La Verdad
img
Categoría: Aprende a innovar
Meteduras de pata (I)

“Fracasa mejor” (Beckett).  “Admira a quien lo intenta, aunque fracase” (Séneca),

Hace muchos años ya, siendo estudiante de COU, recuerdo que un día llamé la atención de mi admirado  profesor de Matemáticas e inspirador de que yo también estudiara esta carrera,  D. David Templado, que andaba abstraído por el pasillo del Instituto (Diego Tortosa, de Cieza, para más señas):

–         D. David (entonces no tuteábamos a los profesores) … anda Vd, distraido,  como los sabios,…

–         Sí, el despiste ya lo tengo, … sólo me falta la sabiduría.

El sentido del humor, la capacidad de reírse de uno mismo,  la humildad de reconocer errores, la capacidad de disculparse, son características que valoro mucho en las personas, hasta el punto de que tengo el hábito de clasificarlas en dos grandes grupos: a) las imperfectas humildes,  que reconocen errores y piden perdón  y  b) las perfectas soberbias, que nunca hacen ni una cosa ni otra.

Bueno, y ¿qué tiene que ver esta introducción con la innovación?, se preguntará algún posible lector. La verdad es que mis opiniones y experiencias personales quizá no mucho, porque no soy un experto acreditado en la materia, y además me considero un imperfecto humilde, por lo que pido disculpas por las deficiencias de este blog.  Pero el error, el fracaso, el no-éxito, la tolerancia al mismo, sí son conceptos inherentes a la innovación.

Esta entrada ha sido inspirada por el encuentro que se celebró el mes pasado en Madrid del Club de Innovadores Públicos, al que pertenezco,  bajo el sugerente título de: “Chascarrillos del Innovador Público, experiencias fallidas de las que aprender”. Recomiendo vivamente su lectura. Hay muchas ideas interesantes, humildad para dar y tomar, cultura de aprender de los errores, voluntad de escuchar a los demás… teniendo como protagonistas a prestigiosos expertos, como el aquí nombrado y reconocido Alberto Ortiz de Zárate o Montaña Merchán (curioso el Museo de Productos Fracasados de Michigan)

Resulta estimulante comprobar cómo personas de valía contrastada reconocen el error como elemento de perfeccionamiento. Hay gente que nunca se equivoca pero … es que no intenta nada, no sólo no se le ocurre ni una sola idea sino que se aferran al inmovilismo y suelen ser los más represores y críticos con los innovadores.

Tampoco se trata de hacer un monumento al fracaso y mucho menos de presumir de ello. Los errores hay que evitarlos, y si se producen, analizarlos para corregirlos. El binomio error-innovación da mucho de sí. Para los lectores más ávidos adjunto algunos enlaces interesantes sobre esta materia:

–         Los 10 errores más comunes en la innovación

–         Exitos y fracasos en la innovación

–         Tres grandes fracasos comerciales de lo más innovadores

En el próximo post os contaré por qué metí la pata yo … y os pediré que vosotros  también contéis algún error/fracaso.

 

Ver Post >
El efecto Médici: la historia se repite

El Renacimiento fue sin duda una de las etapas más creativas e innovadoras de la historia de la Humanidad. Los Médici, una influyente familia de banqueros, que también dio algunos políticos e incluso tres papas, actuaron como catalizadores de este importante movimiento cultural que se desarrolló durante los siglos XV y XVI.

Patrocinando la obra de artistas de distintas disciplinas, escritores, pintores, escultores, arquitectos o poetas, la familia Médici convirtió a Florencia en un foco cultural y creativo de primer orden que se extendió con rapidez por toda Europa.

El efecto Médici alude a la explosión de creatividad que se genera cuando se propicia la convergencia de conocimientos distintos. La diversidad enciende la chispa de la innovación. Si se juntan dos matemáticos pueden producir algún avance en esta disciplina pero si hacemos que colaboren un matemático, un biólogo y un historiador cabe esperar alguna innovación disruptiva.

Viene esta introducción, y el título del post, a cuento de dos circunstancias. La primera se refiere a la reciente celebración en Murcia del evento TEDx , al que por desgracia no se le ha dado toda la publicidad que merecen unas jornadas innovadoras que gozan de un gran reconocimiento mundial. Personalmente me hubiera gustado asistir pero me enteré tarde.

Las conferencias TED, como foro de intercambio de ideas pioneras sobre tecnología, entretenimiento y diseño,  fueron instituidas, cual moderno Médici por Richard Wurman hace 26 años. La x hace referencia a versiones locales, independientes, de este foro. Adjunto, por su interés, una selección de destacadas ponencias TED (en castellano).

