La Verdad

img
Categoría: Todos nacemos creativos
Cómo mejorar nuestra creatividad

Sueños inspiradores

Paul Mc Cartney compuso “Yesterday”, una de las canciones más oídas y versionadas de la historia de la música, una mañana al despertarse, tras rondarle toda la noche en la cabeza esta melodía que tanto éxito tuvo después.

 

 Salvador Dalí, para estimular su talento creativo, solía dar pequeñas cabezadas con una cucharilla entre las manos, de forma que, al caer al suelo, el ruido lo despertara en una fase imaginativa del sueño, en la que el cerebro  se libera de los bloqueos mentales que limitan la creatividad con la que todos nacemos.

Todos podemos ser más creativos

El objetivo de este artículo no es hacer apología de las pesadillas nocturnas involuntarias ni del martirio deliberado de  interrumpir una placentera siesta, sino incidir en el mensaje de que la creatividad no sólo es cuestión de genios aislados que tienen hilo directo con las musas inspiradoras, aunque sea a costa de no dormir: todos podemos entrenar y mejorar nuestras capacidades creativas, y a plena luz del día.

Einstein y la actitud

http://www.idearium30.com/marketing-creatividad-i56

En general, se estima que la genética determina como máximo la tercera parte de nuestras habilidades naturales. Depende por tanto de nosotros, de nuestra actitud, la decisión de utilizar las numerosas, variadas e incluso divertidas técnicas que existen actualmente para ayudarnos a generar ideas creativas, condición necesaria para que florezcan las innovaciones.

“Crear en sueños” es una herramienta más, involuntaria por cierto, de una amplia lista. ¿Quién no se ha levantado a medianoche alguna vez para anotar una idea que se le ha ocurrido tras irse a la cama pensando obsesivamente en un problema o un reto?

Innovar no es sólo para listos

¿Cómo nacen las ideas creativas? Muchos innovadores dicen que las mejores ideas les vienen cuando están relajados, sin pensar en nada aparentemente, dando largos paseos o al despertarse pero no saben explicar bien el proceso de gestación.  Los neurocientíficos están estudiando las bases biológicas de este proceso de alumbramiento. Lo único seguro, por el momento, es que todas las ideas geniales nacen tras dedicarles mucho tiempo y esfuerzos obsesivos, en un parto doloroso.

Cómo nacen las ideas creativas

Como asegura una autoridad en la materia, Facundo Manes, en su libro “Usar el cerebro”, aunque estemos dormidos, el cerebro sigue procesando información, con una actividad neuronal similar a la que se produce en pleno proceso creativo.

En opinión del Dr. Manes, la creatividad depende más de la obsesión y de la perseverancia que del coeficiente intelectual.Desde un punto de vista biológico, hay que ser un poco obsesivo, un poco loco también (no mucho, como dice textualmente), saber enfocar el problema a resolver de manera simple, ser valiente, estar dispuesto a equivocarse, saber desconectar  …y caminar en solitario, como solían hacer Beethoven o Steve Jobs.

Ejemplos concretos de plantillas y moldes creativos

NESTA es una fundación británica de referencia mundial en la difusión de la cultura de la innovación, en sentido amplio, y en el desarrollo de proyectos innovadores en diversas áreas de trabajo, tanto en el sector público como en el privado.

Para facilitar la generación de ideas creativas inherente al proceso innovador, NESTA ha diseñado una curiosa plantilla con aspecto matemático, que utiliza términos como inversión, integración, extensión, diferenciación o exageración para desafiar las reglas formales que bloquean la creatividad.

Se trata de romper, doblar o extender las normas tradicionales al uso con objeto de generar ideas que, incluso, podrían parecer absurdas en un principio, como puede ser, por ejemplo, la de invertir los papeles de un médico y un paciente: ¿qué pasaría si los pacientes se convirtieran en doctores? 

Esta hipótesis está propiciando una realidad inminente: el nuevo paradigma de la Salud 3.0, la salud conectada, en el que los pacientes participan en el diagnóstico y colaboran con la clase médica y con otras personas que padecen la misma enfermedad.

El neologismo molde creativo ha sido acuñado por Amalio Rey, un auténtico referente en hacer de la innovación un trabajo gratificante, divertido y eminentemente práctico, como debe ser, bajo el lema tan clásico como el de aprender haciendo, “amasar la arcilla con las propias manos”.

