La Verdad

img
Sobre estímulos humanos y la verdadera riqueza de las personas
img
Isabel Franco | 13-09-2013 | 08:40

Algunas cosas requieren su tiempo, y escribir en este blog es una de ellas. Me siento ante el teclado de mi ordenador para hacer un poco de submarinismo por las emociones que me produce mi experiencia con el cáncer y esta es mi primera parada;

 

Después de más de veinte años, él también mantiene aún una relación con el cáncer

Foto: Caterina Barjau

 

Es la entrevista que concedió hace unos días José Carreras, uno de nuestros tenores internacionales, a El País Semanal. En ella se detiene a realizar algunas afirmaciones que me llaman la atención porque, una vez más, se comprueba que todos sentimos lo mismo ante determinadas situaciones, que nada nos iguala más que la salud y que por mucho que pasen los años, algunas experiencias se nos quedan grabadas a fuego.

Dice Carreras que, pese a lo que pueda parecer, ahora considera que el diagnóstico de cáncer recibido a los 40 años cuando estaba en la cumbre de su carrera “fue para bien” y define su fundación como “un estímulo humano”. Señala también que es importante aprender a decir ‘no’ “aunque es difícil, en lo profesional y en lo privado” y sobre la experiencia con el cáncer que “Fue duro. Después de meses de aislamiento, uno debe reconstruir su fortaleza mental, tuve la suerte de conseguirlo.” Pero lo que más me llama la atención es su reflexión posterior; “uno tiene tiempo de pensar en todo: en lo consecuente y extraordinariamente sabio que vas a ser cuando salgas del atolladero, y después resulta que no es verdad. En el momento que empiezas a encontrarte bien, vuelves a caer, no siempre, en lo que en ese periodo te planteaste no volver a hacer, los mismos errores”. ¡¡Qué razón tiene!!

Mi segunda parada hoy es para recordar algo que repito muy a menudo; la realidad siempre supera a la ficción y si te pones caprichoso con la vida, los acontecimientos se superan continuamente. Cuando imitaba una funda de sofá a causa de la escasa fuerza con que me dejaba la quimioterapia tuve la ocasión de comprobar por primera vez tras el diagnóstico cómo todo se puede volver en nuestra contra con la mayor crueldad. Mientras yo me lamentaba de mi suerte, que me había llevado a estar luchando por mi vida en vez de jugar con mi hija de apenas dos años, 154 personas morían en el accidente de Spanair que tuvo lugar en Barajas el 20 de agosto de 2008.

Entonces me planteé que, por muy desgraciado que uno se pueda sentir, es fácil que otro sufra una desgracia aún mayor. Allí estaba yo, literalmente hecha polvo, pero con la oportunidad aún de luchar por mi vida mientras esas personas la habían perdido en un instante en que, probablemente, incluso se sentían felices con la suya. La enfermedad debilita, aisla y golpea, pero también te ayuda a reflexionar. Después el reto es no olvidar, tratar de separar una mala experiencia del aprendizaje que conlleva y mantener vivas las conclusiones a que has llegado para que te acompañen el resto de tu vida. Sea lo que sea lo que significa ‘el resto’.

Hace unos días, unos amigos recibían una impactante noticia; la pérdida de su hija apenas unos días antes de su fecha prevista de nacimiento. Como madre, no se me ocurre mayor desgracia que recibir una noticia así y tener que dar a luz a un ser sin vida mientras lloras por su pérdida. Ahora ellos me han recordado que lo importante es saber extraer lo positivo de cada experiencia a través de su blog y la grandeza del corazón humano cuando, incluso estando encogido por el dolor, encuentra un hueco para dar las gracias como ellos lo hacen en este vídeo:

Gracias por vuestro cariño y apoyo

No se me ocurre mayor demostración de entereza, de riqueza humana, de cercanía.

