La Verdad
img
Categoría: Gente innovadora
El enorme piano de las Administraciones Públicas

En el argot popular, la frase “tener más teclas que un piano” se puede aplicar a asuntos complejos, o a personas suspicaces, de trato difícil y fastidioso. También a máquinas con múltiples resortes y mecanismos sofisticados. En esta categoría se puede incluir a los propios pianos, que para el común de los mortales resultan tan complicados de tocar.

La idea de calificar a las Administraciones Públicas como un enorme piano es fruto de la asociación de ideas que me ha producido el título del interesante documento “Teclas para transformar la Administración Pública española”, de mayo de 2013, coordinado por Manuel Arenilla,  actual Director del INAP (Instituto Nacional de Administración Pública).

En realidad las teclas a las que se alude en el referido documento son las de un ordenador, no las de un piano, pero me ha parecido más gráfico y más sonoro, nunca mejor dicho,  utilizar el símil de este instrumento musical para remarcar la dificultad de abordar los cambios estructurales que necesitan acometer las AAPP para convertirse en organizaciones post-burocráticas, centradas en los ciudadanos.

A continuación paso a resumir las 10 teclas que ha identificado como claves el Grupo de Investigación en Administración Pública (GIAP):

1.   Desafección política: La permanencia en los cargos políticos debe tener una duración razonable. No obtener prebendas a futuro derivadas del ejercicio del poder.

2.   Provisión de bienes y servicios: Mejorar la eficiencia y la calidad de los servicios públicos, trasladando a la Administración las mejores prácticas del sector privado, sin perder la esencia de lo público.
3.   Transparencia y rendición de cuentas: Construcción de una nueva Administración Pública sostenible, eficiente, efectiva y abierta.
4.   Procedimiento administrativo: Introducir mayor agilidad y responsabilidad en los plazos de los trámites burocráticos.
5.   Modelos organizativos: Concepción de los Ministerios como grandes áreas de gestión gubernamental más que como estructura departamental.
6.   Modelo de función pública: Flexibilidad de las plantillas públicas.  Reforma del estatuto de los empleados públicos y  del acceso a la función pública

7.   Evaluación de políticas públicas:  Análisis objetivo de los resultados obtenidos, diseñando un Plan Integrado de Evaluación que coordine los diversos instrumentos existentes: la Intervención General, el Tribunal de Cuentas, la Inspección de los servicios, la ANECA  o la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud.

8.   Nuevas formas de gestión basadas en  las Tecnologías de la Información y las comunicaciones (TIC):

 a.   Transparencia, Gobierno Abierto y Open Data: La publicación de los numerosos datos generados por las AAPP, como los relativos a los resultados de los centros de enseñanza y hospitales o la distribución de los presupuestos es una obligación ineludible de los Gobiernos en aras de la transparencia y de la rendición de cuentas, además de constituir un poderoso mecanismo de mejora interna. Por otra parte, la liberación en formatos reutilizables de los datos públicos (Open Data) puede convertirse en una fuente de riqueza para el sector privado.

b.    Administraciones Públicas sin costuras o interoperables: Las instituciones deben sentirse obligadas a colaborar entre sí para evitarle al ciudadano la complejidad asociada a determinados servicios o trámites que requieren la intervención de diferentes niveles o de varios departamentos de las Administraciones Públicas. La recomendación del GIAP no puede ser más explícita:  “Crear sistemas integrados capaces de intercambiar la información necesaria para ofrecer a los ciudadanos servicios públicos en todo tiempo y lugar independientemente de las administraciones públicas involucradas, los datos requeridos de los ciudadanos o de procedimiento administrativo de manera que los ciudadanos puedan despreocuparse de los niveles competenciales”.