Ha diseñado una interesantísima herramienta,  Innobox, de libre acceso, polivalente,  que tiene algunos puntos conceptuales en común con la plantilla de generación de ideas de NESTA, pero que va mucho más allá, desde el punto de vista práctico y didáctico para facilitar a empresas y organizaciones el proceso de descubrir oportunidades de innovación.

Mensaje final

Todo aquello que es parte de una rutina no estimula ni desafía al cerebro. La genética predispone pero influye relativamente poco en la creatividad.  La actitud personal,los hábitos de vida, la sociabilidad, las inquietudes culturales, los retos intelectuales, el uso de las herramientas generadoras de ideas, las condiciones del entorno son factores decisivos para el desarrollo creativo.

La llamada economía creativa abarca a la industria cultural (arte, entretenimiento, diseño, arquitectura, publicidad, gastronomía,…), también denominada llamada economía naranja,  y a la economía del conocimiento (educación e investigación,  alta tecnología, TIC, robótica, nanotecnología, biotecnología, …). Ambas son intensivas en creatividad, como factor precursor de la innovación.

Siempre se ha dicho que la necesidad agudiza el ingenio. Las regiones menos desarrolladas, desde el reconocimiento objetivo de sus carencias, tienen la oportunidad histórica de movilizarse, no diría yo que con alevosía pero sí que con nocturnidad si es preciso, y por supuesto con premeditación con pasión, con obstinación y perseverancia para acelerar su desarrollo, fomentando la creatividad como principal recurso de futuro.

Innobasque, la Agencia de Innovación del Gobierno Vasco, marca un camino a seguir.

 

 

 

Ver Post >
El liderazgo inverso

Próxima la Semana Santa, recuerdo con nostalgia los lejanos días de vacaciones familiares en Cieza. Después de comer, tras jugar unas partidas de ajedrez en el desaparecido Casino (actual Museo de Medina Siyasa), solía salir al campo en coche, un Seat 127, con mi particular “troupe” infantil: mis hijos y mis sobrinos.

http://www.murciavisual.net/?p=9043

Con independencia del paraje elegido, la experiencia había ido configurando  dos tipos de “programa”, dependiendo básicamente del acompañante adulto (sólo cabía uno en el coche; la parte trasera estaba dedicada enteramente a los niños), que me auxiliaba en las tareas de gobernar a aquellos 5 ó 6 críos en aquellas expediciones vespertinas.

Los candidatos habituales a cubrir la plaza de copiloto disponible eran, por orden de antigüedad, mi padre y mi mujer, si bien la voluntad de mi cónyuge tenía (y tiene) lógica prioridad, y poseía (y posee) su propia capacidad de liderazgo, nada despreciable.

Caso 1: Mi padre

La agenda la marcaba yo inicialmente, y mi padre aceptaba mi “liderazgo”. El destino era variable,  dada la gran riqueza paisajística del entorno ciezano. Una vez llegados al lugar elegido como base, dejábamos el coche y buscábamos nuevas rutas a pie.

Ataviados con ropa deportiva, observábamos la naturaleza, descubríamos plantas que no habíamos visto nunca, analizábamos restos de algún animal, como camisas de serpiente,  que disparaban nuestra imaginación y nos generaban a veces cierta inquietud.

 

 

 

Nos adentrábamos en algún bosquecillo, nos ayudábamos unos a otros bajando terraplenes o escalando suaves colinas. Explorábamos las ruinas de alguna casa construida en un sitio inexplicable, disfrutamos de parajes preciosos que desconocíamos …

Los niños nos desbordaban con sus correrías imprudentes, con sus continuas sugerencias, que la voz de la experiencia intentaba controlar o moderar, pero muchas veces nos arrastraban (siempre dentro de un orden) en su afán de descubrimiento y de aventura,  despertando nuestro aletargado espíritu infantil.

Éramos un equipo comprometido en un proyecto común: pasarlo bien juntos disfrutando de la Naturaleza.

Cuando anochecía, volvíamos a Cieza para ver las procesiones cansados, polvorientos, comentando las peripecias de la jornada, pactando un silencio cómplice acerca de las pequeñas incidencias o arañazos sufridos pero ilusionados, pensando en la excursión del día siguiente, en la que, como siempre, me dejarían marcar inicialmente el rumbo pero ya se encargarían los niños de ir introduciendo, sobre la marcha, las variaciones oportunas, las que le daban emoción a la aventura.

