efecto similar,  me decanto por el Preludio para piano op 28, núm 4, en Mi menor de Frédéric Chopin. Creo que esta delicada pieza músical se adapta al estado de ánimo del que la escucha, por lo que es una pieza adecuada tanto para las situaciones ON como los momentos OFF.

No sé si ustedes son de esta opinión. En lo que sí vamos a coincidir es en la alta calidad artística de este preludio.

En el vídeo lo interpreta Grigory Sokolov.

Ver Post >

Últimos Comentarios

jmbuenoortiz 23-12-2016 | 04:34 en:
Creatividad solidaria
isabelmillandiaz_674 16-01-2016 | 18:17 en:
Cazatalentos
Flugencio 24-07-2015 | 07:21 en:
Melodías escondidas

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Otros Blogs de Autor