c.   Administraciones Públicas orientadas a la innovación continua: La innovación ha sido siempre uno de los retos centrales para mejorar los servicios públicos o abordar los grandes problemas sociales con creatividad y apertura al conocimiento colectivo.  La sugerencia del GIAP no puede ser más contundente: “La innovación constante ya no será una opción, sino que se convertirá en un imperativo para las organizaciones públicas de cara a su propia supervivencia, así como su contribución a la calidad de vida y el bienestar colectivo. Las administraciones se deben adaptar a entornos cambiantes abriéndose a procesos de innovación constantes, en colaboración cada vez más intensa con la sociedad”

9.   Participación ciudadana

a.  Administraciones Públicas y redes sociales: Se aconseja facilitar la comunicación con los ciudadanos por estos canales de uso cotidiano por parte de éstos.
b. Coproducción de servicios: Involucrar a los ciudadanos en la mejora de los servicios públicos, rediseñándolos desde el punto de vista del usuario, recabando sus opiniones y analizando sus sugerencias.

10. Organización territorial: Fomentar la cooperación entre las distintas Administraciones Públicas, dentro del principio de lealtad institucional. Creación de carteras comunes de servicios

Hasta aquí las teclas teóricas que hay que tocar para que la “música” de la Administración suene, más que como un piano, como una auténtica orquesta a los oídos de los ciudadanos

El tema da mucho de sí, obviamente. En el próximo post abundaré en la figura de un solista de lujo, Manuel Arenilla, en casos prácticos que ilustren estos conceptos teóricos y en la necesidad de aproximarse al concepto de transformación de la Administración con la mirada, entre ingenua y atrevida, del antropólogo que comentaba en mi anterior post, sin apriorismos ni condicionantes ideológicos.

Ver Post >
El “viyadé” innovador

Muchas innovaciones surgen del descubrimiento de aspectos nuevos derivados de observar circunstancias habituales con “otros ojos”, desde otra perspectiva o como consecuencia de analizarlas de forma menos rutinaria.

El término que se utiliza para describir esta sensación de hallazgo es el de vu jàdé (pronúnciese viyadé) como contraposición del concepto de déjà vu, impresión  que experimentamos cuando percibimos como familiar o vagamente conocido un lugar, una persona o una situación que sabemos con certeza que es inédita para nosotros.

La palabreja “viyadé”, que ya conocía, me la he vuelto a encontrar  en un magnífico documento, de autor anónimo, que resume con gran claridad las ideas fundamentales vertidas en una conferencia celebrada en Bilbao por Tom Kelley,  presidente de IDEO, empresa líder en innovación empresarial, a propósito de su libro: las 10 caras del innovador.

Estos roles que desempeñan las personas relacionadas con el proceso innovador adoptan, según Kelley nombres tan sugerentes como los de: antropólogo, experimentador, polinizador, saltador de obstáculos, colaborador, director,  arquitecto de experiencias, diseñador de escenas, cuidador y contador de historias.

La primera de estas “caras”,  la más destacada, junto a la del  experimentador, es la del antropólogo, que es quien aporta al proceso de la innovación el elemento clave de observación del comportamiento humano, la más relacionada con el vu jàdé.

La observación y el análisis profundo de las experiencias cotidianas de usuarios de nuestros productos o servicios, leánse: alumnos, pacientes, clientes o ciudadanos,  y el estudio de las mejores prácticas de cada ámbito de actuación  constituyen, sin duda, un poderoso instrumento de mejora continua y de innovación para profesionales, empresas y Administraciones Públicas.

En mi experiencia como bloguero, con frecuencia me ocurre que abordo la redacción de un post con una idea en la cabeza y tras sucesivas derivaciones colaterales acabo escribiendo sobre otra, o no dedicándole toda la extensión requerida al tema inicialmente pensado.

Y eso me está ocurriendo ahora, que van pasando los párrafos y ya no tengo espacio para ocuparme de la idea original, que era escribir sobre las teclas clave que hay que tocar para transformar las Administraciones Públicas en organizaciones centradas en los ciudadanos, como había prometido en mi entrada anterior.