Caso 2: Mi mujer

A mi mujer no le gustaba tanto el campo ni el deporte y prefería  en aquellos momentos un programa, digamos más prudente,  más tranquilo, menos bucólico, como tomar café en alguna venta cercana,  y pasear tranquilamente, tomando el sol por los alrededores.

Piloto y copiloto decidíamos el plan de esa tarde sin escuchar a la “tripulación”. Nosotros hablábamos de nuestras cosas, controlábamos a los peques pero no interactuábamos apenas con ellos.  Los críos se adaptaban, jugaban entre ellos y también disfrutaban con esta opción, pero sin duda, les resultaba más estimulante el caso 1.

El liderazgo inverso

Estos gratos recuerdos personales que me apetece evocar hoy, en este post prevacacional, distendido pero no exento de emoción (mi padre falleció hace 10 años),  ni de mensaje,  ha sido inspirado por un magnífico artículo de Gregorio Delgado: “Los niños nos enseñan a liderar: máxima motivación con liderazgo inverso”.

Qué lejos estábamos mi padre y yo de saber entonces que aplicábamos lo que los expertos en gestión de recursos humanos denominan ahora liderazgo inverso, de abajo a arriba, un concepto que apela a la potencia  innovadora de las propuestas e ideas que los componentes de los equipos pueden hacer a los directivos de las organizaciones.

 

La motivación y la creatividad, típicas de la edad infantil, pueden suponer una fuente de innovación que es fácil de incentivar. Una persona que, motu proprio,  propone ideas de mejora es una persona comprometida, que como mínimo merece ser oída.

Si  los líderes formales de las empresas e instituciones se limitan a hablar sólo con sus copilotos oficiales (equipo de confianza) y no escuchan a sus empleados,  con independencia de su rango dentro de la organización,   seguro que se perderán los beneficios derivados de explorar nuevos caminos.

Congreso Nacional de Innovación y Servicios Públicos (CNIS 2016)

Los pasados 2 y 3 de marzo se celebró en Madrid, organizado por el Club de Innovación este congreso, punto de encuentro de los intraemprendedores públicos, agentes de cambio, que aspiran a contribuir a la transformación de las Administraciones Públicas ejerciendo un liderazgo inverso basado en su  compromiso personal.

Nos ocuparemos con detalle de este evento en el próximo post, pero anticipo una sugerencia que nos trasladó,  a Julián Valero y a mí,  Miguel de Bas, el director del Club de Innovación: la creación del capítulo regional de este club. ¿Quién se anima?

 

Ver Post >
Sin ilusión no se puede innovar

La encuesta Gallup 2013, de ámbito mundial, sobre “Compromiso en el puesto de trabajo” arroja unos resultados sorprendentes: ¡sólo el 13% de los trabajadores está comprometido con su empresa¡ Un 63%  de ellos se limitan a cumplir aseadamente, como se suele decir, y un llamativo 24% no sólo están descontentos con su trabajo sino que además  transmiten su negatividad entre los clientes y entre los propios compañeros.

En cifras absolutas, cuantificadas con los datos recogidos en 142 países, unos 180 millones de empleados se implican emocionalmente con su empresa, aplicando pasión y entusiasmo en su trabajo diario. Aproximadamente 900 millones de trabajadores no se sienten motivados y no se esfuerzan más de lo estrictamente necesario. Y nada más y nada menos que 340 millones son improductivos cuando no propagadores activos de su insatisfacción.

 Esta falta tan generalizada de compromiso en el puesto de trabajo afecta negativamente a la imagen de la empresa y a su valoración por parte de los clientes. Genera absentismo y otras incidencias laborales, como robos y mala praxis. Repercute en la calidad de los productos y servicios, en la productividad de los empleados y obviamente en el volumen de negocio y la rentabilidad final de las organizaciones, que se resienten de forma importante.

En un post reciente (El cáncer de los emprendedores)  me hacía eco de la fórmula de de Küppers, de la valía profesional de un trabajador:  V=(C+H)xA, siendo C= Conocimientos, H= Habilidades y A=Actitud. Resulta difícil asumir que la actitud de 340 millones de empleados es nula, por las razones que sean, y por ende, su aportación a las organizaciones es cero cuando no claramente negativa.  Sólo en Estados Unidos se han estimado pérdidas anuales de unos 500.000 millones de dólares por esta causa. Un asunto que merece toda la atención, sin duda.

