Blogs

Juan José Ríos

La i de innovación

Una innovación, una agencia regional

“La llamada sociedad del conocimiento no compite tanto por recursos materiales como por las destrezas que tienen que ver con el saber en un sentido muy amplio. La innovación consiste, de entrada, en la capacidad de distanciarse de las propias rutinas, de lo sabido, de los estereotipos y tener la capacidad de no contentarse con lo adquirido” (Daniel Innerarity).

Compromiso con la innovación

La celebración, la semana pasada, de la interesante jornada: “Compromiso con la innovación en la Región de Murcia” , me ha hecho volver a reflexionar sobre el concepto de innovación en su sentido más holístico y por tanto menos fragmentado, con menos “apellidos”, más global, y con más poder transformador de la sociedad, en general, en todos los ámbitos, y no sólo en el relativo a las empresas o al de las propias instituciones que tienen la responsabilidad de configurar el ecosistema innovador del territorio.
Uno de los objetivos fundamentales de este evento ha sido, precisamente, el de abordar, con esta perspectiva sistémica e integradora, la construcción de un modelo de región innovadora, teniendo en cuenta, pero perfeccionándola en lo posible, la Estrategia de Investigación e Innovación para la Especialización inteligente (RIS3), articulada en torno a tres principios básicos: la especialización, la internacionalización y la hibridación, y asumida como agenda de transformación económica de la Región de Murcia en el marco del Plan Estratégico 2014-2020.

     Innovación Social

En una sociedad de ritmo trepidante como la actual, dado el carácter multidimensional e interdependiente de los problemas que se plantean, ninguna institución tiene todas las respuestas por sí misma, siendo más necesario que nunca aportar soluciones innovadoras que requieren la colaboración de todos los actores implicados en cada problemática, dentro de una visión de conjunto compartida.

Nos referimos a los llamados “wicked problems” o crosscutting problems (problemas aviesos o perversos), como pueden ser los relativos a la sostenibilidad ambiental, la globalización, el envejecimiento, las drogadicciones, la obesidad, las  epidemias, la seguridad, el desempleo juvenil, la inmigración o la pobreza, que son los que caen más directamente en la esfera de lo que se ha dado en llamar innovación social.

Movilizar a toda la sociedad en una cruzada por la innovación no es asunto baladí. Si se quiere conseguir una auténtica transformación social, que lleve implícito el desarrollo económico, es preciso superar un enfoque exclusivamente tecnológico, económico o empresarial de la innovación implicando y motivando a todos los ciudadanos en la construcción de una sociedad abierta, que sea capaz de cuestionar las rutinas establecidas,  y de diseñar respuestas innovadoras a los problemas sociales, buscando siempre el interés general.

 INNObasque

En esta materia, una referencia obligada en nuestro país es, sin duda, la iniciativa  Innobasque.  En una publicación que recoge  sus principios fundacionales,  “¿Cómo es una sociedad innovadora?” , cuyos autores son pensadores tan acreditados como Daniel Innerarity o Ander Gurrutxaga, se califica el objetivo de convertir a Euskadi en una región innovadora como “…un reto fascinante, porque reclama un profundo cambio cultural, que refuerce valores como la educación y la formación, la igualdad de género, la diversidad, la participación, la calidad del empleo, la responsabilidad social, el envejecimiento activo, la creatividad, la tolerancia a la incertidumbre y riesgo, la curiosidad, el espíritu emprendedor, etc.”

Bajo el mismo lema de la jornada celebrada en Murcia, compromiso con la innovación, su presidente, Alberto García Erauzquin,  fijaba las líneas de actuación de Innobasque para 2015:

  • Favorecer el despliegue de las políticas de ciencia, tecnología e innovación
  • Profundizar en la innovación social como palanca para el desarrollo humano sostenible
  • Servir de vehículo para la incorporación de las pymes y micropymes al sendero de la innovación colaborativa
  • Facilitar al ecosistema de innovación su focalización hacia las prioridades de país (RIS3)
  • Seguir extendiendo la cultura de innovación para prestigiar nuestro potencial, fortalecer nuestra red y hacer visibles a tantas personas y organizaciones que nos sirven de ejemplo

 Una innovación, una agencia regional

 La cultura de la innovación necesita un lenguaje común, una visión amplia e integradora (que quepa todo el mundo). Requiere  orientar todos los fotones en fase para producir un foco potente de luz, en vez de rayitos dispersos que, lejos de apuntar en la misma dirección,  parecen, a veces,  hacerse la competencia.