El concepto de viyadé me surgió tras la revisión de una magnífica conferencia sobre innovación pública, a la que asistí hace unos años, y de la que no asimilé, en ese momento, todo el calado de los mensajes que se deslizaban en ella. Y en particular, los relativos a la importancia de abordar este proceso transformador  con una “mirada fresca”, con los ojos de antropólogo que dice Kelley y con el sano inconformismo que recoge mi admirado y socorrido Amalio Rey en su post “Antropología de la innovación”:

 “La antropología pone en crisis el decorado de las verdades establecidas ya que durante su estancia sobre el terreno el investigador está obligado a dejar atrás la protección que supone el conformismo respecto a un orden concreto”

En la próxima entrada prometo incluir el vídeo de la magistral conferencia citada … y hablaremos del gobierno.

 

 

Ver Post >
“Descentralización no implica descoordinación”

De congreso

La semana pasada tuve ocasión de asistir, en Barcelona,  a la puesta de largo del  I Congreso de Gobierno Digital, organizado la Generalidad de Cataluña, bajo el lema: “Impulsando la transformación de las Administraciones Públicas”. De entre los 9 ejes temáticos que articulaban el congreso me interesaban especialmente los de innovación pública, gobernanza y gestión del cambio, gobierno abierto y el de servicios a empresas.

De entrada diré que el título del simposio lo consideraba un poco anticuado, no así el lema que me pareció actual y atrayente, así como las temáticas a desarrollar. También me sorprendió el excesivo uso del catalán como idioma oficial del congreso, circunstancia de la que no estábamos advertidos los que veníamos de fuera.  Pese a esta incomodidad, la mayoría de las intervenciones en esta lengua, sobre todo las que tenían apoyo escrito, se podían seguir en lo fundamental.

También diré que he sentido sana envidia por la capacidad de organización y de convocatoria (1.300 asistentes) que ha demostrado la Generalitat con la puesta en marcha de esta iniciativa dirigida a motivar, aglutinar, movilizar el talento y fomentar la colaboración entre los empleados públicos de las instituciones catalanas por encima de jerarquías  o de diferencias ideológicas buscando siempre aportar con su trabajo el máximo valor a los ciudadanos.

Las ponencias que más me gustaron fueron las de:

Alberto Ortiz de Zárate, alias ALORZA

 Un clásico imprescindible en estos foros  (aunque discrepo con él en lo de big government ). Sostuvo un diálogo muy interesante sobre la Administración que necesitamos los ciudadanos, con Jordi Graells, ideólogo de innovación pública en Cataluña y uno de los creadores de la XIP (Red de Innovación Pública catalana).

Alorza Incidió de manera especial en la necesidad de establecer una mayor colaboración e interoperabilidad entre las instituciones para optimizar recursos y agilizar los trámites administrativos. “Descentralización no significa descoordinación” es una frase suya que he elegido para titular esta entrada con objeto de remarcar la importancia estratégica de estrechar la cooperación entre las AAPP como eje fundamental de su necesaria  transformación.

Marc Garriga,

También miembro de la XIP, reconocido experto en  OPEN DATA, que disertó sobre “Abriendo datos: compartimos conocimiento, hacemos los gobiernos más transparentes y también generamos negocio”.

No puedo estar más de acuerdo con el amigo Marc aunque añadiría una coletilla relevante: la liberación de datos públicos genera eficiencias en las AAPP como consecuencia de la publicación de resultados de los organismos públicos que permitan a los ciudadanos conocerlos y hacer comparaciones y que faciliten a los gestores la toma de decisiones basadas en las evidencias que aportan el tratamiento de los datos.

Linnar Viik

Gurú estonio que ofreció una lección magistral sobre la relevancia estratégica del uso de las TICs en el desarrollo de las regiones, haciendo especial hincapié en los aspectos educativos. Me hizo evocar momentos intensos vividos en primera persona, durante los cursos 2009-2012,  con la puesta en marcha del  proyecto COMPAH (Compromiso de los padres para mejorar el rendimiento escolar de sus hijos), inspirado en una idea del Gobierno británico: Do parents know they matter?).