Sin embargo, muchas empresas parecen ignorar estos datos así como los resultados de otros estudios que estiman que sólo un 10% del aumento de la motivación e ilusión en el trabajo por parte de sus empleados puede reportarles un incremento de hasta el 40%  en los beneficios.

La calidad del empleo, como requisito básico para aprovechar el potencial innovador de los trabajadores es un factor quizá no suficientemente valorado todavía por muchos directivos. Dada la relación directa existente entre compromiso e innovación, sólo del 13% de empleados, de los motivados, según Gallup,  cabe esperar un impulso  innovador propio o  la necesaria receptividad ante las políticas innovadoras de la empresa.

El compromiso y la motivación no aparecen por generación espontánea en las organizaciones. Se requiere un esfuerzo bidireccional en el que las empresas deben dar el primer paso, creando el entorno adecuado, como nos dice Pilar Jericó en el vídeo adjunto, pero los trabajadores deben responder con la debida actitud y profesionalidad. Bidireccionalidad en la que también abunda la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (Arhoe), con sus 10 consejos para rendir más en el trabajo.

 

Algunos de los ítems que recabó Gallup para realizar su macroencuesta, entre trabajadores de compañías de los 5 continentes, señalan los puntos que pueden servir de orientación a los líderes empresariales para mejorar ese escuálido porcentaje del 13%  de trabajadores motivados:

  • Sé perfectamente lo que se espera de mí
  • La empresa pone a mi disposición todos los recursos que necesito
  • Desarrollo el trabajo que más se ajusta a mis fortalezas
  • Me siento importante: se me valora y reconoce mi aportación a la empresa
  • Se tienen en cuenta mis opiniones e ideas
  • Se promueve mi carrera profesional
  •  Observo compromiso también entre mis compañeros
  • El ambiente laboral es bueno
  • Tengo oportunidad de aprender y de crecer profesionalmente

Dando por supuesto que las condiciones salariales son justas y dignas, el dinero no parece ser un elemento crucial para estimular el compromiso laboral. Razón de más para aplicarse en la tarea.

A ver si “del trato surge el compromiso mutuo”, como cantaba Antonio Machín, uno de los artistas preferidos de mi madre, que seguro gusta también a otros nostálgicos, como yo mismo, y cuya canción “Un compromiso” me permito adjuntar.

Ver Post >
Cómo ser más innovador en 2015

“No os quedéis estancados. Todo, absolutamente todo, se puede mejorar. Nadie sabe en qué dirección, o en qué sentido, pero si continuas quejándote y conformándote, te será muy difícil ser innovador o creativo”. - Guy Kawasaki

 Estas fechas suelen ser propicias para recapitular actuaciones del ejercicio anterior y para formular buenos propósitos para el año entrante, tanto desde el punto de vista personal como profesional, dos facetas, por otra parte, relacionadas entre sí.

 Recapitulación revisada  (2013)

 Comencé a escribir este blog en julio de 2013. A finales de ese año publiqué un pequeño resumen de los 19 primeros posts de esta bitácora personal cuyo objetivo fundamental es: “convertirse en un modesto faro que ilumine el camino hacia la innovación a PYMES y Administraciones Públicas, los dos ámbitos, en teoría, más reacios a entender el cambio como una rutina que deben incorporar en su ADN”.

Durante el año 2013 hice especial hincapié en la importancia del cambio de la cultura organizativa que precisan las empresas para liberar el talento de sus empleados, como elemento diferenciador de la competencia; del enfoque en el cliente (o ciudadano en el caso de las instituciones) y de que existen metodologías, como el Design Thinking y consultores especializados para ayudar a las organizaciones en este camino hacia la innovación, poniendo a las personas en el centro del proceso.

Que este proceso no es caro lo muestran los numerosos ejemplos de pequeños negocios innovadores que he ido recogiendo en el blog.