La otra circunstancia a la que aludía es el hecho de haber tenido la ocasión de compartir unas horas con Amalio Rey, un reputado especialista en metodologías de la innovación, como Design Thinking, en el transcurso de un curso sobre innovación pública organizado por la Escuela de Formación e Innovación (EFIAP) de la Comunidad Autónoma.

Amalio Rey también ha escrito un post sobre el efecto Médici mucho más interesante y documentado que el mío, que recomiendo leer.

Ver Post >
Feliz Navidad e innovador 2014

Lo primero en estas fechas entrañables es desear paz y felicidad para todos. Para hacerlo he seleccionado dos vídeos: uno clásico, en el que los admirados 3 tenores nos felicitan la Navidad interpretando una canción compuesta en 1971 por John Lennon:  Happy Xmas/war is over. Otro, original, como podéis apreciar aquí

Por otra parte, es momento de recapitular, de hacer balance y de plantearnos nuevos propósitos y retos para 2014. Por lo que respecta a este blog, tras varios meses de andadura creo haber dado muestras de la  importancia crucial que tiene la apuesta por el talento y la innovación (de ahí el título del blog) para la prosperidad económica. No sé si he avanzado algo en este sentido pero tengo la intención de perseverar en el intento.

Ahora, recapitulando:

  • Este blog surge con la pretensión de convertirse en un modesto faro que ilumine el camino hacia la innovación sobre todo a las PYMES pero también a las Administraciones Públicas, los dos sectores en teoría menos proclives a cambios disruptivos. . Estoy convencido de que si ponemos el foco en los sectores más reacios a la innovación se puede facilitar en gran manera la generalización de la mentalidad de la innovación continua tanto en estos ámbitos como en el resto de sectores.
  • La pirámide de la innovación. En opinión de Gary Hamel, cada uno de los diferentes tipos de innovación (operacional, de producto, estratégica y en management) contribuye con una intensidad distinta a la creación de valor diferencial y permanente para las organizaciones pero en la cúspide de la pirámide se halla la innovación en management, en el cambio de cultura organizativa que necesitan las empresas e instituciones para liberar y aprovechar el talento de sus empleados.
  •  Las personas son la clave.  Las organizaciones actuales, incluso en el sector público,  no se pueden permitir el despilfarro de talento que supone no fomentar la creatividad de los empleados. Es cierto que hay personas más creativas  que otras pero también lo es  que la creatividad se puede entrenar y perfeccionar. Y también es verdad que cambiar la mentalidad de las personas cuesta mucho.
  • No quiere decir esto que sean despreciables, ni mucho menos, las habilidades de ejecución, fundamentales para el funcionamiento operativo de las empresas.  Pero las ventajas competitivas, diferenciales provienen de la parte creativa de las personas.
  •  Ser buenos gestores no es garantía de supervivencia y mucho menos de prosperidad de una empresa  porque la mayoría de competidores también lo hacen así.  La  diferenciación innovadora será cada vez más crítica para sobrevivir. Pero no sólo el mundo de los negocios, los servicios públicos en general, la educación, la sanidad, el turismo … deben impregnarse del  espíritu innovador. Hay que liberar al genio humano de la botella del procedimiento.
  •  Desde mi punto de vista, y salvando todas las distancias, el fomento de la creatividad y de la cultura innovadora no difiere mucho  de la labor evangelizadora de la Iglesia. La innovación necesita ser predicada, conocida, asimilada, … y practicada de forma sistemática. A las AAPP corresponde hacer esta doble labor que consiste en ser ejemplares como instituciones innovadoras y en fomentar la cultura de la innovación en la sociedad
  •  La educación es un arma cargada de futuro pero fuertemente anclada en el pasado. Está diseñada para una sociedad que no existe. Urge, por tanto, cambiar el modelo educativo para que los centros de enseñanza no sean ámbitos desconectados de la realidad sino todo lo contrario. La sociedad de la innovación continua lo demanda.
  •  Algunos ejemplos de pymes  innovadoras: zapateríaspeluqueríasdespachos profesionales, construcción, nuevo paradigma alimentario y nuevos productos ropa, moda,  servicios de emergencias …
  •  La innovación inversa: Normalmente las innovaciones tecnológicas surgen del mundo desarrollado y las van incorporando, en la medida de sus posibilidades, el resto de países. Sin embargo, en la actualidad, por mor de la crisis que está azotando a las economías más pujantes y cuyos efectos se están exacerbando en los países menos desarrollados se está produciendo un curioso efecto de innovación en el proceso clásico de génesis de la innovación: la bidireccionalidad.