También incidió Linnar en que los Gobiernos deben predicar con el ejemplo: no se puede fomentar la innovación sin ser innovador. Ya que estoy hoy en plan inmodesto, voy a completar mi pecado, sin que sirva de precedente, remitiendo al lector al post “Consejos vendo y para mí no tengo”.

La presentación completa de Linnar, de apenas 45 minutos, en el inglés entendible de los que lo usamos, con dificultad, como segunda lengua es amena y merece la pena ser vista por la calidad divulgativa de la exposición  y por la fuerza expresiva del  ponente.

La semana próxima hablaremos de las teclas que hay que tocar para transformar el enorme piano que configuran las Administraciones Públicas.

Ver Post >
Cómo ser más innovador en 2015

“No os quedéis estancados. Todo, absolutamente todo, se puede mejorar. Nadie sabe en qué dirección, o en qué sentido, pero si continuas quejándote y conformándote, te será muy difícil ser innovador o creativo”. – Guy Kawasaki

 Estas fechas suelen ser propicias para recapitular actuaciones del ejercicio anterior y para formular buenos propósitos para el año entrante, tanto desde el punto de vista personal como profesional, dos facetas, por otra parte, relacionadas entre sí.

 Recapitulación revisada  (2013)

 Comencé a escribir este blog en julio de 2013. A finales de ese año publiqué un pequeño resumen de los 19 primeros posts de esta bitácora personal cuyo objetivo fundamental es: “convertirse en un modesto faro que ilumine el camino hacia la innovación a PYMES y Administraciones Públicas, los dos ámbitos, en teoría, más reacios a entender el cambio como una rutina que deben incorporar en su ADN”.

Durante el año 2013 hice especial hincapié en la importancia del cambio de la cultura organizativa que precisan las empresas para liberar el talento de sus empleados, como elemento diferenciador de la competencia; del enfoque en el cliente (o ciudadano en el caso de las instituciones) y de que existen metodologías, como el Design Thinking y consultores especializados para ayudar a las organizaciones en este camino hacia la innovación, poniendo a las personas en el centro del proceso.

Que este proceso no es caro lo muestran los numerosos ejemplos de pequeños negocios innovadores que he ido recogiendo en el blog.

 Resumen 2014

A lo largo de 2014 he publicado 25 entradas que  han incidido especialmente en aspectos como los siguientes:

  • Impresión 3D: Tildaba de “varita mágica a la impresión/fabricación 3D, por las posibilidades que abre el hecho de poder fabricar casi cualquier objeto imaginable en el propio hogar. Ahora ya se habla de la impresión 4D, dada la aparición de materiales sensibles al entorno como “tinta” de las impresoras 3D.
  • Innovación Pública: He dedicado varias entradas a la necesidad de que las AAPP se conviertan en organizaciones innovadoras: abiertas,  legibles, empáticas, centradas en el ciudadano, y no en sus rígidos esquemas y procedimientos internos.  Para ello se necesitan buenas dosis de liderazgo político, movilización y motivación del talento de los empleados públicos y voluntad de colaboración entre las distintas instituciones.
  • OPEN DATA/BIG DATA: Los datos generados por los ciudadanos son de los ciudadanos. Liberar los datos públicos, en un contexto de Gobierno Abierto (transparente, participativo y colaborativo)  es una fuente de eficiencia interna y de creación de empleo. La sostenibilidad de la Sanidad está muy relacionada con estos conceptos  y con el de salud ubicua. El análisis de los datos provenientes de los sensores electrónicos (concepto de Smart city) dotará a las ciudades de mayor inteligencia para ser gestionadas de forma sostenible y, por ende, de una mayor atractividad.y riqueza. No dejéis de leer este interesante artículo de Borja Adsuara: La boda entre el Big Data y el Open Data.
  • Economía azul: Los procesos naturales y el respeto a la naturaleza como fuente de inspiración para hacer negocios rentables pero sostenibles desde el punto de vista medioambiental. La basura como materia prima.
  • Efecto Médici: La vida es multidisciplinar. La convergencia de conocimientos y especialidades diferentes permite establecer sinergias de gran poder creativo.
  • Meteduras de pata: Los fracasos y errores son parte inherente al proceso innovador (En este enlace podéis ver algunos ejemplos curiosos).