 Resumen 2014

A lo largo de 2014 he publicado 25 entradas que  han incidido especialmente en aspectos como los siguientes:

  • Impresión 3D: Tildaba de “varita mágica a la impresión/fabricación 3D, por las posibilidades que abre el hecho de poder fabricar casi cualquier objeto imaginable en el propio hogar. Ahora ya se habla de la impresión 4D, dada la aparición de materiales sensibles al entorno como “tinta” de las impresoras 3D.
  • Innovación Pública: He dedicado varias entradas a la necesidad de que las AAPP se conviertan en organizaciones innovadoras: abiertas,  legibles, empáticas, centradas en el ciudadano, y no en sus rígidos esquemas y procedimientos internos.  Para ello se necesitan buenas dosis de liderazgo político, movilización y motivación del talento de los empleados públicos y voluntad de colaboración entre las distintas instituciones.
  • OPEN DATA/BIG DATA: Los datos generados por los ciudadanos son de los ciudadanos. Liberar los datos públicos, en un contexto de Gobierno Abierto (transparente, participativo y colaborativo)  es una fuente de eficiencia interna y de creación de empleo. La sostenibilidad de la Sanidad está muy relacionada con estos conceptos  y con el de salud ubicua. El análisis de los datos provenientes de los sensores electrónicos (concepto de Smart city) dotará a las ciudades de mayor inteligencia para ser gestionadas de forma sostenible y, por ende, de una mayor atractividad.y riqueza. No dejéis de leer este interesante artículo de Borja Adsuara: La boda entre el Big Data y el Open Data.
  • Economía azul: Los procesos naturales y el respeto a la naturaleza como fuente de inspiración para hacer negocios rentables pero sostenibles desde el punto de vista medioambiental. La basura como materia prima.
  • Efecto Médici: La vida es multidisciplinar. La convergencia de conocimientos y especialidades diferentes permite establecer sinergias de gran poder creativo.
  • Meteduras de pata: Los fracasos y errores son parte inherente al proceso innovador (En este enlace podéis ver algunos ejemplos curiosos).

 Propósitos 2015

 Para finalizar este primer post del año 2015, os quiero trasladar mis mejores deseos de felicidad personal, prosperidad empresarial, mejora de la creatividad y del talante innovador , sin olvidar la pasión por el trabajo, y por supuesto,  el sentido del humor: “No te tomes la vida tan en serio,… no vas a salir vivo de ella”.

He seleccionado tres enlaces interesantes que pueden ayudarnos a todos  a conseguir, o por lo menos, a identificar, algunos objetivos relacionados con estos deseos que expresaba en el párrafo anterior.

  1. Organízate ya (Maca Hernández, experta en desarrollo personal)
  2. Cambia tu forma de pensar (Javier Megías, premio al mejor blog de negocios 2011)
  3. Los 10 propósitos del año nuevo del emprendedor (revista Soy Entrepreneur)

 

 

(Imagen de http://www.seocoaching.es/infografia/29-maneras-para-ser-creativo/ )

 

Ver Post >
Feliz Navidad e innovador 2014

Lo primero en estas fechas entrañables es desear paz y felicidad para todos. Para hacerlo he seleccionado dos vídeos: uno clásico, en el que los admirados 3 tenores nos felicitan la Navidad interpretando una canción compuesta en 1971 por John Lennon:  Happy Xmas/war is over. Otro, original, como podéis apreciar aquí

Por otra parte, es momento de recapitular, de hacer balance y de plantearnos nuevos propósitos y retos para 2014. Por lo que respecta a este blog, tras varios meses de andadura creo haber dado muestras de la  importancia crucial que tiene la apuesta por el talento y la innovación (de ahí el título del blog) para la prosperidad económica. No sé si he avanzado algo en este sentido pero tengo la intención de perseverar en el intento.

Ahora, recapitulando:

