Blogs

F.B.M.R.M.

Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia

José Vélez García

Presentamos en este artículo a un destacado músico de nuestra Región. Se trata de José Vélez García, músico conocido en nuestra Región por estar ligado al mundo de las bandas de música, tanto en el territorio de la dirección, como en el de la composición, pero sobre todo por este último. Además, su elaborada música es conocida e interpretada en toda la geografía española por numerosas agrupaciones, de la que más tarde pasaremos a hablar, después de conocer algunos datos biográficos.

Nació en la localidad de Calasparra en el año 1959 y, con sólo 22 años, se puso al frente de la Banda de Música de su ciudad natal dirigiéndola hasta el año 2003, tras haber realizado una gran cantidad de conciertos con la misma. A la par de su labor como director musical en la banda, fue director de la Escuela Municipal de Música de Calasparra. Pero esto no es todo, pues a la vez también dirigía la banda de Cehegín. Más tarde y hasta 2013, pasó a encargarse de la dirección de la Agrupación Musical Santa Cecilia de la localidad murciana de Abarán, a la que elevó a un gran nivel musical. La banda de Pliego, por su parte, también tuvo el placer de tenerlo como director durante un tiempo. Por todo ello, podemos sacar una conclusión muy esclarecida: su vida ha girado siempre en torno a la dirección de las bandas murcianas y a la formación de sus músicos integrantes. Según nos apunta el propio José Vélez, ha estado durante 32 años nada más y nada menos al frente de las bandas de música murcianas.

Pero como decíamos, como compositor Vélez ha triunfado. Es autor de obras para banda de música, entre las que destacan: Minerva, una de sus primeras obras de una duración no muy extensa pero muy emotiva, pues está dedicada a sus padres; Vida en Solitario, dedicada a Francisco Galindo, un admirado y querido profesor del autor que era soltero (lo cual explica lo de ‘solitario’), o Fantasía Cordial, dedicada a un amigo muy importante para Vélez. Cabe destacar que esta última fue la obra obligada en el Certamen Nacional de Bandas de Murcia en dos ocasiones: en el año 2001 en la segunda sección y en 2013 en la tercera.

Pero, tal y como él mismo afirma, las marchas de procesión son el estilo que más alegrías le han dado y le continúan dando hoy día pues se interpretan más frecuentemente. Las conocidísimas marchas El Evangelista y Jerusalem son suyas. También La Caída y Mesopotamia.

El Evangelista, su primera marcha de procesión (1991), está situada desde hace unos años ya en el repertorio procesional de prácticamente todas las bandas españolas, al igual que todas sus demás marchas. Se caracteriza por ser elegante, llena de matices y con mucha riqueza armónica. José Vélez la dedicó a la Cofradía de San Juan y La Dolorosa de Calasparra, la cual quiso que fuera su himno oficial, a lo que Vélez accedió gustosamente.

La Banda de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla grabó dicha marcha en su primer disco de marchas procesionales “Consummatum est”. Dicha grabación, escuchada por el propio Vélez, es calificada por él como “excepcional. Una de las mejores que he escuchado. Es impresionante la calidad en el crescendo de los metales. Todavía escucho esta versión en numerosas ocasiones porque me encanta su interpretación.”

Por otro lado, Jerusalem (1999), si cabe, es todavía más célebre que la anterior. José Vélez aclara que, al contrario de lo que se piensa popularmente, esta marcha no está dedicada al Domingo de Ramos de Calasparra, su ciudad, sino al público en general y a todo el que le guste dicha marcha. Es de carácter espectacular, muy emotiva y posee grandes recursos compositivos que sorprenden al oyente. Es diferente e innovadora frente a las marchas procesionales andaluzas a las que estamos acostumbrados, por eso precisamente es única y de una calidad inaudita. A pesar de ello, de tener un estilo diferente a las marchas andaluzas, hay constancia de que ha sido interpretada por numerosas bandas de música en Andalucía, en toda la geografía española y, además, en otros países como en México, concretamente en la ciudad de Guadalajara.

La Caída (2010), por su parte, es una composición dedicada a los conocidos popularmente como “Los dormis”, quienes conforman la Cofradía de la Oración del Huerto y el Santo Sepulcro de Cieza. Musicalmente es otra delicia. Su título queda justificado en los últimos compases de la marcha, donde se refleja a través de la música una de las caídas de Jesucristo en el momento que portaba la Cruz.

Mesopotamia (2014), por último, es la más reciente de sus marchas de procesión. En esta ocasión está dedicada a la Hermandad del Resucitado de Cuenca, pero fue estrenada en Baeza por la Banda Sinfónica de dicha ciudad. Posteriormente, una semana después, fue la banda de Música de Cuenca la que tuvo el placer de interpretarla en la Iglesia de San Esteban de la ciudad de Cuenca.

Cabe destacar en referencia a sus composiciones que también ha compuesto pasodobles, entre los que destacan el pasodoble festero Los estudiantes, y Constancia, compuesto para la Banda de Sorbas. Una mención especial merece el pasodoble Fidelidad. Con este pasodoble ganó el 2º Premio Nacional de Composición en el año 1993. Como anécdota de este concurso el maestro Vélez cuenta que el jurado no se ponía de acuerdo y no sabía si dar el primer premio a José Vélez o a la obra que finalmente quedó en primer puesto. Por esta razón, tuvieron que votar otra vez y finalmente Vélez fue galardonado con el 2º Premio, del que está tremendamente orgulloso y contento sin duda alguna.

Además de dedicar gran parte de su tiempo a la composición, también ha estado impartiendo clases en la academia de música de Puente Tocinos como profesor de solfeo. Actualmente, se dedica plenamente a la composición y a dirigir las bandas que le invitan a dirigir, que son, por cierto, muy numerosas. Ya ha tenido el honor de ser director invitado de las bandas de Soria, Granada, Tobarra, Cieza o Sevilla, entre otras.

José Vélez es una de las figuras más representativas del mundo de la música que la Región de Murcia posee y todo un ejemplo a seguir.

Gracias al maestro, por su gustosa colaboración para la elaboración del presente artículo.

José Luis Palao Azorín,
profesor de Percusión y Lenguas Clásicas.

Temas

Blog oficial de la F.B.M.R.M.

Sobre el autor

Nuestras Escuelas y Bandas de Música tienen mucho que decir


mayo 2019
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031