El próximo 25 de octubre acabo con el tratamiento de Tamoxifeno, la denominada ‘quimioterapia suave’ (¡como si hubiera una quimioterapia suave!) Con el fin de este tratamiento, que ha durado cinco años, creo que se cierra todo un plazo, toda una experiencia. Por eso vivo con expectación moderada estos días, ante esa fecha, y vuelvo sobre mis pasos para hacer mía la reflexión de Carreras. La respuesta me sacude ¿Sabia yo? No, más bien necia.

 

 

  • MAB

    Realmente es demoledor escuchar aquello por lo que vosotros los enfermos de cancer teneis que pasar. La persona llega a ver la dimension real de las cosas cuando algo la amenaza de esa forma. Afortunadamente yo no tengo nada, todavía, pero me niego a vivir en la irrealidad de los sanos, pues soy consciente que algo así nos toca a caso todos tarde o temprano. Es por ello que empecé a averiguar por mi cuenta y he llagado a la conclusion de que, como todo en esta sociedad de consumo, tambien el cancer es un negocio. Despues de escuchar testimonios como los de Rick Simpson y Dennis Hill y su experiencia con el aceite de cañamo, de sus resultados, me pregunto còmo puede ser que algo tan importante no se sepa. Según se dice y segun han demostrado cientificos de España y otros países de Europa, el cañamo imita a la parfección a los endocannabinoides que nuestro sistema inmunitario usa para combatir selectivamente las células cancerosas. Por favor, invito a todo aquel que sufra cancer, cron, diabetes, esclerosis multiple y parquinson, que se informe sobre los beneficios de esta planta. El cañamo es seguro, de bajisima toxicidad y además gratis, pues cualquiera puede cultivarlo sin problemas en su casa. Tal vez por su gran valor, por la multitud de enfermedades que combate y por su gratuidad fue ilegalizado en 1937. Buscad “Cannabis Rising: the key on the lock”, impresionante. Besos a todos

  • MAB

    Realmente es demoledor escuchar aquello por lo que vosotros los enfermos de cancer teneis que pasar. La persona llega a ver la dimension real de las cosas cuando algo la amenaza de esa forma. Afortunadamente yo no tengo nada, todavía, pero me niego a vivir en la irrealidad de los sanos, pues soy consciente que algo así nos toca a caso todos tarde o temprano. Es por ello que empecé a averiguar por mi cuenta y he llagado a la conclusion de que, como todo en esta sociedad de consumo, tambien el cancer es un negocio. Despues de escuchar testimonios como los de Rick Simpson y Dennis Hill y su experiencia con el aceite de cañamo, de sus resultados, me pregunto còmo puede ser que algo tan importante no se sepa. Según se dice y segun han demostrado cientificos de España y otros países de Europa, el cañamo imita a la parfección a los endocannabinoides que nuestro sistema inmunitario usa para combatir selectivamente las células cancerosas. Por favor, invito a todo aquel que sufra cancer, cron, diabetes, esclerosis multiple y parquinson, que se informe sobre los beneficios de esta planta. El cañamo es seguro, de bajisima toxicidad y además gratis, pues cualquiera puede cultivarlo sin problemas en su casa. Tal vez por su gran valor, por la multitud de enfermedades que combate y por su gratuidad fue ilegalizado en 1937. Buscad “Cannabis Rising: the key on the lock”, impresionante. Besos a todos

Sobre el autor Isabel Franco
Periodismo. Social Media. Formación. Aprendiz eterna. Sobreviviente del cáncer. Una entre tantos. Ni más, ni menos.

Últimos Comentarios

contacto 21-11-2014 | 15:29 en:
Haciendo músculo
Paula Fernández 17-01-2014 | 08:02 en:
¡Salta mamá!
Paula Fernández 17-01-2014 | 10:02 en:
¡Salta mamá!
Mely Tort 26-12-2013 | 21:00 en:
Al final fue el año 10

Etiquetas

Otros Blogs de Autor