  • Este blog surge con la pretensión de convertirse en un modesto faro que ilumine el camino hacia la innovación sobre todo a las PYMES pero también a las Administraciones Públicas, los dos sectores en teoría menos proclives a cambios disruptivos. . Estoy convencido de que si ponemos el foco en los sectores más reacios a la innovación se puede facilitar en gran manera la generalización de la mentalidad de la innovación continua tanto en estos ámbitos como en el resto de sectores.
  • La pirámide de la innovación. En opinión de Gary Hamel, cada uno de los diferentes tipos de innovación (operacional, de producto, estratégica y en management) contribuye con una intensidad distinta a la creación de valor diferencial y permanente para las organizaciones pero en la cúspide de la pirámide se halla la innovación en management, en el cambio de cultura organizativa que necesitan las empresas e instituciones para liberar y aprovechar el talento de sus empleados.
  •  Las personas son la clave.  Las organizaciones actuales, incluso en el sector público,  no se pueden permitir el despilfarro de talento que supone no fomentar la creatividad de los empleados. Es cierto que hay personas más creativas  que otras pero también lo es  que la creatividad se puede entrenar y perfeccionar. Y también es verdad que cambiar la mentalidad de las personas cuesta mucho.
  • No quiere decir esto que sean despreciables, ni mucho menos, las habilidades de ejecución, fundamentales para el funcionamiento operativo de las empresas.  Pero las ventajas competitivas, diferenciales provienen de la parte creativa de las personas.
  •  Ser buenos gestores no es garantía de supervivencia y mucho menos de prosperidad de una empresa  porque la mayoría de competidores también lo hacen así.  La  diferenciación innovadora será cada vez más crítica para sobrevivir. Pero no sólo el mundo de los negocios, los servicios públicos en general, la educación, la sanidad, el turismo … deben impregnarse del  espíritu innovador. Hay que liberar al genio humano de la botella del procedimiento.
  •  Desde mi punto de vista, y salvando todas las distancias, el fomento de la creatividad y de la cultura innovadora no difiere mucho  de la labor evangelizadora de la Iglesia. La innovación necesita ser predicada, conocida, asimilada, … y practicada de forma sistemática. A las AAPP corresponde hacer esta doble labor que consiste en ser ejemplares como instituciones innovadoras y en fomentar la cultura de la innovación en la sociedad
  •  La educación es un arma cargada de futuro pero fuertemente anclada en el pasado. Está diseñada para una sociedad que no existe. Urge, por tanto, cambiar el modelo educativo para que los centros de enseñanza no sean ámbitos desconectados de la realidad sino todo lo contrario. La sociedad de la innovación continua lo demanda.
  •  Algunos ejemplos de pymes  innovadoras: zapateríaspeluqueríasdespachos profesionales, construcción, nuevo paradigma alimentario y nuevos productos ropa, moda,  servicios de emergencias …
  •  La innovación inversa: Normalmente las innovaciones tecnológicas surgen del mundo desarrollado y las van incorporando, en la medida de sus posibilidades, el resto de países. Sin embargo, en la actualidad, por mor de la crisis que está azotando a las economías más pujantes y cuyos efectos se están exacerbando en los países menos desarrollados se está produciendo un curioso efecto de innovación en el proceso clásico de génesis de la innovación: la bidireccionalidad.

 

 

 

Ver Post >
Que paren el mundo que me quiero bajar

La eclosión de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) y la popularización de Internet originó el término sociedad de la información. Si consideramos la información como “materia prima”, su procesamiento da lugar a la sociedad del conocimiento en la que estamos  inmersos actualmente.

Aunque las innovaciones “tecnológicas” han jalonado la historia de la Humanidad (fuego, rueda, imprenta, máquina de vapor, autogiro, …) y han originado  transformaciones sociales y económicas de gran trascendencia, nunca como ahora, y de ahora en adelante, la cultura de la innovación, basada en el conocimiento y la creatividad, se torna más relevante y estratégica para sobrevivir en un mundo globalizado.

Qué duda cabe que las tecnologías del momento serán herramientas a tener en cuenta para innovar, pero la innovación es  multidisciplinar (se puede apoyar en varias tecnologías y afectar a diversas áreas de actuación) y trasciende a los ámbitos puramente tecnológicos, ya que se basa en las personas, en su creatividad, motivación, capacidad de asociar ideas, de trabajar en equipo, de resolver problemas, de cuestionarse hechos que se consideran inamovibles, de crear redes de contactos, de experimentar sin miedo al fracaso.

Por estas razones me atrevo a definir esta nueva etapa que nos ha tocado vivir como la sociedad de la innovación continua. Una nueva sociedad que asume, de forma generalizada el cambio como algo natural, consustancial a un mundo que evoluciona tan vertiginosamente que uno no puede decir que se baja de él, como decía el genial Groucho Marx. No sólo para no bajarse sino para todo lo contrario, para “darle cuerda” al mundo,  deben prepararse nuestros jóvenes adecuadamente.