 Propósitos 2015

 Para finalizar este primer post del año 2015, os quiero trasladar mis mejores deseos de felicidad personal, prosperidad empresarial, mejora de la creatividad y del talante innovador , sin olvidar la pasión por el trabajo, y por supuesto,  el sentido del humor: “No te tomes la vida tan en serio,… no vas a salir vivo de ella”.

He seleccionado tres enlaces interesantes que pueden ayudarnos a todos  a conseguir, o por lo menos, a identificar, algunos objetivos relacionados con estos deseos que expresaba en el párrafo anterior.

  1. Organízate ya (Maca Hernández, experta en desarrollo personal)
  2. Cambia tu forma de pensar (Javier Megías, premio al mejor blog de negocios 2011)
  3. Los 10 propósitos del año nuevo del emprendedor (revista Soy Entrepreneur)

 

 

(Imagen de http://www.seocoaching.es/infografia/29-maneras-para-ser-creativo/ )

 

Ver Post >
¡La basura es bella!

Moda ecológica

Siempre había pensado que la conocida frase: “La arruga es bella” había sido acuñada como reclamo comercial por alguna marca de cosméticos. Ignoraba que se refería a la ropa y que su autor no era otro que el diseñador y empresario del mundo  de la moda, Adolfo Domínguez, poco partidario de la plancha, al parecer.

En su Manifiesto Ecológico aboga por el uso de materiales sostenibles en las prendas de vestir, como el lino, la alpaca o el poliéster y no de otros, como el algodón, que necesita grandes extensiones de terreno para su cultivo, además de mucha agua y de requerir el uso intensivo de pesticidas.

Claro que una cosa es elogiar la ropa arrugada y otra los residuos …

¿Puede ser “bella” la basura?

La triple R no es una vacuna infantil  ni una forma de designar a la delantera de un equipo de fútbol, sino que responde a las iniciales de las palabras reducir, reutilizar y reciclar que constituyen la esencia de la gestión ecológica de los residuos.

Últimamente se ha acuñado el término “supra-reciclaje” (upcycling) para designar al proceso de creación de nuevos productos cuyo valor puede llegar a superar al de los originales cuyos residuos se reciclan.

Una compañía verde,  ejemplar en esta materia,  es Terracycle que preconiza eliminar la idea de basura (¡dale otra vida a tu basura¡) animando que se le envíen desechos para su supra-reciclado, abonando a escuelas y organizaciones sin ánimo de lucro una cantidad en pago por  los residuos  que reciben como materia prima.

Hoy me pongo un impermeable de café ….

Por increíble que parezca, de los posos del café se pueden hacer prendas de vestir que repelen el agua, no toman olores ambientales, son flexibles y transpirables. Una empresa española, ECOALF es especialista en el reciclado del café así como en el de  neumáticos y de botellas de plástico.

Y unos zapatos de gusano de seda

El 30% de las personas padece “pie de atleta” . El capullo de los gusanos de seda es bactericida y fungicida, ideal para fabricar  suelas de zapatos deportivos. Como dice Gunter Pauli :Mi objetivo es hacer zapatos más sostenibles. Y serán de suelas hechas de la basura”

Las cebras y las termitas nos refrescan la mente

Las cebras  son la maravilla del aire acondicionado, debido a su original diseño a rayas. “Expertas” en control de temperatura, generan una corriente de aire continua sobre la piel que impide, además,  que les piquen los mosquitos. Las termitas  se apoyan en las leyes de la física para regular la circulación del aire, la temperatura y la humedad de sus nidos sin necesitar aportes de energía externa.