 

 

 

Ver Post >
Despachos profesionales innovadores

Documentándome  un poco para escribir este post, he revisado algunas de las webs de las asesorías y gestorías  más conocidas de Murcia y una de las que más me ha gustado ha sido la de Abellán Asesores

También me he llevado alguna decepción en este sentido, como la de una asesoría laboral histórica, muy conocida en la Región, que tiene  una web de una sola página, exactamente eso, como si fuera un prospecto…no es lo mismo, amigos, tener una página web que una web de una página”.

La verdad es que, desde el atrevimiento que da la ignorancia, simplemente desde mi visión como posible cliente, ninguna de las webs que he visto me ha llenado completamente, creo que les falta más humanización, más demostrar conocimiento, más diferenciación, más “modernidad”, …. Sin embargo, cada una de ellas tiene algo diferencial: asistencia 24 h, servicios  on line, blog, fotos y CV´s del equipo, presencia en RRSS,  versión en inglés,…

 

De forma deliberada no me pronuncio públicamente sobre los despachos con cuyos propietarios mantengo una relación profesional o de amistad,  para evitar malos entendidos… y para que no se molesten conmigo, aunque en privado sí que les manifiesto mi opinión, constructiva por supuesto.

Aclaro que no conozco a nadie en la asesoría Abellán, cuya web me ha parecido innovadora,  pero cuya calidad de servicio ignoro, al no ser cliente suyo ni tener ningún tipo de referencia sobre ellos.   O sea que no “llevo comisión” al elogiar esta web, vamos.

En mi breve recorrido sobre el sector de los despachos profesionales he podido detectar algunas prácticas que considero innovadoras, algunas de las cuales no tienen nada que ver con la tecnología.

Insisto en que la tecnología es una herramienta que facilita o sugiere innovaciones pero lo fundamental es la actitud de las personas y la cultura de la innovación continua. 

Como recopilación ilustrativa termino con algunos consejos prácticos:

Profesionalidad: Esto es como el valor en el extinto servicio militar: se le supone a todo el mundo. Si un despacho no cumple los plazos, pierde documentos, no se organiza bien, no utiliza las posibilidades de las TICs, en definitiva si no transmite seguridad a los clientes tiene los días contados.

  1. Calidad del servicio: no me cansaré de insistir en este punto. Esmero en el trato al cliente.
  2. Nuevos mercadosPosibilidad de atender a clientes extranjeros en su propio idioma. Tarifas especiales para autónomos, servicios on line (contabilidad, por ejemplo), atención más allá de los estrictos horarios laborales, recogida de documentación (por ejemplo, facturas) a domicilio,  información periódica  sobre la marcha de la empresa (no limitarse a “llevar los papeles”), sugerir nuevas líneas de negocio, …
  3. Conocimiento: Demostrar conocimiento es fundamental para un profesional.  Y actualización, estar al día de todo lo relativo a su especialidad pero también estar atento a nuevas tendencias económicas y tecnologías emergentes. Escribir un blog, estar presente en las redes sociales, editar boletines electrónicos, newsletters,…
  4. Innovación continua:  Crear en el despacho una verdadera cultura de la innovación, donde se cuestione de forma permanente el modo de mejorar el trabajo cotidiano, las relaciones con los clientes y las oportunidades de diferenciación con respecto a la competencia.  Innovar como sistema es la madre de todas las innovaciones.

as las innovaciones.

Ver Post >
¿Quién asesinó la venta?

Supongo que la mayoría de mis posibles lectores conocerán el  vídeo titulado: “¿Quién asesinó la venta?”. Todo un clásico que resiste bien el paso de los años.  Para los que no lo hayan visto les recomiendo que lo hagan.

Resulta muy difícil hablar de innovación en pymes y micropymes si se ignoran, incluso si se desprecian, conceptos tan elementales como la atención al cliente. Es bien sabido que el 80% de los clientes de un negocio se pierden por el trato humano. Transcribo a continuación este kafkiano caso que me ha ocurrido a mí mismo.

En el mes de agosto  he pasado unos días en la playa en un apartamento que alquilé a través de una agencia inmobiliaria de la zona. Esta me exigió, como parece ser habitual,  un 20% del importe del alquiler en concepto de fianza. El trato con el empleado que me atendió  fue exquisito en todo momento.