El modelo educativo actual está diseñado para enseñar a desenvolverse en un mundo diferente, en una sociedad industrial ya superada.  El paradigma del 2x4x6 (2 cubiertas de un libro, 4 paredes de un aula, 6 horas al día) está obsoleto, no es válido para un tipo de sociedad distinta,  en la que la capacidad de memorización no es importante, en la que hay que fomentar la mentalidad emprendedora,  la creatividad y las habilidades necesarias para trabajar.  Las personas que forman a nuestros hijos y las que les tienen que contratar deben dejar de ser “tribus hostiles”.

Por desgracia, todavía se dan casos de profesores que dictan apuntes en sus clases y que consideran que adaptarse a los tiempos de los alumnos que deben preparar para ser protagonistas de un futuro cercano no forma parte de su obligación profesional. Parafraseando a Celaya y la definición de su poesía, la educación es un arma cargada de futuro.

Urge, por tanto, cambiar el modelo educativo para que los centros de enseñanza no sean ámbitos desconectados de la realidad sino todo lo contrario. La sociedad de la innovación continua lo demanda.

 

Ver Post >
Sobre el autor Juan José Ríos
Si tuviera que definirme en pocas palabras diría que me considero catalizador, promotor de cambios. Dentro de un espíritu inquieto y de sana rebeldía, me gusta definir las actuaciones dentro de un marco que las dote de coherencia. Me importa mucho el entendimiento personal. Mi mundo, hasta los 26 años, se ceñía exclusivamente al ámbito educativo. Estudié Matemáticas y la salida inmediata era la enseñanza. Nunca pensé que podría dedicarme a algo diferente. Me tocó vivir la eclosión de los ordenadores personales de la década de los 80. Empezaron a dotarse los centros educativos de PC ́s. Fui uno de los profesores de Informática de este primera ola. En esta época, junto a un amigo, adquirí mi primer ordenador personal (carísimo) para uso empresarial. Empecé a conocer el mundo de la empresa. En la década de los 90, me cautivó el Informe Bangemann, como marco inspirador de la Sociedad de la Información. De la mano de Juan Bernal, Consejero de Economía y Hacienda, fui Director General de Informática de la Comunidad de Murcia. Fue una etapa apasionante y creativa donde abordamos proyectos como la Red Corporativa de Banda Ancha, la adaptación al euro y el año 2000, la implantación de SAP o la realización de uno de los primeros proyectos de ciudad digital de nuestro país (Ciezanet). Compaginé, durante muchos años, la docencia con el desempeño de puestos de responsabilidad en empresas regionales del sector TIC. En 2009, como profesor, puse en marcha un proyecto innovador cuyo objetivo fundamental era comprometer a los padres en la mejora del rendimiento educativo de sus hijos (proyecto COMPAH). Empecé a familiarizarme con el mundo 2.0 y a emplear estos recursos en mis clases. Como admirador de Morris Kline, soy un amante de las aplicaciones de las Matemáticas al mundo real como elemento motivador de su estudio por parte de los alumnos. Mi primer contacto con las metodologías de la innovación (Design Thinking) se produjo en 2010, de la mano de un consultor, Xavi Camps, que me hizo ver que la creatividad y la innovación son la base de la prosperidad de las organizaciones y que estos atributos se pueden entrenar y perfeccionar. Desde entonces, soy un apasionado de la innovación como concepto transversal. Creo profundamente en la innovación pública. Las instituciones no pueden seguir funcionando casi como en el siglo XIX. Deben transformarse, en el contexto del paradigma de Gobierno Abierto, para convertirse en organizaciones centradas en los ciudadanos, transparentes, sostenibles, eficientes, ligeras y facilitadoras de la actividad empresarial y de la creación de empleo de la mano de iniciativas como el Open Data. Como ciudadano me preocupa especialmente la sostenibilidad de la sanidad pública, y de las pensiones, ahora que voy viendo cada vez más de cerca la edad de la jubilación. No sé contar chistes pero me divierte el humor surrealista y los juegos de palabras, que a menudo sufren familiares y amigos. He trabajado como asesor de innovación en la CARM (2012-2016). Actualmente he vuelto a mis clases en el IES Alfonso X El Sabio y participo en un proyecto empresarial.

Últimos Comentarios

JuanjoRios 31-01-2017 | 18:26 en:
La 35ª prioridad
The Truth 18-01-2017 | 19:47 en:
La 35ª prioridad

Otros Blogs de Autor