Estos ejemplos, extraídos de la observación de la naturaleza, son fuente de innovación en áreas de tanto impacto económico como la climatización y la promoción inmobiliaria, como pone de manifiesto Pauli en este interesante artículo.

Energía natural

El proyecto Gorona del Viento ha hecho posible que la isla de El Hierro, que importaba 8M€ al año en petróleo,  sea ahora autosuficiente desde el punto de vista energético, aprovechando su mejor recurso natural, el viento.

Desde hace algún tiempo, Pauli está trabajando con los Gobiernos de Alemania y Japón para eliminar las nucleares, apoyándose en las energía solar y eólica, “con lo que ambos países tienen a mano y gastando menos”.

De los drones biodegradables hablaremos otro día ….

 

Ver Post >
“Necesitamos a muchos Patricios …”

No voy a hablar de romanos. Estas del título  fueron  palabras, dirigidas al director general de Estrella de Levante, Patricio Valverde,  que pronunció el Consejero de Agricultura de la Comunidad de Murcia, Antonio Cerdá en el acto de inauguración de la planta de biogás inaugurada hace unos días, del que nos hacíamos eco en el post anterior.

Quería resaltar el Consejero, de esta forma tan coloquial y cercana, la importancia que tienen en el desarrollo de las regiones las personas que, como Patricio, son capaces de concebir una idea innovadora y de “ponerle ruedas”, es decir, convertirla en realidad.

La idea de obtener biogás a partir de desechos generados en la fabricación de cerveza encaja dentro del paradigma de la llamada economía azul que se basa en entender los residuos como recurso, innovando en la concepción de soluciones inspiradas en los diseños de la Naturaleza y haciéndolas económicamente viables, asequibles y saludables. Su lema es trasplantar la lógica de los ecosistemas naturales al mundo empresarial.

Gunter Pauli es el gurú iconoclasta que está detrás de este movimiento que posee sólidas bases científicas y que hunde sus raíces en la permacultura (agricultura permanente) y la sostenibilidad, pero que critica a la llamada economía verde o ecológica, porque dice que el usuario no  puede pagar más por productos que “salven” el planeta ni los accionistas ganar menos por ese motivo.

Esta aparente contradicción la supera matizando que “todas las empresas tienen que ser ecológicas, pero a precios asequibles para el usuario final. No pueden ser elitistas. Y esto se consigue con innovación”

La base de la filosofía de la economía azul se gestó durante los 3 años que Gunter Pauli se encerró con un grupo multidisciplinar de 80 científicos. Actualmente, la red ZERI que creó, con el apoyo del Gobierno japonés, aglutina a más de 3.000 personas creativas de todo el mundo. Recordemos el efecto Médici. 

Este economista belga, casado con una colombiana, que habla 7 idiomas y que vive a caballo entre Sudáfrica y Japón, tiene una personalidad arrolladora, que no deja indiferente a nadie. Es un gran orador, que hizo sus pinitos en política, como independiente, en el Parlamento europeo.

En este enlace se  puede apreciar sus cualidades oratorias en un discurso pronunciado en Colombia  (dura 75 minutos pero es ameno).  Adicionalmente, o si disponéis de sólo 7 minutos, para entender que es la economía azul recomiendo ver esta magnífica presentación, en formato videoscribing.

Retomando la necesidad del mundo actual de “fabricar” centenares de Patricios, como decía el Consejero Cerdá, Pauli hace mucho hincapié en trabajar, desde la infancia,  la creatividad,  la comprensión de la ciencia y el amor por la naturaleza,  hasta el punto de que ha creado una interesante colección de  fábulas educativas destinadas a niños, profesores y padres, con objeto de “inspirar a una nueva generación”.

