La Verdad

img
Creatividad solidaria
img
Carlos Escobar | 18-12-2016 | 16:56

Los proyectos en los que colaboran instituciones académicas de distintas disciplinas tienen una interesante repercusión formativa. Combinar la música con la escena y con el diseño solo puede tener felices consecuencias y la obra de teatro que se estrena estos días en el Teatro Romea contiene altas dosis de estos ingredientes.

Auspiciado y producido por el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Murcia, que este año celebra su 120º aniversario, hace unos meses se propuso adaptar la ópera Amahl y los visitantes nocturnos para una producción de teatro infantil con música en directo en la que colaborarían la Escuela Superior de Arte Dramático, la Escuela Superior Internacional de Diseño y el Conservatorio Superior de Música de Murcia.

Este proyecto escénico, siguiendo con la filosofía solidaria del Colegio de Médicos de Murcia, destina íntegramente la recaudación de taquilla a la Agencia para los refugiados de la ONU (ACNUR). La colaboración generosa de la Universidad de Murcia, de El Corte Inglés, de la Confitería La Gloria de El Palmar y del Ayuntamiento de Murcia que cede el Teatro Romea y los Auditorios Municipales de Algezares, Cabezo de Torres y Guadalupe han hecho posible que esta obra tan singularmente educativa y emotiva pueda representarse en la ciudad y difundir así los auténticos valores de la Navidad y la importancia de la figura de los Reyes Magos en nuestra tradición.

Como de esta obra les hablé en un post pasado (ver link adjunto que no les recomiendo su lectura si quieren disfrutar del factor sorpresa), hoy nos centraremos en la importante labor creativa que han desarrollado los profesores y alumnos de Composición del Conservatorio Superior de Música. Esta versión teatral de la ópera Amahl y los visitantes nocturnos se representará con música de escena compuesta para interactuar con la delicadeza del texto de la misma.

He tenido la oportunidad de escuchar la música en formato MIDI y de recabar las opiniones de tres de sus compositores y les garantizo que la interpretación va a resultar espectacular cuando la veintena de músicos se sitúen en el foso del Romea y de los auditorios municipales.

El profesor de Composición responsable del proyecto ha sido Sixto Herrero Rodes (de rojo en la imagen) que ha sabido alentar el talento de sus alumnos José Antonio Soriano Sánchez (de azul), Víctor Lorente Ruiz (de marrón) y Sara García Carrillo.

La música que han compuesto para Amahl y los visitantes nocturnos sigue el estilo clásico y la tradición occidental, pero con aires del neo-tonalismo y neo-modalismo cuyos recursos han enriquecido a la partitura definitiva. Víctor nos comenta que “hemos consensuado escribir una música sencilla y asequible al público” y José Antonio destaca “el toque mágico y de misterio que envuelve, desarrolla y refuerza la acción”.

Todo aficionado a la música sabe que detrás de los pentagramas hay una intención por parte de los compositores. En este caso, se ha tratado de ser muy coherente con la obra para que “ayude a entenderla y a expresar e impulsar su texto y puesta en escena”, como dice el profesor Sixto Herrero. La música realmente recrea ambientes y atmósferas como si fuese una parte más del decorado. José Antonio nos explica que para no entorpecer la escena ni enmascarar la narración, “la música acompañante es ligera y estática. Sólo en los momentos donde ésta tiene más protagonismo contiene más densidad y potencia dinámica”.

La genialidad del texto de Amahl y los visitantes nocturnos reside en que va destinada tanto para adultos como para niños. Por ello, hay que pensar en el público infantil a la hora de componer la partitura. En esto, los tres músicos coinciden: “Los niños tienen una percepción musical y un nivel de atención distintos a la del adulto, lo que condiciona el tipo de sonoridad a emplear”.

Una particularidad que tiene la música escrita para esta obra teatral es la plantilla para la que ha sido escrita y que está formada por cuerdas, vientos madera, saxofones y percusión. Sixto Herreros nos aclara que “se trata de una combinación orquestal inusual debido a la inclusión de un saxofón alto, uno tenor y otro barítono”. Esto ofrece muchas posibilidades de timbres, expresión y colorido orquestal, lo que para José Antonio supone una novedad: “Este tipo de plantilla no la había utilizado nunca. Podría pensarse que se pierde la potencia que otorga la sección de viento metal, pero buscábamos una música más contenida para acompañar a la escena teatral y el conjunto de saxofones refuerza muy bien los elementos melódicos”.

Si el texto de Amahl y los visitantes nocturnos lo tiene todo, imaginen lo que le puede aportar este envoltorio musical.

 

Miércoles 21 de diciembre, 20:30 horas. Teatro Romea de Murcia.

Viernes 23 de diciembre, 18:30 horas. Auditorio de Algezares.

Martes 27 de diciembre, 18:30 horas. Auditorio de Guadalupe.

Miércoles 28 de diciembre, 19:30 horas. Auditorio de Cabezo de Torres

Amahl y los visitantes nocturnos. Sixto Herrero (dirección musical) Ricardo Arqueros (dirección escénica).

Entrada 6 euros a beneficio de ACNUR. La organización aclara que entradas del Teatro Romea sólo se pueden conseguir acudiendo a la Oficina de Viajes de El Corte Inglés – Departamento de Congresos de la Plaza Circular nº. 4 de Murcia entre el lunes y miércoles entre las 9 y las 19:30 horas.

 Las entradas de los auditorios municipales se venden en las taquillas de los mismos y en la web http://www.enclavecultura.com/

Más información sobre la génesis y argumento de la obra: http://blogs.laverdad.es/musicainesperada/2015/01/04/los-visitantes-de-la-noche/

Últimos Comentarios

jmbuenoortiz 23-12-2016 | 04:34 en:
Creatividad solidaria
isabelmillandiaz_674 16-01-2016 | 18:17 en:
Cazatalentos
Flugencio 24-07-2015 | 07:21 en:
Melodías escondidas

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Otros Blogs de Autor