Dado que no se produjo ningún tipo de daño en el apartamento durante mi estancia en él, esta mañana he llamado por  teléfono a la agencia, con objeto de recuperar mi fianza, y la conversación con la persona que me ha atendido, que parecía ser la dueña, ha transcurrido  de forma muy parecida a ésta:

–           Buenos días, soy Juan J. Ríos, y llamo para saber si hay algún problema con la devolución de la fianza del apartamento que les alquilé y cuyas llaves les entregué hace ya casi dos semanas.

–          Dígame la referencia del apartamento.

–          Lo siento señora, no llevo encima el contrato,…¿no le basta con mi nombre y DNI para comprobar si su empresa ha cursado la transferencia de la fianza?

–          Pues no, necesito la referencia forzosamente,…

–          No me diga que no le basta con mis datos personales para  decirme si ha hecho la transferencia o no,…me cuesta trabajo creer que su sistema informático no puede acceder a esa información sin la dichosa referencia…

–          Pues no señor, si no me das  la referencia no puedo decirte nada,…dime la dirección del apartamento, tenemos muchos clientes y nos organizamos por la referencia ….no me vas a decir  a mí ahora cómo tengo que organizar mi empresa, …

–          Oiga, yo le estoy tratando con respeto. Le recuerdo que yo soy el cliente. Simplemente le he manifestado mi extrañeza por no poder darme una explicación sobre una cuestión tan sencilla…

–          ¿Qué quieres decir con que  eres el cliente? Tú serás el cliente, que por cierto, tengo muchos, pero tu obligación es facilitarme el trabajo, que yo tengo mucho lío aquí…

–           Bueno, es igual. Entonces,… ¿ lo que usted llama la “referencia” es la dirección del apartamento? Podría haberlo dicho desde el primer momento; había pensado que era el número del contrato o algo así,…Creo recordar que era C/Pez Volador,…

–          Yo no tengo culpa de que no lo entiendas,…¿qué número?

–          Pues no me acuerdo, ,…sé que había una heladería en el bajo,…

–          ¡Ya sé qué apartamento es,..¡ Recuerdo que el dueño no lo quería alquilar por semanas y tuve que convencerle,…esto me pasa por pasarme de buena,…así me lo agradeces,…

–          Bueno, déjelo, señora, hay unos conceptos como la calidad del servicio, la atención al cliente,…

–          A mi que me cuentas, yo llevo muchos años en esto, soy una buena  vendedora, me va muy bien, y si tuviera que hacer caso de todas las sugerencias de los clientes,…yo no soy como esas personas que se creen perfectas, y que todo lo saben,…

–          ¿Cómo yo, quiere decir, no?,…entonces usted no es perfecta,…un atisbo de humildad,…

–          No, claro, nadie es perfecto,…

–          Por tanto, usted  tampoco, …. me alegro de que la vaya bien, pero le sugiero que mejore su trato con los clientes. Sin duda, le iría mejor.

–          Bueno, vamos a dejarlo, llame si quiere dentro de un par de horas a ver si está resuelto el asunto de su fianza, que yo estoy muy liada…

–          Perdone, pero haga el favor de llamarme usted a mí para confirmármelo.

No me ha llamado, claro.

 

 

Ver Post >
Que paren el mundo que me quiero bajar

La eclosión de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) y la popularización de Internet originó el término sociedad de la información. Si consideramos la información como “materia prima”, su procesamiento da lugar a la sociedad del conocimiento en la que estamos  inmersos actualmente.

Aunque las innovaciones “tecnológicas” han jalonado la historia de la Humanidad (fuego, rueda, imprenta, máquina de vapor, autogiro, …) y han originado  transformaciones sociales y económicas de gran trascendencia, nunca como ahora, y de ahora en adelante, la cultura de la innovación, basada en el conocimiento y la creatividad, se torna más relevante y estratégica para sobrevivir en un mundo globalizado.

Qué duda cabe que las tecnologías del momento serán herramientas a tener en cuenta para innovar, pero la innovación es  multidisciplinar (se puede apoyar en varias tecnologías y afectar a diversas áreas de actuación) y trasciende a los ámbitos puramente tecnológicos, ya que se basa en las personas, en su creatividad, motivación, capacidad de asociar ideas, de trabajar en equipo, de resolver problemas, de cuestionarse hechos que se consideran inamovibles, de crear redes de contactos, de experimentar sin miedo al fracaso.

Por estas razones me atrevo a definir esta nueva etapa que nos ha tocado vivir como la sociedad de la innovación continua. Una nueva sociedad que asume, de forma generalizada el cambio como algo natural, consustancial a un mundo que evoluciona tan vertiginosamente que uno no puede decir que se baja de él, como decía el genial Groucho Marx. No sólo para no bajarse sino para todo lo contrario, para “darle cuerda” al mundo,  deben prepararse nuestros jóvenes adecuadamente.