Cada innovación tiene su fábula asociada. El Gobierno chino las utiliza en los colegios. En España, el  Gobierno Balear ha desarrollado la iniciativa: “Las fábulas de Gunter Pauli en la escuela, un mundo maravilloso”. Hay títulos tan sugerentes como “Jabón de naranjas”, “El hongo sabiondo”, “El árbol más fuerte” o “Manzanas voladoras”. Están disponibles en inglés y castellano y en versión infográfica. Merece la pena verlos.

En el próximo y último post de esta serie sobre la economía azul incidiremos sobre algunas aplicaciones prácticas interesantes.

 

Ver Post >
Sobre el autor Juan José Ríos
Si tuviera que definirme en pocas palabras diría que me considero catalizador, promotor de cambios. Dentro de un espíritu inquieto y de sana rebeldía, me gusta definir las actuaciones dentro de un marco que las dote de coherencia. Me importa mucho el entendimiento personal. Mi mundo, hasta los 26 años, se ceñía exclusivamente al ámbito educativo. Estudié Matemáticas y la salida inmediata era la enseñanza. Nunca pensé que podría dedicarme a algo diferente. Me tocó vivir la eclosión de los ordenadores personales de la década de los 80. Empezaron a dotarse los centros educativos de PC ́s. Fui uno de los profesores de Informática de este primera ola. En esta época, junto a un amigo, adquirí mi primer ordenador personal (carísimo) para uso empresarial. Empecé a conocer el mundo de la empresa. En la década de los 90, me cautivó el Informe Bangemann, como marco inspirador de la Sociedad de la Información. De la mano de Juan Bernal, Consejero de Economía y Hacienda, fui Director General de Informática de la Comunidad de Murcia. Fue una etapa apasionante y creativa donde abordamos proyectos como la Red Corporativa de Banda Ancha, la adaptación al euro y el año 2000, la implantación de SAP o la realización de uno de los primeros proyectos de ciudad digital de nuestro país (Ciezanet). Compaginé, durante muchos años, la docencia con el desempeño de puestos de responsabilidad en empresas regionales del sector TIC. En 2009, como profesor, puse en marcha un proyecto innovador cuyo objetivo fundamental era comprometer a los padres en la mejora del rendimiento educativo de sus hijos (proyecto COMPAH). Empecé a familiarizarme con el mundo 2.0 y a emplear estos recursos en mis clases. Como admirador de Morris Kline, soy un amante de las aplicaciones de las Matemáticas al mundo real como elemento motivador de su estudio por parte de los alumnos. Mi primer contacto con las metodologías de la innovación (Design Thinking) se produjo en 2010, de la mano de un consultor, Xavi Camps, que me hizo ver que la creatividad y la innovación son la base de la prosperidad de las organizaciones y que estos atributos se pueden entrenar y perfeccionar. Desde entonces, soy un apasionado de la innovación como concepto transversal. Creo profundamente en la innovación pública. Las instituciones no pueden seguir funcionando casi como en el siglo XIX. Deben transformarse, en el contexto del paradigma de Gobierno Abierto, para convertirse en organizaciones centradas en los ciudadanos, transparentes, sostenibles, eficientes, ligeras y facilitadoras de la actividad empresarial y de la creación de empleo de la mano de iniciativas como el Open Data. Como ciudadano me preocupa especialmente la sostenibilidad de la sanidad pública, y de las pensiones, ahora que voy viendo cada vez más de cerca la edad de la jubilación. No sé contar chistes pero me divierte el humor surrealista y los juegos de palabras, que a menudo sufren familiares y amigos. He trabajado como asesor de innovación en la CARM (2012-2016). Actualmente he vuelto a mis clases en el IES Alfonso X El Sabio y participo en un proyecto empresarial.

Últimos Comentarios

JuanjoRios 31-01-2017 | 18:26 en:
La 35ª prioridad
The Truth 18-01-2017 | 19:47 en:
La 35ª prioridad

Etiquetas

Otros Blogs de Autor