Bebiendo de fuentes de inspiración como Innobasque  y considerando la innovación como un concepto poliédrico pero único, el Plan Estratégico de la Región de Murcia 2014-2020 (Plan IRIS 2020) recoge la creación de un instrumento similar, la Agencia Regional de Innovación e Investigación  (AI2), que será objeto de un próximo post.

Otro sitio más de Comunidad de Blogs de La Verdad

Sobre el autor

Si tuviera que definirme en pocas palabras diría que me considero catalizador, promotor de cambios. Dentro de un espíritu inquieto y de sana rebeldía, me gusta definir las actuaciones dentro de un marco que las dote de coherencia. Me importa mucho el entendimiento personal. Mi mundo, hasta los 26 años, se ceñía exclusivamente al ámbito educativo. Estudié Matemáticas y la salida inmediata era la enseñanza. Nunca pensé que podría dedicarme a algo diferente. Me tocó vivir la eclosión de los ordenadores personales de la década de los 80. Empezaron a dotarse los centros educativos de PC ́s. Fui uno de los profesores de Informática de este primera ola. En esta época, junto a un amigo, adquirí mi primer ordenador personal (carísimo) para uso empresarial. Empecé a conocer el mundo de la empresa. En la década de los 90, me cautivó el Informe Bangemann, como marco inspirador de la Sociedad de la Información. De la mano de Juan Bernal, Consejero de Economía y Hacienda, fui Director General de Informática de la Comunidad de Murcia. Fue una etapa apasionante y creativa donde abordamos proyectos como la Red Corporativa de Banda Ancha, la adaptación al euro y el año 2000, la implantación de SAP o la realización de uno de los primeros proyectos de ciudad digital de nuestro país (Ciezanet). Compaginé, durante muchos años, la docencia con el desempeño de puestos de responsabilidad en empresas regionales del sector TIC. En 2009, como profesor, puse en marcha un proyecto innovador cuyo objetivo fundamental era comprometer a los padres en la mejora del rendimiento educativo de sus hijos (proyecto COMPAH). Empecé a familiarizarme con el mundo 2.0 y a emplear estos recursos en mis clases. Como admirador de Morris Kline, soy un amante de las aplicaciones de las Matemáticas al mundo real como elemento motivador de su estudio por parte de los alumnos. Mi primer contacto con las metodologías de la innovación (Design Thinking) se produjo en 2010, de la mano de un consultor, Xavi Camps, que me hizo ver que la creatividad y la innovación son la base de la prosperidad de las organizaciones y que estos atributos se pueden entrenar y perfeccionar. Desde entonces, soy un apasionado de la innovación como concepto transversal. Creo profundamente en la innovación pública. Las instituciones no pueden seguir funcionando casi como en el siglo XIX. Deben transformarse, en el contexto del paradigma de Gobierno Abierto, para convertirse en organizaciones centradas en los ciudadanos, transparentes, sostenibles, eficientes, ligeras y facilitadoras de la actividad empresarial y de la creación de empleo de la mano de iniciativas como el Open Data. Como ciudadano me preocupa especialmente la sostenibilidad de la sanidad pública, y de las pensiones, ahora que voy viendo cada vez más de cerca la edad de la jubilación. No sé contar chistes pero me divierte el humor surrealista y los juegos de palabras, que a menudo sufren familiares y amigos. He trabajado como asesor de innovación en la CARM (2012-2016). Actualmente he vuelto a mis clases en el IES Alfonso X El Sabio, soy Director Adjunto de la Cátedra Internacional de Innovación de la UCAM y participo en un proyecto empresarial.


mayo 2015
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031