El modelo educativo actual está diseñado para enseñar a desenvolverse en un mundo diferente, en una sociedad industrial ya superada.  El paradigma del 2x4x6 (2 cubiertas de un libro, 4 paredes de un aula, 6 horas al día) está obsoleto, no es válido para un tipo de sociedad distinta,  en la que la capacidad de memorización no es importante, en la que hay que fomentar la mentalidad emprendedora,  la creatividad y las habilidades necesarias para trabajar.  Las personas que forman a nuestros hijos y las que les tienen que contratar deben dejar de ser “tribus hostiles”.

Por desgracia, todavía se dan casos de profesores que dictan apuntes en sus clases y que consideran que adaptarse a los tiempos de los alumnos que deben preparar para ser protagonistas de un futuro cercano no forma parte de su obligación profesional. Parafraseando a Celaya y la definición de su poesía, la educación es un arma cargada de futuro.

Urge, por tanto, cambiar el modelo educativo para que los centros de enseñanza no sean ámbitos desconectados de la realidad sino todo lo contrario. La sociedad de la innovación continua lo demanda.

 

Ver Post >
Sobre el autor Juan José Ríos
Si tuviera que definirme en pocas palabras diría que me considero catalizador, promotor de cambios. Dentro de un espíritu inquieto y de sana rebeldía, me gusta definir las actuaciones dentro de un marco que las dote de coherencia. Me importa mucho el entendimiento personal. Mi mundo, hasta los 26 años, se ceñía exclusivamente al ámbito educativo. Estudié Matemáticas y la salida inmediata era la enseñanza. Nunca pensé que podría dedicarme a algo diferente. Me tocó vivir la eclosión de los ordenadores personales de la década de los 80. Empezaron a dotarse los centros educativos de PC ́s. Fui uno de los profesores de Informática de este primera ola. En esta época, junto a un amigo, adquirí mi primer ordenador personal (carísimo) para uso empresarial. Empecé a conocer el mundo de la empresa. En la década de los 90, me cautivó el Informe Bangemann, como marco inspirador de la Sociedad de la Información. De la mano de Juan Bernal, Consejero de Economía y Hacienda, fui Director General de Informática de la Comunidad de Murcia. Fue una etapa apasionante y creativa donde abordamos proyectos como la Red Corporativa de Banda Ancha, la adaptación al euro y el año 2000, la implantación de SAP o la realización de uno de los primeros proyectos de ciudad digital de nuestro país (Ciezanet). Compaginé, durante muchos años, la docencia con el desempeño de puestos de responsabilidad en empresas regionales del sector TIC. En 2009, como profesor, puse en marcha un proyecto innovador cuyo objetivo fundamental era comprometer a los padres en la mejora del rendimiento educativo de sus hijos (proyecto COMPAH). Empecé a familiarizarme con el mundo 2.0 y a emplear estos recursos en mis clases. Como admirador de Morris Kline, soy un amante de las aplicaciones de las Matemáticas al mundo real como elemento motivador de su estudio por parte de los alumnos. Mi primer contacto con las metodologías de la innovación (Design Thinking) se produjo en 2010, de la mano de un consultor, Xavi Camps, que me hizo ver que la creatividad y la innovación son la base de la prosperidad de las organizaciones y que estos atributos se pueden entrenar y perfeccionar. Desde entonces, soy un apasionado de la innovación como concepto transversal. Creo profundamente en la innovación pública. Las instituciones no pueden seguir funcionando casi como en el siglo XIX. Deben transformarse, en el contexto del paradigma de Gobierno Abierto, para convertirse en organizaciones centradas en los ciudadanos, transparentes, sostenibles, eficientes, ligeras y facilitadoras de la actividad empresarial y de la creación de empleo de la mano de iniciativas como el Open Data. Como ciudadano me preocupa especialmente la sostenibilidad de la sanidad pública, y de las pensiones, ahora que voy viendo cada vez más de cerca la edad de la jubilación. No sé contar chistes pero me divierte el humor surrealista y los juegos de palabras, que a menudo sufren familiares y amigos. He trabajado como asesor de innovación en la CARM (2012-2016). Actualmente he vuelto a mis clases en el IES Alfonso X El Sabio y participo en un proyecto empresarial.

Últimos Comentarios

JuanjoRios 31-01-2017 | 18:26 en:
La 35ª prioridad
The Truth 18-01-2017 | 19:47 en:
La 35ª prioridad

Etiquetas

Otros Blogs de Autor